Análisis Digimon World: Next Order

PlayStation 4 PlayStation Vita
 

Han pasado casi 16 de años de la entrega de Digimon World para la consola PlayStation original. Desde entonces ha llovido mucho y aunque dicho juego tuviera varias secuelas, lo cierto es que el título que vamos a analizar hoy es secuela directa de Digimon World. Con la misma premisa pero adaptándose a los nuevos tiempos, en este nuevo título volveremos al mundo digital para resolver ciertos problemas que nos impedirán regresar a nuestro hogar.

Así que junto a nuestros Digimon, comenzamos el análisis de Digimon World: Next Order. ¿Estáis preparados para regresar al mundo digital?

Aspectos generales

En Digimon World: Next Order, el dispositivo digital del protagonista lo absorbe al mundo digital, concretamente a la ciudad de Floatia. Aquí es acogido por Jijimon, un viejo Digimon el cual nos pone al tanto de los problemas que acontecen en el mundo digital. Al parecer Machinedramon, un Digimon Cyborg, ha atacado dicha ciudad y está causando el terror en este mundo. Nuestra misión será la de pararle los pies para poder regresar a la Tierra, como nos prometió el propio Jijimon.

La prioridad antes de enfrentarnos a Machinedramon es la de encontrar ciertos Digimon por todo el mapa y convencerles de que vuelvan a la ciudad, de esta forma aumentaremos la prosperidad de la misma y se nos desbloquearán muchas más cosas que comentaremos en el apartado de jugabilidad. Acoger a los Digimon es importante para el avance de esta historia, ya que la ciudad crecerá e incluso se realizarán varias reformas en ella.

Para afrontar nuestro objetivo, contamos con la ayuda de los Digimon, los cuales podremos entrenar para que se vuelvan poderosos. Como en cada entrega de la saga World, no solo deberemos de entrenarlos, sino también de cuidarlos y criarlos, estrechando el vínculo entre entrenador y Digimon. En esta historia nos podrán acompañar dos Digimon, los cuales podremos elegir de entre 10 Digihuevos al principio. Tendremos que alimentarlos, aumentar la amistad, cerciorarnos de que realizan sus necesidades diarias (siempre viene bien disponer de aseos portátiles), o que duerman bien para que al día siguiente estén en plena forma, entre otros muchos factores.

La curiosa mecánica que existe en la saga World y que aparece también en Next Order es que una vez pasen ciertos días, nuestros Digimon acabarán muriendo, volviendo a la vida en forma de Digihuevo. En este momento es cuando nos aparecerá de nuevo la ventana de selección del huevo. Esto nos puede suponer un problema si nos pasamos mucho tiempo entrenando a nuestros Digimon y no estamos pendientes de los días que han pasado, ya que una vez fallezcan volverán a nacer a nivel bebé. Si volvemos a elegir el mismo Digihuevo, sus parámetros de base habrán aumentado dependiendo de cómo lo hayamos entrenado anteriormente. Es una mecánica curiosa que tiene sus pros y sus contras.

A lo largo de nuestra aventura nos encontraremos con varios humanos que nos ayudarán en nuestra misión. Todos ellos también disponen de Digimon acompañantes y formarán parte de la trama argumental de Digimon World: Next Order. Los personajes, lejos de tener el carisma de muchos de los de la serie de televisión, tienen su propia personalidad, y esto viene marcado fuertemente por sus acciones y diálogos. Pocos minutos nos bastarán para saber quién es el que tiene un carácter más activo y luchador o quién es el que posee un espíritu más pacífico. También hay que aclarar que en este título disfrutaremos de la presencia del protagonista del primer Digimon World, el cual no sabemos su nombre pero que se le conoce por Mameo, ya que Luche, chica que nos encontramos más adelante, lo llama así por su gorro.

