Richard Madden se una a Angelina Jolie en Los Eternos

La película se estrenaría en noviembre de 2020

Richard Madden se una a Angelina Jolie en Los Eternos
 

Marvel es consciente de que para poner las bases de una saga capaz de reemplazar a los Vengadores durante los próximos años, debe contar con lo mejor de lo mejor. No es extraño que «Los Eternos», la próxima gran película del UCM, esté recibiendo a estrellas de la talla de Angelina Jolie o Kumail Nanjiani. Pero a más de un año todavía para el estreno, la fiesta de las sorpresas continúa.

Este mismo martes Kevin Feige y compañía daban un paso al frente cerrando uno de los fichajes más importantes de la producción. No por quien es, sino por el personaje al que interpretará. Tal y como revela Variety, el último en llegar a la producción no es nada más y nada menos que Richard Madden.

El escocés conocido por dar vida a Robb Stark en «Juego de Tronos», y por protagonizar recientemente la aclamada «Bodyguard», dará vida a Ikaris, uno de Los Eternos más importantes de los cómics de Jack Kirby. En esta ocasión no obstante será Jolie quien lidere el reparto, con Madden como co-protagonista de la historia.

Los Eternos

En cuanto a la historia de Los Eternos, hasta ahora sabíamos que se centraría en el romance entre Ikaris, un hombre lleno de energía cósmica, y Sersi, un Eterno que disfruta de tener que vivir con los humanos. La película pondría un gran énfasis en este último personaje, en detrimento de otras ausencias forzadas por el plantel tan extenso de caras que aparecen en los cómics. La película de Chloe Zao además contaría con un guion más basado más en la versión original de Kirby, que en la interpretación que hizo posteriormente Neil Gaiman del material.

“Los Eternos” nació como experimento de Jack Kirby en 1976, y aunque en un primer momento fue publicado al margen del universo Marvel, su éxito pronto obligaría a los responsables de la compañía a modificar sus propios números para acomodarlos. Este cómic narra la historia de una raza de superhumanos que se desarrollaron al margen del Homo sapiens en la Tierra, gracias a un plan de procreación de los Celestiales. Estos seres cósmicos pensaban defender el