Bandai Namco se compromete a apoyar más los eSports tras las controversias con Dragon Ball FighterZ

Aumentarán su compromiso con los eventos

Bandai Namco se compromete a apoyar más los eSports tras las controversias con Dragon Ball FighterZ
 

Tras la sorpresa de la salida de Dragon Ball FighterZ de varios torneos de gran renombre, como el EVO Japan o el Anime Ascension de 2019, sin una aparente causa justificada, Bandai Namco ha querido salir a la palestra para pedir disculpas sobre el asunto. Después de que muchos rumores apuntasen con el dedo a Toei Animation como la principal causante de la sonada desaparación de Dragon Ball FighterZ, esta tuvo que salir a la palestra para desmentir dichas acusaciones. Tras esto, Katsuhiro Harada, productor de Bandai Namco, salió a disculparse públicamente por dicha situación antes todo el mundo.

El director de Tekken 7, uno de los nombres más reconocidos dentro de la industria de los videojuegos, pasará ahora a tomar los mandos de las estrategias de eSports de la propia Bandai Namco. El principal objetivo de Harada será el de aumentar considerablemente la presencia internacional de títulos de lucha como el propio Dragon Ball FighterZ o Soul Calibur VI, entre muchos otros. Desde Bandai Namco opinan que las cosas se han hecho mal, y por eso quieren redirigir sus esfuerzos para lograr mayores beneficios para todos.

Harada ha aprovechado también para declarar que desde la compañía quieren sacar el mayor provecho y rendimiento de todos y cada uno de los títulos de Bandai Namco, así como apoyar a los torneos y a las comunidades que los rodean. “Estamos planificando tantos torneos ahora mismo como nos sean posibles para el próximo año 2019. Además, estamos pensando en buscar nuevas maneras para que podáis asistir a ellos y realizar diferentes tipos de actividades en comunidad de cara al futuro para sacar el mayor provecho de la experiencia“, afirmaba.

Con esta nueva filosofía, Bandai Namco establece una nueva hoja de ruta para respaldar, y seguir respaldando en el futuro, a sus títulos en un largo período de tiempo. Sin este tipo de apoyos, los títulos de lucha se quedan muy de lado al no aparecer en torneos de videojuegos, lo que lleva a un juego a acabar pasando sin pena ni gloria entre los muchos estrenos del año y de paso también acaba recayendo de manera negativa en su comunidad.