Al principio puede que nos parezca un poco tedioso, principalmente por el tutorial. No obstante si no nos acordamos de algo, preguntar a los Digimon de alrededor ayuda bastante. Éstos nos explicarán básicamente todas las nociones de este juego, incluyendo las partes del sistema de combate, los cuidados de nuestros Digimon, las recetas, y un largo etcétera. En cierto modo, la parte de estar pendientes y cuidar a los Digimon es bastante adictiva, aunque bien es cierto que a veces tendremos que aguantar las pataletas de estas criaturas, pudiendo felicitarlos, regañarlos o incluso ignorarlos por completo. Os tocará hacer el papel tanto de entrenador, como de padres.

Combates muy locos

El primer punto en el que nos vamos a centrar en lo referente a la jugabilidad es en su sistema de combate. Cuando vaguemos por el mapa, nos encontraremos con multitud de Digimon, los cuales bastará con tocarlos mientras caminamos para que se nos abra la pantalla de combate. Si nos avistan y nos persiguen, podemos escaparnos de la escena de combate simplemente corriendo. Mientras que el Digimon no toque al personaje, estaremos a salvo. Si el nivel de nuestros Digimon es mucho más elevado que el de las criaturas del mapa, éstas nos avistarán, pero no nos atacarán a no ser que nos crucemos con ellas.

Es fácil de adaptarse al sistema de combate, pero eso no significa que sea el que mejor nos parezca. Si nos vamos a la saga Digimon Story, los combates son cara a cara y por turnos, algo que funciona muy bien y que hemos podido ver en conocidas franquicias como Pokémon. Ahora bien, el sistema de combate en la saga Digimon World difiere bastante. Nuestros Digimon atacarán automáticamente y nosotros podremos mandarles órdenes para que utilicen una habilidad u otra. Utilizar una habilidad mediante el menú de órdenes consumirá PO (Puntos de Orden). Bastará con pulsar la X e ir recargando PO hasta que tengamos suficiente para ejecutar un ataque especial, los cuales son los que más PO consumen. Si nos enfrentamos a Digimon mucho más débiles que los nuestros, no hará falta siquiera abrir el menú de órdenes ya que como nuestros Digimon atacan automáticamente, éstos vencerán sin mayor problema. Algunos ataques serán más efectivos que otros. Todo depende del tipo de Digimon al que nos enfrentemos.

Tras haber realizado una misión secundaria, nos darán acceso a las digievoluciones ExE. De esta forma podremos acceder a una digievolución superior o incluso hacer que ambos Digimon se fusionen para obtener un aumento de poder muchísimo mayor. Para acceder a esta característica es necesario que ambos Digimon obtengan un PO de 150. Si cumplimos este requisito en combate, basta con apretar L1+R1 y realizar el movimiento. Hay incluso una rara posibilidad de que esto pase cuando perdamos el combate, pero no suele ocurrir en demasiadas ocasiones.

En el combate, también podemos utilizar objetos para aumentar ciertas características de nuestros Digimon, curar estados o puntos de salud y magia. Estos objetos los tendremos que lanzar para que caigan a nuestros compañeros. El problema de esto es que hay veces en las que los Digimon no se encuentran en un rango cercano para poder lanzarles los objetos, solo nos queda esperar a que se acerquen. Esto, sumado a la pésima cámara de seguimiento del combate, hace del mismo algo tedioso y da la sensación de que se ha trabajado poco en ese aspecto. Aunque hemos comentado que es fácil adaptarse al sistema de combate, lo cierto es que no es raro ver que mucha gente prefiera el sistema de combate de la saga Story, ya que es algo a lo que estamos más acostumbrados y que a la larga funciona de una manera más eficiente.

