tokyo ghoul: re destacada

Tokyo Ghoul:re

Crítica del episodio 14 de Tokyo Ghoul: Re: Razón para vivir

La nueva temporada comienza abriendo y cerrando puertas para los personajes

tokyo ghoul: re destacada
 

Tras una larga etapa a la sombra de Haise Sasaki, las memorias de Ken Kaneki irremediablemente terminan por tomar control del personaje. Esto es algo que quedo claró durante el primer episodio de la segunda temporada de “Tokyo Ghoul: Re” (en su defecto el episodio 14, que podéis ver gracias a Selecta Visión), en el cual podíamos observar a un Kaneki todavía en el rol de inspector que, sin embargo, decidía abandonar todo cuanto había defendido en sus últimos meses por saltar al rescate de Hinami. Ayato, Touka, Renji, Arima… muchos nombres de largo recorrido que se ven cara a cara tras un extenso período de tiempo para afectar irremediablamente al destino de unos y otros.

Durante la operación de rescate existe una duda que no para de girar en torno a algunos de los personajes, especialmente Kaneki y Renji, y esa es ni más ni menos que la que busca una razón para vivir o, similarmente, para seguir luchando. La historia reciente de Kaneki es una repleta de vacíos de memoria que poco a poco se ha ido rellenando tanto mediante recuerdos como bajo la forma del mencionado Haise. No obstante, a medida que avanzaba el tiempo cada vez podía observarse al personaje con más dudas con respecto a cuáles debían ser sus siguientes pasos. En este segundo episodio, observamos que inicialmente la determinación final de Kaneki pasa por proteger una última vez a los suyos y caer a manos de Kishou Arima, quien le instruyera multitud de veces bajo el rol de inspector.

En un contexto similar se encuentra Renji Yomo, aunque en su caso la situación de redención es una proyectada con aún más claridad. Tras fracasar en el pasado a la hora de proteger a los progenitores de Touka y Ayato, Renji decide que su cometido en esta vida debe ser, de ahora en adelante, cuidar a ambos hermanos. Es por ello que no duda en ningún momento a la hora de enfrentarse a Arima, quien es temido por todo Ghoul al no haber sufrido una sola derrota en su impactante trayectoria como cazador. Pese a los deseos de Renji y el apoyo ofrecido por los mencionados Touka y Ayato, estos se verán derrotados y Renji en posición de sufrir un destino fatal. No obstante, será gracias a Kaneki que logrará salvar la vida. No parece casualidad que ambos personajes tengan un momento de conexión tan cercano, pues tanto uno como otro se han visto (y siguen viendo) obligados a revisar sus prioridades para decidir qué hacer con el futuro que tienen por delante.

Justo antes de que Kaneki y Arima den comienzo a su esperado duelo, Touka lanza un mensaje hacia el primero que se clava cual gigantesca estaca: “Hasta luego”Dos simples palabras que sin embargo trastocan el plan que Kaneki había elaborado de antemano, el cual consistía en ganar tiempo en su enfrentamiento con Arima para que sus amigos pudieran escapar, sin importar posteriormente si él lograba salir con vida. La batalla entre Kaneki y Arima cuenta de diversas fases en las que poco a poco observamos cómo Ken se conecta cada vez más con su pasado. Clave resulta ser la conversación mental que tiene con su gran amigo Hide, justo cuando se halla al borde de la muerte tras un poderoso ataque de su instructor. Kaneki, desolado, demuestra el pesar en su corazón a un imaginario Hide que, pese a su inexistencia, consigue despertar todo cuanto quedaba del poder que una vez albergó Kaneki. En este punto, el enfrentamiento entre ambos toma un giro de los eventos totalmente impredecible.

Si bien habíamos comentado cómo Renji y Kaneki analizaban las razones que les llevaban a seguir adelante, Arima es un personaje cuya alargada sombra acaba reposando en una inesperada fragilidad. En un último cruce de golpes, Kaneki logra destruir el Quinque de Arima y poner punto y final al combate. No obstante, Arima responde a Ken que una batalla no toca su fin hasta que uno de los dos combatientes se deja su vida en ella. Es por ello que tras ver la nula intención de Kaneki por acabar con él, Arima decide arrebatarse su propia vida con lo que quedaba de su destruido Quinque. “Hace 18 años que soy inspector, y hoy me he sentido impotente ante uno por primera vez”En emitir estas palabras, Arima produce una herida letal en su cuello ante la atónita mirada de Kaneki. La figura del inspector más poderoso y temible que llegara a oidos de todo Ghoul queda totalmente destruida ante la imposibilidad de seguir con su cometido al haber fracasado por primera vez. De esta forma, entendemos que mientras que Kaneki y Renji han obtenido sus respectivas razones para seguir viviendo, la de Arima ha sido completamente negada.

Entre todo el caos y las revelaciones personales, surge repentinamente la figura de Niruma Furuta. Este, pese a comportarse como un inspector más, demuestra rápidamente que su papel es uno destinado a ganar relevancia más temprano que tarde. Las pistas con respecto a ello son múltiples en este episodio, siendo la primera su breve enfrentamiento con Kaneki. En este, Furuta recibe un devastador golpe provocado por Hinami y, sin embargo, momentos después podemos verle recuperado y sin ningún tipo de problema. Su extraño carácter es uno fácilmente causante de engaños y Eto, también conocida como el Ghoul de un solo ojo (pese a no ser el único), cae presa a uno de ellos. Cuando parecía que el enfrentamiento entre ambos se decantaba claramente del lado de esta última, Furuta, utilizando un kagune de Rize (la misma compatibilidad que Kaneki) logra girar las tornas repentinamente. Eto es completamente derrotada y, pese a todo, seguimos con un gran interrogante sobre los motivos que conducirán las acciones de este personaje.

Este episodio 14, habiendo llegado a su fin, nos deja con el camino preparado para una nueva etapa en la que Kaneki, el cual había decidido ya entregar su vida, deberá sin embargo tomar acción. Su papel como inspector parece haber pasado ya a mejor historia y tras asumir la muerte de Arima se verá obligado a tomar decisiones consecuentes con su nuevo contexto. ¿Volver a Anteiku? ¿Reencontrarse con Touka? “Tokyo Ghoul: Re” nos deja con grandes preguntas en su retorno que buscarán una clara respuesta en las siguientes semanas.


Contenido relacionado