Crítica del episodio 2×05 de The Handmaid’s Tale: Dos bodas y un funeral

The Handmaid’s Tale

Comprar

Crítica del episodio 2×05 de The Handmaid’s Tale: Dos bodas y un funeral

¿Es mejor enfrentar el horror o refugiarse en la felicidad?

Crítica del episodio 2×05 de The Handmaid’s Tale: Dos bodas y un funeral
 
 

“The Handmaid’s Tale” regresa una semana más con el difícil reto de continuar expandiendo el universo plasmado por Margaret Atwood en los años 80 en su libro homónimo. Tras vivir la aparente victoria de Gilead sobre los propósitos de June durante el episodio de la semana pasada, en esta ocasión vemos cómo la serie ha vuelto a la terrible “normalidad” de la primera temporada.

Hoy HBO España acaba de emitir el quinto episodio de la serie, “Seeds” (Semillas), que comienza con June comportándose como una sirvienta ejemplar en la casa de los Waterford tras haber sido una vez más duramente aleccionada por Tía Lydia. Lo primero que vemos hacer a la protagonista es quemar todas las cartas de auxilio que recogió al final de la primera temporada, demostrando así haber perdido definitivamente toda su personalidad y haberse convertido en la auténtica “Defred”.

Esta crítica contiene spoilers del episodio. Si quieres seguir leyendo te instamos a que lo veas previamente.

Nick tiene el corazón roto al verla deambular por la casa totalmente pusilánime y haber dejado de pelear e incluso Serena parece estar muy desconcertada con el nuevo rol sumiso de la protagonista. Defred es, para crédito de la actuación de Elisabeth Moss, un robot muy convincente con muy poco funcionamiento durante la mayor parte de este episodio. June ha desaparecido por completo dentro de ella y no parece haber nada capaz de despertarla nuevamente.

Ni siquiera el hecho de ver que su embarazo está en grave peligro, lo que supondría con toda probabilidad su ejecución, hace que la protagonista tome ningún tipo de acción. Este nuevo comportamiento de June puede llegar a ocasionar que el espectador sienta poca empatía, pero este problema se desvanece al ver su rostro mientras se baña con agua totalmente ensangrentada sabiendo que ya nada puede hacer para evitar su destino: la muerte.

Como es habitual en la serie, la situación no hace más que empeorar para June. El comandante Waterford está decidido a recompensar a Nick por lo que cree que ha sido un servicio ejemplar y decide premiarle con un matrimonio al estilo de Gilead. Esta escena, aun sin ningún tipo de violencia, es de las más impactantes de todo el episodio gracias a elementos como la expresión inmóvil de June, el cruel susurro de Serena y la fila de chicas jóvenes a punto de contraer matrimonio sin saber quién será su marido.

Esta no es la única boda que vemos en “The Handmaid’s Tale” esta semana, ya que en Las Colonias dos amantes, Kit y Fiona, deciden unirse en matrimonio después de demasiadas horas de duro trabajo antes de que la primera de ellas fallezca. Este escenario provoca el debate entre Emily y Janine sobre si es mejor enfrentar el horror o tratar de refugiarse en la felicidad.

Para Emily la ilusión no sirve para nada, ya que ella misma no sabe cómo mantenerse viva sin su sentimiento de ira. “Ahora somos vacas que trabajan hasta la muerte y estás decorando el matadero para ellas“, asegura.  Sin embargo, Janine vive una felicidad delirante y un ensueño en el que lleva a cabo bodas al igual que una niña pequeña lo hace con sus muñecas. ¿Cuál de las dos tiene razón? Posiblemente, las dos en cierto modo, pero nadie puede saber cómo se comportaría en tal situación.




Mientras tanto en Gilead, Nick lee los versículos de la Biblia a los Waterford mientras su nueva esposa, Eden (Sydney Sweeney), observa. Todos celebran la situación de “casados ​​a primera vista” con champán y se le pide a Defred que vaya a su habitación. No obstante, cuando esta se desnuda, su ropa interior está empapada en sangre, tanto que su mano se vuelve totalmente roja cuando se la quita. Defred decide salir de su habitación para buscar ayuda, pero cambia de opinión al pensar en las posibles consecuencias y queda totalmente desesperada.

A pesar de todo, al final un pequeño rayo de esperanza vuelve a brillar en “The Handmaid’s Tale”. June se encuentra totalmente ensangrentada entre los arbustos de la casa de los Waterford en el momento en el que Nick la encuentra. Sin embargo, tras despertar, la protagonista se da cuenta de que su hijo sigue luchando por mantenerse vivo y ella misma decide imitar este sentimiento y volver a ser ella misma. “No te rindes, ¿verdad? Escúchame bien. No te dejaré crecer en este lugar. No lo haré. ¿Me escuchas? Ellos no son tus dueños y no regirán tu destino. Te sacaré de aquí. Saldremos de aquí. Te lo prometo“, susurra June.

“The Handmaid’s Tale” regresará con su sexto episodio el próximo jueves a través de la plataforma de streaming de HBO España. Asimismo, en Areajugones seguiremos trayéndote todos los detalles de cada nueva entrega para que no te pierdas ningún detalle.


Contenido relacionado