Además del menú de objetos también disponemos de uno reservado a las tácticas de combate. En esta pestaña podremos marcar el objetivo al que queremos que se centren nuestros Digimon (cada Digimon tiene su propio menú independiente), además de elegir cómo queremos atacar, si consumiendo todos los PM, un consumo medio o incluso optar por una táctica más pasiva y conservar PM. Por defecto estará en la opción de consumo medio, y habiendo tenido cierta experiencia jugando, es recomendable luchar con el mayor gasto de PM. Cuando finalicemos el combate, nos darán ciertos puntos que aumentarán varios de los parámetros de nuestros Digimon. En el caso de haber perdido el combate, apareceremos en Floatia con 1 punto de salud en cada Digimon y la mayor parte de las veces, con heridas que tendremos que sanar ya sean con tiritas o con medicinas. Estas últimas nos servirán para heridas de mayor gravedad.

Entrena duro

Lo cierto es que la mejor forma para entrenar a nuestros Digimon no es combatiendo, sino haciendo que se esfuercen en la sala dedicada al entrenamiento en la misma ciudad de Floatia. El sistema es bastante sencillo. Simplemente movemos a nuestros Digimon al parámetro que deseemos subir y le damos a aceptar. Acto seguido nos aparecerá una especie de ruleta en la que aparecerán distintos bonus y extras que se acumularán al entrenamiento. No resulta difícil acertar en el bonus que quieres conseguir, basta con tener algo de maña. Estos extras podrán aumentar la amistad de los Digimon, el ánimo, reducir el tiempo de entrenamiento, entre otras muchas opciones. Cuando finalicen el entrenamiento, la barra de cansancio aumentará en los Digimon, pero al lado disponemos de un rincón para descansar 1 hora y recuperar un poco de PS y restar cansancio. Si son las primeras veces que entrenamos a nuestros Digimon, veremos que éstos digievolucionarán bastante rápido. Pasar mucho tiempo entrenando a los Digimon nos beneficiará muchísimo en los combates, pero no os olvidéis de lo que os hemos comentado más arriba, ya que nuestros Digimon fallecerán y volverán a nacer con nivel bebé. Desperdiciar mucho tiempo entrenando podría hacer que avancemos lentamente en la historia, ya que cada vez necesitaremos a nuestros Digimon más fuertes y si pasamos gran parte del día entrenando, al cabo de un tiempo volverán a ser un Digihuevo y tendremos que perder tiempo de nuevo entrenando para recuperar el nivel al que estábamos. Esta parte es un poco redundante, por eso es recomendable jugar con cierto equilibrio de entreno y avance. Aunque si así lo deseamos, podemos hacer que los Digimon aumenten su vida natural, junto a muchas otras cosas interesantes. Esto se consigue desbloqueando habilidades para el protagonista.

Cada Digimon dispone de un historial en el que podremos saber cómo Digievolucionar a una evolución concreta. Un Digimon, dependiendo de que stats aumentemos, evolucionará en un Digimon o en otro. Felicitándoles en las conversaciones o regañando a nuestros Digimon cuando hagan algo que no nos parezca bien, aumentarán su aprendizaje, lo cual conlleva a desbloquear cierta información respecto a las digievoluciones. Hay distintas acciones que podremos realizar para desbloquear más información al respecto. De esta manera, podremos averiguar que parámetros específicos hacen falta entrenar a nuestros Digimon para que digievolucionen a una criatura en concreto.

Sube de nivel y consigue habilidades

Nuestro protagonista podrá aprender ciertas habilidades a medida que vaya subiendo de nivel. Éstas van desde aumentar la vida de nuestros Digimon, aumentar los parámetros base de los mismos cuando vuelvan a nacer, mejorar el entrenamiento, el estado de ánimo, y muchas otras ventajas. Estas mejoras nos ayudarán muchísimo y la mayor parte de las veces dependeremos de ellas. Como suele ocurrir, hay ciertas habilidades que necesitarán de otras que hayamos desbloqueado antes para poder conseguirlas. De nosotros mismos depende cómo distribuir nuestros puntos de experiencia. Éstas se clasifican en Básico, Entrenador, Superviviente y Comandante. En cada pestaña disponemos de cierto tipo de mejoras.

