Análisis FutureGrind

Nintendo Switch PC PlayStation 4
 

Si hay un género dentro de la industria del videojuego que parezca atemporal y que siga tan presente a día de hoy como hace 20 años ese es, sin duda, el de las plataformas. Y hay plataformas para todos los gustos, desde el veloz Super Meat Boy hasta el lento y narrativo GRIS. Año a año este tipo de obras no dejan de llegar y de sorprender, y para abrir boca de cara a este 2019 se ha estrenado FutureGrind.

FutureGrind es un videojuego que llega de manos del estudio Milkbag Games y que nos propone un plataformas en 2,5D con mucho color y que pondrá a prueba nuestros reflejos. Si queréis saber cuál es el resultado de esta apuesta, os invitamos a que nos acompañéis en nuestro análisis de FutureGrind.

El deporte del futuro                               

FutureGrind llega para proponer un deporte futurista, una especie de mezcla entre Tron y las carreras de motos en donde los participantes (nosotros), debemos avanzar con este extraño vehículo por los raíles de colores que componen cada circuito. El objetivo, al menos en un principio, no es otro más que el llegar a la meta sin estrellarnos, cosa que no resulta sencilla teniendo en cuenta que cuando una rueda de un color toca un raíl de un color que no es el suyo, explotará.

En este juego a vida o muerte tendremos que poner a prueba nuestros reflejos para decidir cómo acercarnos a cada raíl, a la par que demostramos nuestra destreza al mando clavando saltos con mucha precisión y manejando el equilibrio de nuestro vehículo. Todo ello se funde en una jugabilidad tan simple e inocente como adictiva y desafiante.

Sin embargo, FutureGrind esconde mucho detrás de este primer y simple objetivo de sobrevivir. Cada uno de los circuitos tiene algunos retos específicos y un marcador de puntuación que nos insta a arriesgarnos, hacer diferentes trucos y explotar todas las herramientas que Milkbag pone a nuestra disposición en esta obra. En este sentido, el videojuego recuerda en cierta medida al aclamado OlliOlli, en donde el objetivo final es conseguir la mayor puntuación y el límite de hasta dónde estamos dispuestos a intentarlo lo ponemos nosotros mismos.

Pero es esta comparación con OlliOlli la que desvela uno de los puntos más flojos de FutureGrind, como es su poca profundidad a nivel de trucos. Mientras que en el juego de skate que mencionábamos nos encontramos con un sinfín de trucos que dominar, FutureGrind tiene un arsenal muy discreto que nos tendrá repitiendo las mismas estrategias circuito tras circuito. Se echa de menos la posibilidad de hacer algo más con nuestro vehículo, algún truco más difícil, que dé más puntos y que premie al jugador que se arriesga más que al que memoriza.

Un mundo de locos

Uno de los puntos en los que FutureGrind aprovecha bien sus bazas es en la construcción de su mundo, que sirve tanto para dar vida a los escenarios como para presentar una historia que nos va guiando y, sorprendentemente, llega a resultar incluso interesante.

Pero vayamos paso a paso y, primero, hablemos de cómo se conforman los escenarios. Todo el vieojuego, como su título indica, se ambienta en el futuro, y hace uso de colores neón, líneas bien definidas y fondos estáticos. Esto sirve, por un lado, a un propósito meramente estético, de forma que el videojuego sea capaz de entrar por los ojos y, aunque no es especialmente espectacular, jugar se hace agradable. Pero por otra parte la forma en la que se configuran estos elementos permite que sea sencillo mantener la atención en la pista y ver claramente lo que tenemos que hacer en cada momento, de forma que si fallamos siempre tengamos la sensación de que la culpa es nuestra.

Como ya adelantábamos, FutureGrind también cuenta con una historia que sirve de hilo conductor de todo el entramado jugable y nos lleva de un circuito a otro. A priori, la narrativa parece bastante irrelevante y simplemente nos pone en la piel de un corredor que va de circuito en circuito llevado de la mano por algunos patrocinadores. Sin embargo, las cosas se tuercen y la incursión de un hacker cambia las cosas, nos deja misteriosos mensajes y nos pide cosas concretas. Aquí es donde la historia gana en interés y nos deja con ganas de saber más.

Por desgracia, lo bueno de la narrativa se queda aquí y el resultado final es bastante más soso de lo que desearíamos. Nos obliga a completar muchos encargos que pudieran quedar pendientes y gastar horas para descubrir toda una teoría de la conspiración que se queda a medias y no logra alcanzar un clímax que hubiera sentado de perlas a la experiencia jugable.

Por otra parte, desde el punto de vista técnico, la versión que hemos jugado es la de Nintendo Switch y el juego responde a la perfección. Incluso en modo portátil todo se distingue con claridad, el rendimiento es bueno y los controles responden bastante bien. En este sentido, no hay ninguna queja y el videojuego se siente completamente acabado y pulido.

Conclusiones

FutureGrind es una aproximación al plataformeo que juega tanto con el control como con los escenarios para que no nos sintamos cómodos en ningún momento. Haciendo de la simplicidad su mejor baza, el juego consigue ser divertido y desafiante de principio a fin, proponiendo una fórmula jugable realmente recomendable y de calidad. A todo ello le acompaña un estilo visual agradable y un apartado técnico sobresaliente que remata el conjunto a la perfección.

Sin embargo, la experiencia se ve ligeramente lastrada por algunos fallos como la poca profundidad a la hora de hacer trucos con los que tratar de obtener cada vez mejores y mejores puntuaciones, el final anticlimático de la historia que nos deja con la sensación de que se ha quedado a medias, o una banda sonora machacona y repetitiva.

Pero, pese a todo ello, FutureGrind es un videojuego que, en conjunto, deja buen sabor de boca, una experiencia divertida y agradable que todos los fans del plataformeo disfrutarán de principio a fin.

Positivo

  • Jugabilidad simple, desafiante y divertida
  • Controles que responden a la perfección
  • El juego se siente justo en todo momento
  • Visualmente es muy cómodo
  • Un plataformas fresco y original

Negativo

  • Historia que deja bastante que desear
  • La banda sonora acaba resultando repetitiva
  • El arsenal de trucos se queda bastante corto
7

Bueno

Política de puntuación

Víctor Rodríguez
Videojuerguista desde siempre. Fan incondicional de Fallout y Star Wars y amante del RPG viejuno. Hablo de videojuegos, cine, series o lo que me dejen. Ah, y me gustan los números.