Análisis Rogue Trooper Redux

Nintendo Switch PC PlayStation 4 Xbox One
 

Rogue Tropper pertenece a una generación de videojuegos muy diferente a lo que hoy estamos acostumbrados. En 2006 el shooter en tercera persona era sinónimo de entretenimiento, mecánicas sencillas, argumentos lineales y menos pretensiones. TickTock Games nos trae de vuelta este clásico de la historia del videojuego adaptado a las nuevas consolas y ordenadores. Antes de la llegada de la séptima generación de consolas y el shooter con coberturas cambiara el paradigma de los juegos de tiros; Rebellion hizo lo suyo con este título de guerra espacial.

Del cómic al videojuego

El videojuego es una adaptación del cómic de Gerry Finley-Day y Dave Gibbons publicado en la famosa revista de ciencia ficción 2000 AD. En sus páginas se describe un futuro distópico donde dos facciones enfrentadas (una alegoría a la Guerra Civil de Estados unidos donde se confrontaron el Norte contra el Sur) se baten por el control del planeta Nu-Earth, un planeta ficticio en medio de dos soles y un agujero de gusano que es el último reducto por la supremacía de una potencia sobre otra. La perpetua guerra ha sido testigo de todo tipo de armas químicas y biológicas que han convertido el lugar en un auténtico infierno tóxico. Gran parte del planeta ha sido extinguido, y la población vive encerrada en ciudades escudo donde para salir al exterior tienen llevar trajes de protección para evitar la contaminación.

A causa de esto, los sureños a través de la ingeniería genética crean a los GI, una raza de superhombres inmunes a todos los venenos de la atmósfera y letales en el combate. Nosotros somos Rogue, un soldado de la infantería genética que deserta del ejército sureño tras la Masacre de la Zona de Cuarzo. Lo que iba a ser la gran ofensiva secreta contra los Norts se convierte en una auténtica carnicería para los GI. Pero nuestro héroe no está solo, cuenta con la ayuda de sus amigos, que aunque caídos en combate sobreviven en forma de biochip implantándose en el equipo y armamento de Rogue. Juntos buscarán al traidor responsable de la masacre.

Una guerra a dos bandos

Aunque el guión de Gordon Rennie consiguió en 2006 una nominación a los premios BAFTA, el argumento hoy en día se siente anticuado y predecible aunque aquí lo importante siguen siendo los tiros. Los personajes son planos y apenas evolucionan pero no importa porque la base de la historia es el escuadrón GI: Gunnar,  Bagman y Helm  no se limitan a darnos ventajas tácticas sino que están constantemente soltando chascarrillos, ya sea por las decisiones que tomamos o porque simplemente se han enzarzado en una discusión. Son de lo mejor del juego y consiguen transmitir esa sensación de hermandad militar tan características de películas como “Starship Troopers”.

La trama avanza en 13 misiones donde visitaremos muchos de las ubicaciones clásicas de la obra original, entre las que se encuentran Nordstadt, Harper’s Ferry o Nu Atlanta, entre otras. No faltarán las típicas fases de vuelo, los tiroteos épicos, el sigilo o los giros de guion algo forzados en una campaña cuya duración no es excesivamente larga. Rogue Tropper Redux respira el ambiente del cómic y recrea de manera fiel su universo, eso así el juego no se para a explicarse y es el jugador quien tiene que descubrir a base de desbloqueables todo lo que rodea a este mundo —podemos acceder a una enciclopedia repleta de imágenes, datos y curiosidades del lore del juego— y la remasterización no se aprovecha para introducir nuevos coleccionables para los veteranos de la serie.

El último supersoldado y tres biochips

Rogue Trooper Redux es un juego de disparos en tercera persona que jugablemente se le nota el peso de los años. Aunque es disfrutable a día de hoy arrastra muchos errores de su época (el uso de coberturas automáticas, varias mecánicas coinciden en un mismo botón, etc.) Las posibilidades son escasas: disparar, rodar, cubrirse o golpear los enemigos, pero estamos ante un juego de acción más táctico de lo que parece gracias a las habilidades mejoradas que nos proporcionan los biochips. Gunndan se convierte en una torreta centinela y mejorará nuestra puntería cuando nos disparan, Helm distrae a los enemigos con hologramas y proporciona consejos tácticos y Bagman puede poner minas, crear munición personalizada y recoger piezas para mejorar nuestras armas y equipo.

