Proyecto Afraid ayudará real y económicamente a distintas ONGs

Tus acciones en el mundo virtual se convierten reales en África

Proyecto Afraid ayudará real y económicamente a distintas ONGs
 

Seamos sinceros, desde el momento en que Francisco Téllez de Meneses anunció Proyecto Afraid, su “concepto experimental único” en el mundo de los videojuegos y nos presentó a Jesse Fox, uno de sus protagonistas, pensábamos que su nuevo juego estaría relacionado con bandas y mafia. Estábamos impacientes por saber cómo era posible que lo que hiciéramos en el juego se volviera real. Afortunadamente, ¡cómo nos había engañado!, porque realmente su nuevo título está totalmente relacionado con la ayuda benéfica.

Hoy, ha dado comienzo su campaña de financiación en KickStarter y gracias a ella, hemos podido saber realmente qué es Proyecto Afraid. Su nombre verdadero proviene de la contracción del nombre que tendrá el juego, AFRICAN AID (AFR-AID), y se trata de un simulador de ONGs que trabajan en África. Cuanto más avances en el juego, más dinero que has pagado por él será donado a esas ONGs que hacen las mismas acciones en el mundo real. Y ahí reside la verdadera base del juego, que lo que juegues se convierta en algo tangible.

Aunque puede parecer en un primer momento que se va a tratar de algún tipo de plataforma de gestión de recursos sumamente aburrida, lo cierto es que “la finalidad de African Aid es divertir, como hacen los demás juegos“. Lo único que lo hará distinto es que el título ayudará a terceras personas y, al mismo tiempo, el jugador aprenderá cosas sobre el continente africano.

Su desarrollador quiere dejar bien claro que aunque ha estado años en contacto con distintas ONGs para saber cómo funcionan, Proyecto Afraid (o African Aid) es totalmente independiente, no ha sido encargado por ninguna en particular y asistirá a varias de estas organizaciones.

En African Aid habrá dos modos de juego totalmente dispares entre sí y no será necesario jugar a ambos para conseguir los objetivos. Por un lado existe el Modo Sarah, donde desempeñarás el papel de jefe de operaciones y tendrás que gestionar eficientemente los recursos que tengas a tu disposición (vehículos, gente y objetos). Incluso se podrán mejorar las habilidades del grupo de personas que estén bajo nuestro mando. Por otro, el Modo Jesse, que es una especie de modo contrarreloj donde habrá que conducir un todoterreno y llevar la carga que se nos haya encomendado en un tiempo limitado y sin destrozarla. Esta opción tendrá a su vez distintos modos:

  • Modo normal.- para caminos comunes con cargas normales
  • Modo emergencia.- que será más agresivo y con aceleraciones más rápidas pero consumiendo más combustible
  • Modo ahorro.- para cuando vayas flojo de gasolina (y otras que se le vayan ocurriendo al creador)

Una vez que African Aid esté completamente terminado, se publicará una demo en Steam para que todo aquel que quiera pueda probarla. Si la prueba os gusta, podréis optar por convertir la demo en juego completo pagando 10€. De ese dinero, 3€ se quedarán en Steam y 2€ se tendrán que utilizar para pagar distintos impuestos. Los 5€ restantes serán divididos en diez partes iguales creando los llamados “Créditos Africanos” (0’5€). Cada uno de estos créditos será asignado a cada nivel/misión del juego.

Cuando un usuario acabe una misión, el título lo comunicará a un servidor y ese Crédito Africano asignado será donado a una ONG que hace la misma labor que se realizó durante ese nivel. Afraid tiene un total de 10 misiones, por lo que para donar todo el dinero hay que finalizar el juego al completo. Además, estos Créditos Africanos tienen una fecha de caducidad de un año, que empezará a contar desde el momento en que se paguen esos 10€, así que, una vez el tiempo expire, los Créditos Africanos que queden desaparecerán. El jugador podrá continuar jugando normalmente, pero no habrá más donaciones.

Por último, es importante explicar que los usuarios podrá jugar al juego tantas veces como lo deseen, pero en cuanto se realice una misión por primera vez, ese dinero será donado. Da igual si se ha jugado en el modo Jesse o Sarah; el dinero no es ilimitado y solo se realizará la donación una vez por nivel.

Desgraciadamente, la idea original de Francisco Téllez de Meneses era que parte del dinero que aportasen los mecenas se utilizara también para donar, pero KickStarter prohíbe en sus políticas realizar donaciones con lo financiado: el dinero que se entrega mediante la campaña de crowdfunding se usará exclusivamente para crear el juego. No obstante, una vez se lance la demo de Steam, los mecenas que accedan a ella podrán gastarse 10€ en una compra integrada para seguir la regla anteriormente explicada. Si no quieren volver a pasar por caja podrán disfrutar igualmente de la Versión Extendida Especial Completa (que incluirá mucho contenido extra) pero sin realizar donaciones reales.

Si queréis apoyar la creación de African Aid, no dudéis en entrar aquí. Como en toda campaña hay varias recompensas dependiendo del dinero aportado. ¿Qué mejor que ayudar a crear un nuevo e ilusionante juego y, al mismo tiempo, ayudar a que la vida de otras personas mejore?


Contenido relacionado