Análisis Dead by Daylight

PlayStation 4 Xbox One
 

El cine de terror fue uno de los géneros más prolíficos durante los años 80. Durante está década descubrimos a personajes tan entrañables – aunque suene raro- como Jason, Freddy Krueger o Michael Myers, cuyas películas sentaron unas bases que posteriormente se han repetido una tras vez, tras otra hasta la época actual en la que todavía se usa la misma fórmula en la mayoría de las películas del género.

Hoy analizamos Dead by Daydlight, un título que llegó a Steam en 2016 y que ha sido capaz de coger todas y cada una de los estándares del género de terror para trasladarlo de manera más o menos solvente a un juego que parece que podría haber dado algo más de sí, pero que cumple su función de divertir, por lo menos durante unas semanas, y de ofrecer un homenaje a todos estos entrañable dementes que tantas y tantas veces no nos han dejado dormir.

En esta edición para consolas que podremos encontrar tanto digital como física y que contiene la banda sonora y el contenido adicional The 80’s Suitcase, The Bloodstained Sack, The Of Flesh and Mud chapter y The Spark of Madness chapter llega a las tiendas este 23 de junio.

Elige entre verdugo o víctima

Dead by Daydlight es un juego bastante sencillo en todos sus aspectos. Su jugabilidad nos recuerda a mucho a títulos orientados principalmente al juego en línea como Killing Floor 2 y en el que podemos encontrar casi los mismos fallos. Aspecto gráfico muy justo con un diseño artístico bastante mediocre y unas mecánicas jugables que a pesar de ser divertidas durante un tiempo, acaban cansando al jugador.

Sin embargo estas mecánicas que posteriormente explicaremos no son el punto fuerte de Dead by Daylight. Su principal baza, como ya hemos explicando durante la introducción, es jugar con el tirón que en los jugadores pueda tener el trasladar los estándares del cine de terror a un videojuego orientado al multijugador en línea, ofreciendo una experiencia similar, aunque con matices, al citado género del séptimo arte. Dicho lo cual más o menos ya sabréis ante qué tipo de juego estamos: un juego cooperativo on-line que busca la diversión por encima de todo.

Como “asesino” deberemos armarnos de paciencia y astucia para encontrar a los pobres infelices que deciden jugar como “supervivientes” y que se moverán por una serie de escenarios que cuentan con un diseño demasiado similar entre ellos y que será uno de las probables causas de que el juego acabe por cansarnos a medio plazo.

En toco caso, jugar como Asesino es una experiencia bastante divertida debido a la acertada decisión de usar la cámara en primera persona. Como “malo malísimo” nos tendremos que mover por el escenario fijándonos en nuestros pasos y anticipándonos a los movimientos de los “Supervivientes” para darles caza antes de que activen los motores que les dará acceso a las rutas de escape.

Pero lo que a priori puede parecer sencillo, no lo es tanto. Jugar como asesino no ofrece ninguna ventaja a pesar de las diferentes variantes y poderes de los que dispondremos. El Asesino a pesar de todo no puede ni correr ni saltar en algunas ocasiones. Además, al asestar un golpe sobre un “Superviviente”, este realiza una pequeña pausa emulando las míticas escenas de las películas donde el asesino realiza una pausa antes de asestar el golpe de gracia, y en la que en ocasiones la víctima suele aprovechar para escapar y dar un toque de emoción en la película; en este caso en el juego. Es decir, que el control del Asesino muy lento, dando, en ocasiones, cierta ventaja a las víctimas.

Además de esto, eliminar a un jugador no es tan sencillo como pegar varios martillazos o hachazos al pobre infeliz que sea tan torpe como para no poder ocultarse como es debido, sino que una vez le hayamos dado dos golpes, que no han de ser de forma consecutiva, debemos portarlo a un gancho, colgarlo y esperar a que este haga su función, que es la de llevárselo al más allá.