Un mapa con muchos contrastes

El mapa de Digimon World: Next Order está dividido en numerosas zonas, cada una de ellas con pantallas de carga. No son excesivamente largas pero al haber demasiadas, a veces nos puede sacar de ese mundo digital al que hemos llegado. Hay algo del mapa que es gratificante, y es la diferencia de las zonas. Hay mucho contraste en ellas, y mientras que estamos en parajes verdes, de repente podemos entrar en una zona desértica u otra volcánica. No vemos un diseño de mapa con niveles coexistiendo entre ellos. Simplemente pasamos por zonas y éstas dispondrán de una vegetación o bioma distinto.

Cuatro cosas que no nos ha gustado del mapa. Una es los ya mencionados tiempos de carga. Otra de ellas tiene que ver con la limitación del propio mapa. Aunque visitemos zonas muy amplias, no podremos “pisar” cada rincón, por así decirlo. El mapa es en cierto modo limitado y parece como que tuviésemos un camino marcado por el que tenemos que pasar. Este detalle le resta cierto carácter de exploración al juego. Si a esto le sumamos el no poder esprintar, se hace aún más tedioso. Lo bueno es que al menos existen viajes rápidos mediante Birdramon, aunque estos son relativamente caros.

Otra de las cuestiones que no nos ha gustado a la hora de vagar por el mapa es la distribución de los objetos y consumibles que nos encontramos. Y es que siempre los encontramos en el mismo sitio, además de que debemos de acercarnos un poco para que dichos objetos carguen en pantalla, apareciendo de la nada. La causa de estos síntomas puede que haya sido el haber realizado un port desde la versión de PS Vita, plataforma a la que llegó primeramente antes de su llegada a PlayStation 4.

Mientras que recorremos el mapa, los Digimon tendrán ciertas necesidades a las que deberemos de estar pendientes. Pedirán mucho ir al servicio, y también comer. Hay servicios distribuidos por casi todas las zonas del mapa, al igual que máquinas expendedoras para poder comprar consumibles. Si el servicio está lejos de nuestra zona, siempre podemos usar aseos portátiles. Además, los Digimon acabarán teniendo sueño en ciertas horas de la noche. Podemos dormir a la intemperie, o acampar con una tienda de campaña, algo que desbloquearemos más adelante. Dormir al aire libre no nos recuperará por completo, por eso siempre es mejor dormir en la tienda de campaña o en su defecto en alguna zona de interior, como en una casa. Si avanzamos en el árbol de habilidades, también se nos permitirá cocinar mientras acampamos. De esta forma podremos combinar varios ingredientes para conseguir comida que nos recupere mejor ciertos parámetros en nuestros Digimon.

En el mapa también dispondremos de misiones diarias. En ellas nos recompensarán con ciertos objetos y se recargarán cada día por todo el mapa. Para acceder a ellas y encontrar su localización simplemente deberemos de utilizar el Digicorreo. Dichas misiones son algo más para hacer cuando ya nos hayamos pasado la historia. De esta forma, siempre tendremos algo pendiente cuando creamos lo contrario.

La ciudad crece y construir se vuelve necesario

A medida que vayamos avanzando en la historia y vayamos convenciendo a los Digimon para que regresen a Floatia, la prosperidad de la ciudad aumentará. Este aumento conllevará a que en un punto de la historia, los Digimon hagan grandes reformas a la ciudad. Si antes parecía una aldea, después tendrá un aspecto mucho más parecido a una ciudad. Será en ese momento cuando desbloqueemos ciertos aspectos que nos ofrecerán los Digimon. Así que una vez completada la reforma, tendremos nuestro propio huerto para plantar lo que deseemos, una sala de entrenamiento mucho más amplia y mejor equipada tecnológicamente, un distrito empresarial donde coexistirán todas las tiendas y restaurantes, además de muchas otras cosas. De hecho podremos mejorar muchas partes de la ciudad mediante las construcciones. En el mapa nos encontraremos multitud de materiales que podremos recolectar para poder construir mejoras en la ciudad. Subir de nivel los distintos puntos de Floatia nos beneficiará de un modo u otro. Por ejemplo, si mejoramos los campos de cultivo, dispondremos de más espacios para plantar más cosas, algo que desde nuestro punto de vista nos será muy útil para que nuestros Digimon no tengan problemas de comida. El tema de las construcciones es otro plus que hace que Next Order sea algo más completo.

