Análisis Captain Toad: Treasure Tracker

Nintendo Switch
 

Captain Toad: Treasure Tracker fijó su estreno en la pasada generación de consolas donde Nintendo amplio el catálogo de Wii U con un spin-off de la franquicia Mario Bros bajo unos origines que se remontan a una de las genialidades del propio Miyamoto. La aventura de Toad nació una vez más de la inspiración del japonés dada su gran afición al cubo de Rubik como un intento de plasmar en un videojuego una serie de mini puzles protagonizados por el simpático y querido champiñón.

Tras su paso por Wii U, allá por el año 2015, el emblemático Toad estrena su llegada a Nintendo Switch con un título mejorado respecto a lo visto en la pasada generación con una buena remesa de novedades y sobre todo con una gran cantidad de ingenio y diversión para todas las edades. Si queréis conocer más de Captain Toad: Treasure Tracker podéis acompañadnos en nuestro análisis.

¡Agudiza el ingenio!… Pero con diversión

Captain Toad: Treasure Tracker aterriza por fin en Switch bajo la misma premisa que ya pudimos disfrutar en Wii U hace algunos años, un juego de plataformas y puzles en 3D donde deberemos agudizar el ingenio para solventar todos los puzles y secretos que nos encontraremos a lo largo y ancho de cada nivel. Nuestro protagonista, como no puede ser de otra manera, será Toad el amable champiñón al que Nintendo quiso rendir homenaje dotándole de un título propio, aunque no estará solo pues la simpática Toadette se unirá a la aventura en diversos momentos de la misma.

Pese a que no solo deberemos limitarnos a conseguir la estrella de cada nivel, el título nos pondrá a prueba en aras de encontrar cada uno de los tres diamantes escondidos en cada nivel, obtener todas las monedas del mismo o cumplir una serie de requisitos en función de cada fase como no obtener daños o eliminar a todos los enemigos presentes en el mapeado. Una gran cantidad de elementos que en su conjunto hacen que Treasure Tracker sea un título muy rejugable y entretenido con una curva de dificultad en perfecta simbiosis con la diversión inherente de superar cada reto.

Por si fuera poco, conforme avancemos en la aventura de forma aleatoria un pequeño Toad pixelado se introducirá en algún nivel que ya hayamos superado para que nos centremos en encontrarlo, para ello deberemos inspeccionar a fondo el mapeado y tocar la pantalla táctil de Switch una vez lo hayamos localizado. Eso sí tampoco habrá que relajarse pues no estaremos exentos de tener que lidiar contra los típicos jefes finales que no nos pondrán las cosas nada fáciles.

¡Mejor en Nintendo Switch! ¡Mayor diversión con amigos!

Como decíamos en la introducción, Nintendo no se ha limitado a realizar un port del título original de Wii U, sino que ha dotado a la versión de Switch de diversas novedades que aumentan ostensiblemente las posibilidades del juego. Como bien habréis apreciado, la portabilidad de Nintendo Switch hace de Captain Toad: Treasure Tracker un título de esos que se antojan imprescindibles y divertidos cuando estás fuera de casa y tienes tiempo para superar algunos puzles, pero…no queda ahí la cosa.

Como hemos comentado anteriormente, se ha introducido desde el principio el reto del Toad pixelado, una opción que tan solo estaba disponible en la versión de Wii U empleando el amiibo de Toad para desbloquearlo. Una característica la de los amiibos que también estará presente en esta versión para Switch aunque de una manera un tanto diferente…Y es que, su sois poseedores de los amiibos de boda de Bowser, Peach o Mario podréis acceder directamente a sus niveles sin necesidad de desbloquearlos en la aventura. El resto de amiibos, en cambio, al escanearlos proporcionarán un champiñón verde, a excepción de Toad, que dará un champiñón de invencibilidad, pero también es preciso dejar claro que estos niveles serán perfectamente accesibles al avanzar lo suficiente en la aventura para aquellos que no posean tales figuras.

Por otro lado, otra de las grandes novedades de esta edición es la posibilidad de disfrutar la aventura entre dos jugadores gracias a las posibilidades de los joy-cons de una forma un tanto similar al multijugador de Super Mario Odyssey mientras uno de los jugadores maneja a uno de los dos protagonistas, el otro empleará el segundo joy-con para lanzar nabos a los enemigos, algo que sin duda allanará el camino en más de una ocasión.

De tal manera, y como otra de las grandes novedades uno de los mayores atractivos de esta edición para Switch serán los cuatro nuevos niveles inspirados en Super Mario Odyssey con un nivel de detalle espectacular y un diseño artístico bien conseguido que nos hará recordar la odisea del fontanero bajo unos puzles y un entorno algo mayor al resto de niveles donde en lugar de estrellas deberemos conseguir las preciosas energilunas vistas en la Odyssey.

¡Mira cómo se mueve ese champiñón!

Jugar a Captain Toad es disfrutar desde el inicio de ese toque característico que solo podemos disfrutar en las obras de la factoría Nintendo. Un juego de colores y acabado artístico de gran calidad que gustará no solo a los más pequeños sino también a todo tipo de jugadores. De tal forma nos encontramos ante un apartado gráfico similar a lo visto en Wii U, pero con ciertos toques donde se nota la iluminación y ciertos detalles bien definidos a la hora de hacer zoom.

En lo que respecta al modo portátil el juego se mueve a la perfección y la jugabilidad resulta muy suave a la hora de manejar tanto a Toad como a Toadette los joy-cons responden a la perfección, aunque en algunos momentos los giros de la cámara no resultan tan intuitivos como nos gustaría. Tanto en modo dock como en modo portátil como decimos el juego luce sencillamente precioso sin tirones ni caídas en la tasa de fotogramas en ningún momento de la aventura.

Si a todo esto sumamos un apartado sonoro y unas melodías simpáticas y relajantes durante los puzles nos encontramos ante un título redondo donde la voz de Toad nos hará soltar una carcajada en más de una ocasión.

Conclusiones:

A estas alturas muchos usuarios se preguntarán si esta versión para Nintendo Switch es necesaria o no tras haber podido disfrutarla en Wii U. La respuesta es un rotundo si tanto si habéis disfrutado del juego Wii U como sino pues esta llegada a Switch unido al carácter ‘hibrido’ de la consola hacen de Captain Toad: Treasure Tracker una de las mejores opciones del catálogo de la consola. Así mismo la inmensa cantidad de puzles, las diversiones de los mismos junto a la buena cantidad de novedades implementadas en esta versión hacen del juego una compra de lo más interesante.


Positivo

  • Una cantidad inmensa de originales puzles
  • Gran cantidad de novedades respecto a la versión de Wii U
  • Aspecto gráfico y sonoro magistral
  • Cuatro niveles inspirados en Super Mario Odyssey
  • Divertido modo multijugador
  • Una perfecta adaptación a Switch

Negativo

  • El control de la cámara en ocasiones no resulta intuitivo
  • La historia tiene poco recorrido
9

Increíble

Política de puntuación

Alfonso Cánovas
Ingeniero de Telecomunicaciones. Cojo otro juego, lo tiro por el retrete... Y ya son tropecientos juegos los que el retrete se ha tragado. ¯\_(ツ)_/¯