Análisis Xbox One X

Análisis Xbox One X
 

Xbox One X se pondrá a la venta a partir del próximo 7 de noviembre. Desde ese mismo instante el mercado verá nacer la que será catalogada hasta próximo aviso como la consola más potente del mercado. Nosotros hemos tenido acceso a ella para testear sus bondades durante algunas semanas y procederemos a contarte nuestras vivencias con la consola de Microsoft.

Aunque todos conoceréis ya de la especial potencia de Xbox One X, sería imposible realizar este artículo sin volver a citar lo que supone su gran diferencia respecto a la competencia, sus prestaciones. A continuación os dejamos una tabla donde podéis ver de un vistazo rápido el interior de la consola:

PS4 Xbox One S PS4 Pro Xbox One X
CPU 8 núcleos (1,6 GHz) 8 núcleos (1,75 GHz) 8 núcleos (2,1 GHz) 8 núcleos (2,3 GHz)
GPU 1,8 TFLOPS (800MHz) 1,4 TFLOPS (914MHz) 4,2 TFLOPS (911MHz) 6 TFLOPS (1172MHz)
Memoria 8GB (5GB para juegos) 8GB + 32MB (5GB para juegos) 8GB + 1GB (5,5GB para juegos) 12GB (9GB para juegos)
Formato multimedia Blu-ray 4K UHD Blu-ray Blu-ray 4K UHD Blu-ray

 

Aunque viendo la tabla que precede estas líneas uno es capaz de darse cuenta que la consola de Microsoft tiene una potencia extraordinaria, es necesaria una traducción real de cara al usuario. Hay tres cosas importantes en las que detenernos antes de exponer nuestras sensaciones de juego con la máquina, y que pueden ser importantes para muchos usuarios:

 

  • Aumento en un 50% en la velocidad del disco duro: Aunque es una característica de la que poco se habla, lo cierto es que a pesar de que no contamos con un disco SSD, el componente montado por la compañía es un 50% más rápido que el de anteriores versiones de la consola. Esto provoca que la carga de aplicaciones y juegos sea mucho más rápida, ganando una agilidad considerable.
  • La consola más silenciosa del mercado: Ya nos avisó Microsoft, Xbox One X iba a ser una consola muy silenciosa. En este sentido hemos quedado sorprendidos, pues la consola no hace apenas ruido ni cuando le exigimos la máxima potencia en ejecución de juegos a 4K. Más que silenciosa, podríamos decir que la consola no hace prácticamente ningún ruido.
  • Tarjeta de red inalámbrica de gran calidad. Aunque siempre es recomendable conectar la consola a la red a través de un cable de red, lo cierto es que Microsoft ha montado en Xbox One una antena wifi de gran calidad y que permite obtener un rendimiento máximo de nuestra conexión. A una distancia en la que Nintendo Switch tiene problemas de dificultad, PlayStation 4 descarga a una velocidad lenta-media, Xbox One X descarga al 100% de la capacidad de red contratada.

¿Qué tal ha sido la experiencia con el juego? Quizás lo que más os importe a todos los que estáis leyendo este artículo, son las posibilidades de la máquina de cara al juego. Hemos disfrutado de la consola en todo tipo de resoluciones y estas son nuestras conclusiones principales. El juego en 4K es efectivo, Xbox One X es como dice la compañía, una consola premium. Aquellos que dispongan de un monitor o televisor 4K van a encontrar en esta consola su mejor aliado. El listado de juegos que hemos probado bajo esta resolución no ha sido escaso y títulos como Forza 7, Sombras de Guerra, Assassin’s Creed Origins o Gears of Wars 4, nos han mostrado su mejor cara con el 4K y el HDR.

Como ya hemos visto en las comparativas más recientes, Xbox One X obtiene una mayor resolución en la mayoría de títulos que comparte con PS4 Pro. Aunque en algunos de ellos no se alcanza la mencionada resolución de forma nativa, la consola la adapta para ofrecer el mejor acabado. Además de esta mayor resolución, Xbox One X también consigue sacar un mejor acabado gráfico con procesos de antialising de alta calidad, mejores texturas y entornos más llenos de detalles. Xbox One X nace para ser explotada en una televisión 4K.

En este sentido el punto negativo llegue quizás para usuarios que solo van a poder ejecutar la consola a través de un dispositivo que funcione a 1080p. Aunque bien es cierto que no se necesita una TV en 4K para el disfrute completo, lo cierto es que la mejora visual que consigue imprimir la consola en los televisores de menor resolución es real pero quizás insuficiente para aquellos que ya disfrutan de Xbox One o Xbox One S. Los juegos se procesan en 4K en la consola y se les aplica la técnica del supersampling, lo que convierte la imagen a 1080p pero que da como resultado una mejora gráfica considerable. Tras varias pruebas entre Xbox One S y Xbox One X hemos visto como esta última exprime algo mejor la resolución 1080p, y aunque con la mejora de disco duro añadida que permite que los juegos carguen más rápidamente, no sabemos si esto será suficiente para que muchos usuarios den el salto. En contraposición si parece un producto más que interesante para aquellos que tengan el placer de disfrutar de una TVs con soporte 4K y HDR, el cambio es más que real.

Pero atención. A diferencia de PS4 Pro, donde solo se permite que la consola adapte los juegos a 1080p o a 4K, dejando por enmedio gran cantidad de resoluciones sin explorar. En Xbox One X tenemos la opción de explotar la resolución 1440p. Muchos monitores con altas tasas de refresco alcanzan esta resolución, y Microsoft ha querido adaptarse para poder ofrecer algo intermedio que salte las largas distancias existentes entre las dos resoluciones. Desde esta posición podemos obtener una imagen muy cercana a los 4K (2160p), pues como ya comentamos antes, muchos juegos no funcionan a 4K nativos, rondando una resolución entre los 1440 y los 1600, 1800p que estirados nos muestran una imagen 4K. Esto nos permite también ver a Xbox One como una opción muy interesante para aquellos que dispongan de este tipo de monitores.

Positivo
  • Consola compacta, rígida y de buenos materiales.
  • La máquina más potente del mercado.
  • Un producto premium pensado para usuarios que quieran dar el salto al 4K.
  • Posibilidad de explotar la resolución 1440p.
  • Carga de juegos más rápida con su nuevo disco duro.
  • Increíblemente silenciosa.
  • Sistema wifi de alta velocidad.
  • Velocidad de descarga de juegos y aplicaciones más rápida.
Negativo
  • Las mejoras en 1080p pueden ser insuficientes para algunos usuarios.


Contenido relacionado