Combates contra otros jugadores en la Caja Dimensional

A la vertiente online de Digimon World: Next Order se accede a través de la caja dimensional en la casa de Jijimon. Aquí podremos luchar contra otros entrenadores para acumular puntos y canjearlos por muchos premios. La caja dimensional también ofrece un sistema de ranking y podremos disfrutar de misiones diarias para conseguir ciertos objetos. Hay que decir que para poder exprimir lo que nos ofrece la caja dimensional, es necesario disponer de una suscripción a PS Plus, luego si no disponéis de una, aparecerá un código de error que no os permitirá jugar al modo multijugador.

Apartado técnico y gráfico

Durante el transcurso de nuestra aventura, no hemos notado problemas en el rendimiento del juego. Quizás en zonas amplias muy puntuales hemos notado pequeñas caídas de frames, pero en casi todo el juego hemos podido disfrutar de una sólida tasa de 60 imágenes por segundo. Han sido esos ligeros tiempos de carga de los que hablábamos anteriormente los que han hecho que la experiencia de juego haya sido un poco tediosa. No porque tengamos que esperar demasiado, sino que a lo largo del juego nos encontramos con muchas pantallas de carga, y aunque apenas duren tres o cuatro segundos, te puede acabar sacando del juego.

Si hablamos de su apartado gráfico, hemos de decir que no hay nada que nos llame la atención. El título está desarrollado con el motor Unity, y aunque el entorno esté bastante cuidado y podamos disfrutar de bellos contrastes en el mapa, bien es cierto que en lo que respecta a su apartado gráfico, poco nos puede sorprender. Aun así, no es algo que nos hayamos guardado muy negativamente. Como sabéis, se trata de un port de PS Vita, y por muchas mejoras que haya recibido en su versión para PlayStation 4, el nivel gráfico no va a ir a mucho más.

Con lo que si nos quedamos es con la opción de poder elegir entre voces en inglés o en japonés. Cada vez son más los juegos que permiten esta característica y siempre está bien poder escuchar las voces originales mientras tenemos los subtítulos activados en nuestro idioma.

Conclusión

Digimon World: Next Order es un título que puede ofrecerte unas buenas horas de diversión, sobre todo si te consideras un fan de la franquicia. Creemos que en lo que respecta al sistema de combate que se ha implementado, los hay mejores y más eficientes. A pesar de una trama simple y sin giros argumentales, junto a las ciertas limitaciones del mapa; ese componente de cuidar y cubrir las necesidades de nuestros Digimon y ampliar la ciudad de Floatia harán prolongar bastante la duración de juego.


Positivo

  • Multitud de Digimon y digievoluciones
  • Cierto carácter adictivo al entrenar y cuidar a los Digimon
  • Rendimiento técnico excelente
  • El poder ampliar y construir en la ciudad de Floatia
  • El multijugador y las misiones diarias prolongan la duración del juego
  • Mapa con bonitos entornos y contrastes
  • La necesidad de que el entrenador aprenda nuevas habilidades
  • Alternar entre voces en inglés y japonés

Negativo

  • Tutorial algo tedioso al principio
  • Sistema de combate caótico
  • Mapa limitado en ciertos aspectos
  • A veces los objetos dispersos en el mapa tardan en cargar
  • Bastantes pantallas de carga
  • Pésima cámara de seguimiento en los combates
6.5

Jugable

Política de puntuación

Antonio Vallejo.T
Profundamente apasionado por el arte de los videojuegos. Estoy jugando así que no me desconcentres.