¿Ha sido fría la recepción de Kingdom Hearts III?

Kingdom Hearts III

Más esperados
PlayStation 4 Xbox One

¿Ha sido fría la recepción de Kingdom Hearts III?

La magia ha contado con mayor fuerza en el pasado

 

La nueva entrega de Tetsuya Nomura ha llegado al mercado. Su desarrollo ha atravesado numerosos problemas, y tras 13 años desde el lanzamiento de la entrega previa, Kingdom Hearts III ha llegado a PlayStation 4 y Xbox One. Los análisis de la prensa especializada reflejan sin duda alguna que estamos ante un lanzamiento de gran calidad. Su media en OpenCritic y Metacritic alcanza una puntuación de 86 en su versión de PlayStation 4 y un 79 en la de Xbox One. Pese a todo, las valoraciones vertidas por los usuarios demuestran una vez más que estamos ante un título cuya calidad está fuera de toda duda. Por si eso fuera poco, Kingdom Hearts III ha sido un rotundo éxito en ventas, consiguiendo alcanzar el número 1 en el mercado japonés.

¿Por qué tengo entonces esta sensación de que su lanzamiento ha pasado sin generar todo el ruido que se esperaba? Es posible que haya sido víctima de su propio hype. Somos millones los usuarios que crecimos con la historia de Sora, y las promesas de su llegada a las consolas actuales se ha hecho de rogar durante demasiado tiempo. La sombra de lo ocurrido con Final Fantasy XV, cuyo lanzamiento supuso una decepción para muchos en el pasado, fruto de un tormentoso y extenso proceso de desarrollo que muchos asemejan al de Kingdom Hearts III, ha estado rondando a un lanzamiento cuyo calado en los usuarios y en la industria del videojuego en general, esperábamos fuera mucho mayor. Vistos los resultados sin embargo, es fácil comprender que la calidad alcanzada por Kingdom Hearts III dista y mucho de la que en su día conseguía Final Fantasy XV. La obra tan solo lleva unos pocos días en el mercado, y quizás es aventurarse de forma demasiado temprana a realizar una valoración completa. Pese a ello, algo en mi interior no puede dejar de sentir que algo ha fallado, que aquellos miles y miles de usuarios que esperábamos con ansia la llegada de Kigdom Hearts III no hemos visto suplidas las altas expectativas (quizás excesivas) que teníamos puestas en él.

No obstante, hay otra alternativa que quizás podría ayudarnos a entender esta tibia acogida, y que se suma a las exageradas expectativas. El lanzamiento de Resident Evil 2 ha resultado ser un sorprendente éxito a un nivel que pocos esperaban. El remake ha conseguido convencer prácticamente al 100% de la prensa especializada, y si ya de por si era un lanzamiento que generaba un magno interés, su éxito ha podido hacer sombra a Kingdom Hearts III, cuyo lanzamiento tenía lugar tan sólo 4 días después del lanzamiento de Resident Evil 2. Sabemos que en el mercado japonés el rpg ha superado y por mucho en número de ventas a la obra de Capcom, sin embargo no tenemos más datos que amplíen la información acerca del rendimiento de ambas obras. Sin duda, enero ha sido un gran mes para los videojuegos, con títulos como Kingdom Hearts III y Resident Evil 2 cuyos lanzamiento han sido los grandes protagonistas.

Huelga decir a pesar de todo, que no dudo ni de la calidad del título (que pronto analizaremos nosotros también), ni de su buen rendimiento en el mercado. Sin embargo sería hipócritica por nuestra parte no reconocer que esperaba algo mucho más salvaje, que la gente se volcara más, y que la prensa en todo el mundo diera mayor bombo a un lanzamiento que no debería de conformarse a ser tratado como un gran lanzamiento más. Kingdom Hearts III supone el regreso de una mágica franquicia cuyo lanzamiento de la entrega que nos ocupa, llevamos esperando más de una década. Un hecho histórico para el que simplemente esperaba una revolución que se no se ha dejado sentir con lo que a mi me parece, suficiente intensidad.


Contenido relacionado