Jugar como “Superviviente” también tiene su gracia y es que en este caso han decidido usar una cámara en tercera persona, con lo que jugar es una sensación ligeramente distinta y permite además introducir movimientos en los personajes como es la capacidad de agacharse como “movimiento” sigiloso o correr; una forma de equilibrar el gameplay del título bastante creativa ya que en el caso del Superviviente nos permite más libertad de movimiento, y en el del Asesino nos intenta meter en la piel de este.

Jugar como Asesino y como Superviviente será totalmente distinto, incluso tendremos una perspectiva distinta y movimientos difernetes

Sea como fuere, la misión de los Supervivientes es la de activar 5 motores que abrirán una vía de escape, sin embargo no es tan sencillo como acercarse y cargar la barra, ya que se ha introducido en este “minijuego” una QTE que tendremos que solventar para poder repararlo, en caso de fallo la barra de carga retrocede y tendremos que volver a empezar. Como es habitual en este tipo de juegos, la realización de las tareas entre varios de los cuatro jugadores, acelerará el proceso de reparación. Esto se aplica también en la ayuda a los compañeros cuando los curamos después de haber sido dañados por un golpe del asesino o bajándolos del gancho. Cuantos más seamos a la hora de realizar una acción más rápido se ejecutará; por lo que tendremos mayor ventaja frente al Asesino sin somos varios.

A pesar de todo, seguro que seguís pensando que jugar como Asesino pinta más divertido y ciertamente lo es como ya hemos dicho anteriormente, sin embargo la cooperación entre jugadores que encontramos al jugar como Superviviente es bastante interesante y seguramente uno de los fuertes del título ya que cooperar no significa que tengamos que ayudarnos unos a otros, o por lo menos lo que podríamos entender por cooperar. Podremos ser lo egoístas que queramos usando a los demás como cebo, ayudando o dejándoles morir según nos interese. Tu eliges como jugar en este caso, aunque te puede salir cara la jugada, ya que hay un sistema de votos que puede delatar que tipo de jugador eres y a la hora de entrar en una partida pueden jugarte una mala pasada.

Desarrollo de personajes y mapas

Lo habitual en este tipo de juego con un contenido en modos bastante corto, algo de que hablaremos en el siguiente apartado, es que introduzcan algunas variables para que el jugador no sienta que está ante un juego demasiado sencillo y se aburra pronto. En este sentido se ha introducido un sistema de desarrollo de personajes a través de niveles que resulta interesante y con él podremos acceder a poderes y potenciadores tanto en los Asesinos como en los Supervivientes. Sin embargo no está exento de ciertos fallos.

Podremos desarrollar el personaje en “Red de Sangre”

Estos potenciadores -incluimos en ellos útiles y poderes- variarán dependiendo del personaje que seleccionemos e irán aumentando conforme vayamos subiendo de nivel y ganando puntos que obtendremos al hacer diferentes acciones en las partidas por lo tanto, no sirve ser el típico jugador que se pasa todo el tiempo corriendo de un lado a otro ocultándose, sino que hay que ser un parte activa de esta por que sino podemos encontrarnos con un personaje plano que a la larga y con el tiempo nos dificultará llevar con éxito nuestro cometido.

Los problemas los encontramos cuando introduces un sistema de niveles con desarrollo de personajes y potenciadores, pero no lo tienes en cuenta a la hora de emparejar a los jugadores con similar experiencia, es decir que encontramos un desequilibrio jugable a la hora de los emparejamientos que empaña un poco la experiencia de juego en tanto en cuanto, si eres Asesino los jugadores con más nivel podrán zafarse y recuperarse demasiado rápido, y si eres Superviviente, encontraremos enemigos con demasiada ventaja.

