Muere Burt Reynolds, el gran icono americano de los 70

El actor deja tras de sí una huella imborrable

Muere Burt Reynolds, el gran icono americano de los 70
 

Durante la última década se han ido apagando poco a poco las estrellas más emblemáticas de Hollywood. Ni los millones ni la fama evitan el paso ineludible del tiempo, y tras ellas solo quedan el rastro que dejaron en vida. Ayer le tocaba a Burt Reynolds, uno de los actores más emblemático y queridos de la década de los años 70 por películas como “Los locos del Cannonball”, “El rompehuesos”, o “Deliverance”. Reynolds estaba ingresado en el centro médico Júpiter de Miami por problemas del corazón, pero anoche un paro cardíaco acababa con su vida a los 82 años de edad.

Hablar de la carrera de Reynolds es hacerlo de un momento muy importante de la historia de Hollywood. Con a penas 20 años, este chico de Michigan estaba destinado a ser jugador profesional de fútbol americano, pero una lesión le dejó apartado del campo. Buscándose la vida terminó trabajando en teatro en Nueva York, donde gracias a su imagen de chico duro y guapo conseguiría hacerse un hueco. Eso mismo fue lo que unos años más tarde le llevaría a trabajar en televisión, y lo que con el paso del tiempo terminaría abriéndole las puertas de Hollywood. Reynolds debutó con casi 40 años en “Deliverance”, y desde entonces no paró de ascender.

Burt Reynolds en el set de Deliverance

De 1978 a 1982 encadenaría varias películas increíblemente taquilleras, y en 1979 se convertiría en el segundo hombre en aparecer en la portada de la Playboy. Películas como “Los traficantes” o “Un caradura simpático” le llevaron a encontrarse con un destino inevitable. Con “Boogie Nights” alcanzaría el techo de su carrera al ser nominado al Oscar, pero tras perder frente a “El Indomable Will Hunting” de Robin Williams, su llama se terminó de apagar. Burt Reynolds nunca fue muy valorado por la crítica, y algunas decisiones a lo largo de su vida tampoco le ayudaron a mantenerse en lo alto.

En sus memorias el actor se lamentaba por no haber aceptado el papel de Han Solo en Star Wars, papel que finalmente se quedaría Harrison Ford, y por no haber cogido el rol de Jack Nicholson en “La fuerza del cariño”. Incluso se llegó a negar a convertirse en el próximo James Bond. Sin embargo durante u vida cosechó otros éxitos que nunca se olvidarán, se casó, e incluso llegó a grabar un disco con Dolly Parton. Recientemente tenía previsto aparecer en “Once Upon a Time in Hollywood”, pero ni siquiera llegó a grabar sus escenas. Una leyenda que se quedará como tal.


Contenido relacionado