Super Campeones

Super Campeones 2018

Benji y el New Team se preparan para su duelo en Super Campeones

El siguiente episodio promete grandes emociones

Super Campeones
 
 

Durante el último episodio observamos cómo el New Team se distuaba ante las plenas órdenes de Roberto. ¿El gran objetivo en mente? Lograr la victoria frente al temible San Francis durante la celebración del campeonato intercolegial. No obstante, el New Team no será el único equipo que dará su todo, pues Benji se ha visto trabajando en una dura sesión de entrenamiento individual desde su primera derrota contra Oliver. Todo esto y más, como la primera aparición de Tom Baker, en este nuevo episodio de “Super Campeones 2018”.

Justo al comienzo del episodio, observamos a un seguido de personajes completamente desconocidos hasta la fecha. Entre ellos destaca la presencia de uno que aparentemente cuenta con un gran nivel futbolístico, prueba de ello es la tristeza que sienten el resto de sus compañeros cuando entienden que debe marchar justo antes del torneo intercolegial. El nombre de esta joven promesa no es otro que Tom Baker, quien se ha visto obligado a cambiar en más de 30 ocasiones de colegio debido al trabajo de su padre como pintor. Su nuevo destino apunta a ser uno que dará mucho que hablar.

Una vez ya en la acción en central, nos encontramos con Oliver y Roberto en plena sesión de entrenamiento matutina. Recordamos que Roberto se ofreció a enseñarle todos los secretos del fútbol brasileño, e intentar robar el balón al que fuera el delantero estrella de la selección absoluta parece ser la primera de muchas pruebas. Es fácilmente apreciable que Roberto disfruta de forma muy notoria estos momentos, y así se lo transmite a la madre de Oliver. Compartir sus conocimientos con el hijo del Capitán Atom le permite volver a revivir la gran pasión que por culpa de sus problemas de visión se ve obligado a abandonar.

A continuación observamos a los distintos compañeros en el New Team de Oliver. Parte del entrenamiento de estos consistía en, de igual manera que su jugador estrella, verse acompañados a todo lugar por un balón. La intención principal de ello reside en comprender cómo funciona el balón y, en definitiva, hacerse amigo del mismo. No obstante, dados los diferentes obstáculos que se alzan ante ellos, como peatones, cuestas o incluso parques infantiles repletos de ‘atracciones’, dicho desafío está siendo mucho más duro de lo que posiblemente pudieron anticipar en una primera instancia.

Una vez todos reunidos en el colegio, se descubre que el San Francis cuenta en ese mismo día con un partido de entrenamiento. La totalidad del New Team concuerda en que esta es una ocasión magnífica para observar a sus oponentes antes de un partido que podría cambiar muchas cosas para el equipo de fútbol. De esta forma, acceden todos a reunirse una vez finalizadas las clases.




Al llegar al campo del San Francis, el cual indudablemente presenta unas condiciones superiores a aquello con lo que cuentan en el New Team, se encuentran con un espectáculo que verdaderamente no esperaban. Pese a la ausencia de un Benji Price que descubrimos está entrenando en solitario día y noche, el San Francis no tiene problemas en dominar a sus rivales con un 4-0 durante la primera mitad. El poder del club va mucho más allá de su portero, y el conocido como “Cuarteto de San Francis“, con sus piezas clave en defensa, centro del campo y delantera, logran dar vida a un equipo que posee un poderío mucho mayor del que parece hallarse en el New Team.

Tras una fácil victoria del San Francis, observamos el entrenamiento secreto al que Benji ha accedido. En este, dos jugadores de secundaria (recordemos mayores en edad y grado que él) disparan a puerta de forma continuada. Benji, como portero, debe lograr blocar los tiros de ambos con los mejores tiempo de reacción posibles, y su entrenador personal no duda en aplicar la dureza que sea necesaria por tal de conseguir cumplir con el objetivo prioritario de la práctica.

La victoria del San Francis así como el entusiasmo de Oliver tiene un impacto directo en los ánimos del New Team, y el resto de compañeros de la promesa japonesa se suman al entrenamiento matutino de Roberto. Así pues, hasta el día dle campeonato intercolegial, la exestrella de la selección brasileña se dedica en cuerpo y alma a limar los principales defectos de los jugadores de su equipo, que no resultan ser pocos. No obstante, con paciencia y dedicación todos y cada uno de ellos logran mejorar en aquel factor que mostraban mayor debilidad, sumando así confianza para el tan esperado enfrentamiento.

Una de las últimas sesiones de entrenamiento va dedicada hacia un ejercicio especial para Oliver. En este, el jugador estrella del equipo toma el rol de portero, con Roberto como rematador a puerta. En un comienzo, las caras de sorpresa ante esta decisión son más que obvias, pues se desconoce la motivación tras pretender a Oliver como el que debe detener los balones, en lugar de anotarlos. Sin embargo, durante uno de los tiros de Roberto la razón alcanza a Oliver: ciertos disparos son más complejos de detener para un portero, y de esta forma le será más fácil entender qué incomoda al guardameta.




En los últimos compases del episodio se muestran dos escenas clave: por una parte, se produce el primer encuentro entre Tom Baker y Oliver Atom, y aunque en esta ocasión no llega a existir ningún tipo de interacción entre ambos, rápidamente apreciamos que existirá una conexión muy especial entre los dos. Por el otro lado, Benji logra finalizar su duro entrenamiento al ser capaz de detener los disparos de dos estudiantes de secundaria al mismo tiempo. New Team y San Francis se encuentran finalmente preparados para un partido que recordarán durante muchos años y en el que se forjarán grandes amistades.


Contenido relacionado