Perfeccionando los ataques especiales en el episodio 52 de My Hero Academia

My Hero Academia

Perfeccionando los ataques especiales en el episodio 52 de My Hero Academia

El examen de licencia de héroe da comienzo con un duro entrenamiento

Perfeccionando los ataques especiales en el episodio 52 de My Hero Academia
 

Con cada caída se hacen más fuertes, y se acercan un poco más hacia la consecución de su sueños. “My Hero Academia” nos demostró desde los primeros episodios que el camino del héroe no es nada sencillo, y que antes de tocar la gloria habría que sufrir. Sin embargo, ni Deku, ni el resto de los alumnos se han rendido desde entonces, y con cada derrota se han hecho más poderosos. Tras el ataque de All For One, todos se fortalecieron, y ahora deben ser capaces de aplicar todo lo aprendido en un examen que decidirá su futuro.

Después de una semana de descanso la serie vuelve con un nuevo opening, y el comienzo del último arco del manga que adaptará esta tercera temporada. Con los alumnos ya instalados en la Heights Alliance, ahora se preparan para afrontar el examen de licencia de héroe. Una dura prueba que tal y como asegura el profesor Aizawa, sol logran pasar el 50% de los estudiantes. Pero antes de iniciar el test, deberán entrenar duro para descubrir el verdadero potencial que les permitirá convertirse en profesionales.

El episodio 52 está principalmente centrado en el entrenamiento de los ataques especiales (ultimate movements), unas técnicas escondidas en el interior de cada héroe, que marcan la diferencia en momentos de verdadera necesidad. Para perfeccionar estos poderes, los alumnos antes deben descubrirlos, y para ello cuentan con la ayuda de los profesores Cementoss, Midnight, y Ectoplasm.Es un ataque que te representa, está ligado a ti“, explica la última.

Con los principios básicos aprendidos, la clase se dirige hacia el Gimnasio Gamma, también conocido como TDL (Training Dining Land), un terreno moldeable que puede adaptarse a las necesidades y características de cada kosei. Allí Aizawa les da las últimas indicaciones, y les deja claro que el ataque especial no tiene porqué ser ofensivo. De hecho Lida es uno de los pocos alumnos que ya ha descubierto su propio movimiento, y en su caso no se trata de un ataque. Lo mismo se aplica para la Chain Prision de Kamui Woods que se pudo ver durante el asalto a la guarida. Resumiendo, se trata de una técnica que aporta la sensación de victoria imparable cuando se desata.

 

Durante 10 días los alumnos tendrán que someterse a un duro entrenamiento para descubrir sus ataques especiales, y si en ese tiempo no lo logran, es que no están capacitados para ser héroes profesionales. De conseguirlo, además tendrán que adaptar sus trajes a los requerimientos de cada técnica. Dicho y hecho comienza el trabajo; Ectoplasm toma la iniciativa y enseña a Momo a crear dos objetos simultáneamente, y a Mina a juntar sus manos para mejorar la precisión de su ácido. El resto de alumnos también comienza a esforzarse, con Bakugo como aprendiz avanzado. Sin embargo hay alguien que sigue perdido.

¿Cómo mejorar un kosei que ya de por sí es increíblemente poderoso? Midoriya está totalmente desconcertado, y aunque ve como sus compañeros se están esforzando, no encuentra una respuesta para sí mismo. Ectoplasm le recomienda que mejore sus habilidades base mientras averigua cuál podría ser su movimiento final. Para su fortuna All Might está por la zona dando consejos, y cuando se aproxima a él le regala una pista crucial: “Deja de imitarme”. La mente de Deku comienza a dar vueltas, sin saber que estaba a punto de dar con la solución.

Con la primera parte del entrenamiento ya en marcha, ahora llega el momento de reajustar parámetros. Midoriya, Ochaco, y Lida se acercan al Estudio de Desarrollo para realizar correcciones y mejoras en sus trajes. Lo que no saben es que dentro de este taller les espera alguien muy particular. Sí, Hatsume reaparece como principal responsable del departamento, y no tarda en mostrar su carácter. “My Hero Academia” vuelve a recurrir al humor aprovechando el potencial de este personaje, y crea un triángulo amoroso muy divertido entre Midoriya, la propia Hatsume, y Ochaco. Las caras de esta última ante el flirteo de la mecánica hacia Deku lo dicen todo.

 

Junto a ella en el estudio trabaja Power Loader, la antítesis de la locura que representa su compañera. Con tranquilidad, este explica que una modificación menor en el traje puede ser aplicada de manera inmediata, pero que una mayor requiere primero de la aprobación de la U.A., y posteriormente del gobierno. En aproximadamente cuatro días cualquier actualización podría estar lista. Teniendo en mente eso, Hatsume se desata y comienza a tratar a los alumnos como verdaderas cobayas. Primero dándole un traje aparatoso y defectuoso a Midoriya, y posteriormente cediéndole propulsores de mano a Lida. Entre todo ese caos Deku encuentra la respuesta que tanto buscaba.

Haciendo uso de una elípsis el episodio salta varios días hacia adelante, al momento en el que las modificaciones de los trajes ya están listas. Es en ese instante cuando vemos por fin a Midoriya seguro de sí mismo, portando unos nuevos refuerzos en las manos, y luciendo unas zapatillas algo distintas. La base del traje sigue siendo idéntica a la original, ya que Deku no quiere modificar lo que le regaló su madre, pero aunque por fuera sigue pareciendo el mismo, en su interior algo ha cambiado.

De vuelta al campo de entrenamiento los alumnos empiezan a mostrar los avances derivados de su intenso esfuerzo. La gran mayoría ya han descubierto sus ataques especiales, y están enfocados en perfeccionarlos; Fumikage ha desarrollado algo llamado Abissal Black Body, que consiste básicamente en utilizar las sombras como traje protector, mientras que Bakugo se ha sacado de la manga el EP Shot. Un disparo ultra preciso que le permite concentrar explosiones en ángulos muy precisos. Su demostración es espectacular, pero también peligrosa. Tras destruir una roca, uno de los pedazos cae al vacío en dirección a All Might.

En menos de una décima de segundo Midoriya se teletransporta hacia la roca, y la destruye con una gran patada. Sí, el héroe se ha percatado que su obsesión por All Might le había limitado a utilizar los puños, y que estaba desperdiciando sus otras dos extremidades. Para eso precisamente eran las nuevas botas, el One For All Full Cowling: Shoot Style es su espectacular ataque especial.

Una vez superada la primera parte del entrenamiento, ahora llegará la verdad. El próximo episodio de “My Hero Academia” dará inicio a las verdaderas pruebas del examen, y con ellas aparecerán las incorporaciones más importantes de este último tramo de temporada. ¿Logrará Deku obtener su licencia?


Contenido relacionado