Esto no sería un problema si los escenarios estuviesen mejor diseñados, con muchos más elementos interactivos que compensan la más que posible desventaja que pueda haber en los emparejamientos. Aunque no es problema que encontramos en estos, ya que además del diseño, nos parece que todos están cortados por el mismo patrón, por lo que al final convierte la jugabilidad en algo demasiado básico y monótono. Eso sí, la ambientación basada en películas de terror nos ha encantado.

Modos de juego

Una vez os hemos explicado cómo se juega a Dead by Daylight, ahora os desarrollaremos las demás partes del juego como son sus modos y el desarrollo de los personajes.

Como ya hemos dicho en el apartado anterior, el fuerte del juego en la cooperación entre los distintos integrantes que forman la partida. Lo más divertido es, sin duda, jugar con nuestros amigos y conocidos formando equipo y fastidiarnos o ayudarnos unos a otros. Si en la piel del Asesino se encuentra otro de nuestros jugador de nuestro círculo, la diversión se multiplica por dos.

Bastente variedad de Supervivientes y Asesinos

En este sentido ya podréis haber adivinado que el título es un juego enteramente cooperativo, por lo que tendremos que tener conexión a internet obligatoriamente y tampoco tendremos la posibilidad de jugar con bots.

Dicho esto, los modos de juego giran alrededor de jugar como Asesino o Superviviente, con amigos o no, o crear una partida privada. Lo que viene siendo lo mismo a la larga, pero que enmascaran con accesos directos en el menú inicial que da bastante el pego.

¿Nos parece corto en cuanto a modos de juego? No; no nos parece corto, nos parece cortísimo ya que además de que podría haber dado más de sí en muchos otros aspectos, creemos que ofrece infinitas posibilidades  dentro de estas mecánicas jugables, y que probablemente hubiesen alargado la vida efectiva del título de media a alta como por ejemplo un modo contrarreloj, otro modo donde el cazador sea el cazado, tablas de clasificaciones, cooperativo entre Asesinos e incluso, por qué no, batalla entre estos.

En este sentido sí que se han tomado la molestia de introducir eventos diarios que resultan bastante interesantes, útiles y una forma de poner un poco más de chispa al juego, ya nos otorgarán puntos para canjear para desarrollar el personaje.

Votad por la actitud de vuestros compañeros de huida

Valoración

Dead by Daylight no es un juego que tenga detrás un estudio que maneje grandes presupuestos, por lo que tenemos en cuenta que los “fallos” que hemos reseñado a lo largo del texto son más bien el resultado de contar con limitaciones – seguramente también de tiempo-.

No obstante, tampoco vemos excusa que después de ser todo un éxito en Steam, el estudio se plantee lanzar este título en consolas sin corregir fallos como la dificultad de encontrar partida o añadirle algo más que el contenido adicional que se limite a escenarios y personajes; tampoco comprendemos que ciertas secciones del juego no hayan sido traducidas a nuestro idioma. Creemos que o se hace bien o no se hace, para bien o para mal.

También creemos que Dead by Daylight es un juego que tendrá un largo recorrido gracias su apuesta innovadora,  por lo que tenemos la esperanza de ver más contenido en forma de modos de juego o tendremos más entregas  que posiblemente acaben solucionando los errores que empañan un tanto la experiencia. Aún así,  estamos ante un título divertido y con un precio muy ajustado, por lo que os animaos a probarlo y disfrutar lo máximo posible de la experiencia.


Positivo

  • Juego muy innovador y divertido
  • Cantidad de potenciadores y elementos
  • Jugar como Asesino
  • La ambientación
  • Ayudar o usar a nuestros compañeros de partida

Negativo

  • La jugabilidad se vuelve monótona a las pocas horas
  • Falta de bots para jugar sólo
  • Escenarios demasiado parecidos entre sí
  • Pocos modos de juego
  • Dificultad para encontrar partida
  • Traducción a medias
  • Visualmente muy justo
6

Jugable

Política de puntuación

Álvaro Giménez
Especialista en Nintendo y portátiles. Apasionado de los videojuegos, cine y la fotografía.