El arsenal para enfrentarnos a los Nord es un poco limitado, e iremos desbloqueando nuevos accesorios conforme avancemos por los niveles. Podemos equiparnos un rifle francotirador, una escopeta, un mortero, un lanzacohetes e incluso un arma de rayos. El juego nos invita a explorar nuevas estrategias para aprovechar el entorno: utilizar las coberturas para disparar fuego de supresión, llamar la atención de los enemigos para tenderles trampas, lanzar granadas PEM para inhabilitar sus equipos o disparar a los tanques de aire de los soldados enemigos para que salten por los aires. Las posibilidades son variadas, y si nos gusta la acción directa también tenemos la opción de jugar como en un shooter convencional abriéndonos paso con las granadas y el rifle de asalto.

La guerra en alta definición

Pero sin duda lo más destacable es su ambientación, tanto el diseño de personajes, localizaciones, tecnología y animales tienen un ambiente único que consigue trasladarnos a los confines de la galaxia. El lavado de cara HD mejora las texturas, sobretodo los rostros y pequeños detalles, se ha mejorado la iluminación y los efectos de sombra, hay nuevas explosiones y efectos que revitalizan en alta definición el juego. El resultado es gratificante pero sigue teniendo una aura de juego de otra época por mucho que las texturas sean más bonitas.

Entre las nuevas características el control ha sido rediseñado para la nueva generación, ahora es más accesible jugar con el mando y el sistema de coberturas ha mejorado. Además se ha añadido mayor número de ajustes de dificultad. A pesar de que las sensaciones son satisfactorias, la variedad de enemigos de se siente escasa, no va más allá del soldado raso, francotirador, antidisturbios o mortero. Rouge Trooper Redux camina entre el shooter militar y la ciencia ficción, y nos parece desaprovechada la oportunidad de añadir más variedad de situaciones cuando la atmósfera lo precede. No hay novedades en el plano jugable y pasaremos de nivel en nivel completando los objetivos que nos marca el intercom.

Multijugador de vieja escuela

Rogue Tropper Redux presenta un modo multijugador como era acostumbre casi obligatoria en los juegos de disparos de su época. Se trata de un online cooperativo para cuatro jugadores que incluye dos modos de juego: progresivo y fortaleza. El primero es un modo contrarreloj en el que tendremos que avanzar por el mapa esquivando a los nort hasta llegar a un lugar seguro, y el segundo es un modo horda donde sobreviviremos a oleadas mientras protegemos a un objetivo. Atentos cazadores de logros pues actualmente el multijugador esta vacío y si queréis todos los trofeos va ser necesario reclutar un pelotón de tres amigos para sacar todos los desafíos. Se puede jugar de forma solitaria pero la dificultad es más alta y puede ser un reto algo frustrarte.

Conclusiones

Rogue Tropper Redux es un juego de disparos en tercera persona interesante, con una campaña no muy larga y bastante lineal. Gustará sobre todo a aquellos que disfrutaron de la entrega original, y puede servir también de puerta de entrada para aquellos ajenos al universo del cómic de Gerry Finley-Day. Más allá de las novedades gráficas el juego se siente arcaico, predecible y arrastra muchos de los problemas de los juegos de su época, pero es un trocito de la historia del videojuego e introduce muchas mecánicas que veríamos años después en los juegos de tiros posteriores. Una propuesta alejada de la actualidad del videojuego, ya sea solo por su valor nostálgico y su precio reducido ya merece la pena. Y recordad que “somos infantería genética, incluso cuando estamos muertos no escapamos de la guerra”.


Positivo

  • Buena adaptación del universo original
  • Mejoras en la iluminación, efectos y texturas
  • Rejugabilidad mejorada gracias a los trofeos

Negativo

  • Un guión demasiado predecible y lineal
  • El control está desfasado en el tiempo
  • Multijugador plano y poco ambicioso
7

Bueno

Política de puntuación

David Jiménez
Formado en audiovisuales y ciencias de la comunicación, soy amante del cine, el comic y el manga/anime. Me declaro fanático de los juegos de rol, me encanta todo lo retro, me obsesiona la narrativa y explorar lo que hay detrás de cada juego.