Análisis Fire Emblem Warriors para New Nintendo 3DS

 

Nos situamos en pleno pistoletazo de salida de la gran selección de nuevos títulos que Nintendo nos tiene preparados para el último tramo del año. Aún nos queda un tiempo para poder tener entre nuestras manos el esperado Mario Odissey, o Xenoblade Chronicles 2, entre otros, pero ninguno de estos grandes lanzamientos tiene por qué eclipsar el juego que hoy nos ocupa. Fire Emblem Warriors llega al catálogo de consolas de la Gran N pisando fuerte, y tras el análisis en profundidad de la versión de Nintendo Switch, os traemos ahora nuestras impresiones completas de la versión para New Nintendo 3DS y New Nintendo 2DS.

Debido a que las ediciones para ambas plataformas comparten casi en su totalidad la misma estructura, contenido y posibilidades; recomendamos la lectura previa del análisis de Nintendo Switch. En nuestra labor de análisis de la versión más portátil de Fire Emblem Warriors daremos por sentadas ciertas bases expuestas en dicho análisis para aligerar este texto y centrarnos así en las diferencias más notables.

Fire Emblem Warriors

Fire Emblem Warriors es la nueva apuesta de Nintendo dentro de su catálogo de juegos de acción destinado tanto al gran público como a los amantes de los juegos de rol. Sus cimientos se basan en la fusión de una de las grandes franquicias de la compañía japonesa con una de las jugabilidades más populares en este territorio. Fire Emblem y el género musou se dan la mano para crear una combinación explosiva que nos absorberá durante horas, convirtiéndose en uno de los grandes reclamos del catálogo para los amantes de las mecánicas más arcades.

El equipo que hay detrás de Fire Emblem Warriors ya aventura que se tratará de un título de éxito. Teniendo entre sus creadores a Intelligent System, Team Ninja, Omega Force, Koei Tecmo y la propia Nintendo; nada podía salir mal. Entre estas desarrolladoras suman más de 75 títulos lanzados al mercado con características similares al juego que nos ocupa, y la gran aceptación por parte de crítica y público abalan perfectamente esta nueva obra. ¿Necesitáis más motivos para saber si Fire Emblem Warriors es vuestro juego? Sigamos analizando más en detalle.

¡El apacible reino de Aytolis está en peligro!

Como ya comentamos en el análisis base, Fire Emblem Warriors nos pone en la piel de Rowan y Lianna, príncipes del pacífico reino de Aytolis, quienes se ven envueltos en un ataque a su corona y obligados a separarse de su madre para emprender un viaje por la protección del emblema de fuego. Esta aventura será la excusa que nos expondrá a una línea argumental que recogerá lo mejor de varios títulos de la saga Fire Emblem como Awakening, Fates, Echoes o Shadow of Dragon, cuyos héroes se verán atraídos misteriosamente a la realidad del mundo de Aytolis y ayudarán a nuestros protagonistas en su empresa.

Aunque la trama comenzará de forma lenta, según avanza la historia la acción va en aumento. A partir de la presentación de todos los grandes iconos de la saga Fire Emblem, junto con grandes referencias a arcos argumentales de los títulos originales, este nuevo título nos pone frente a una aventura la evolución de dos nuevos héroes que no tienen nada que envidiar a los estandartes de la franquicia original de Nintendo.

Respecto a los jugadores que provengan de la saga Fire Emblem, debemos mencionar que no sólo podrán revivir grandes momentos de gran parte de sus entregas favoritas durante toda la historia de Fire Emblem Warriors, sino que además el título dispone de un segundo modo de juego denominado Crónicas, el cual desgranaremos más adelante,  que revivirá batallas icónicas al más puro estilo de la saga original.

Combinación explosiva: Musou estratégico

Una vez comenzamos la partida de Fire Emblem Warriors y ya nos hemos adentrado en su universo, tenemos que tratar el aspecto más importante del título: su jugabilidad. Como ya hemos dicho, se trata de un título englobado por el género musou que ha sabido incorporar a la perfección parte de las mecánicas más importantes de la saga de estrategia de Nintendo. Siendo un título de la franquicia Warriors, la más importante dentro de este tipo de juego, e incluyendo aspectos diferenciadores, obtenemos un producto único, llamativo e interesante, como no podía ser de otro modo.

Tal y como se ha comentado en el primer análisis del juego, las mecánicas base son las de un musou al uso: Adentrarnos en un gran mapa repleto de enemigos, clónicos en su mayoría, que no tendrán ninguna oportunidad de enfrentar a nuestro héroe y a los que aplastaremos en batallas espectaculares de cien –o más– contra uno. Con esta base los creadores comenzaron a entretejer la esencia de Fire Emblem y lograron una combinación muy interesante de un arcade estratégico.

En el modo historia nuestras misiones serán principalmente derrotar a cierto enemigo o tomar un bastión al final de fase, pero no todo será tan sencillo ya que para llegar a ello tendremos que abrirnos paso en un vasto mapa con miles de enemigos, varios puntos de conquista e incluso misiones secundarias que ir completando para obtener bonificadores. Nuestra experiencia de juego dependerá totalmente si nos centramos en terminar rápido las misiones o explorar a fondo el mapa, lo cual influirá también en las recompensas obtenidas, que tal y como indicábamos en el análisis previo, de cara a la segunda mitad del juego son realmente necesarias.

Respecto al modo Crónicas contamos con uno de los apartados más interesantes y diferenciadores del título ya que tanto los amantes de los musou como los de Fire Emblem encontrarán las mejores experiencias. Se trata de un modo de juego que replica estratégicamente las mejores batallas de la franquicia de la Gran N, utilizando su sistema de cuadrícula con unidades dispersas, objetivos y enfrentamientos; unido con el sistema de diferentes tipo de combate musou al seleccionar cada una de las batallas. Para desarrollar cada mapa en su totalidad deberemos enfrentar las unidades enemigas, las cuales nos adentrarán en combates de conquista de territorios, luchas de oleadas o incluso derrota de grandes jefes finales con una dificultad bastante encomiable; todas ellas con una dificultad considerable si no vamos preparados y con la misión de conseguir el mayor rango posible para obtener las recompensas más altas para nuestros héroes.

A estos cimientos los desarrolladores se las ingeniaron para darles el sabor y forma de la franquicia Fire Emblem, y el resultado no podía ser más satisfactorio. Desde pequeñas incorporaciones como la posibilidad de perder unidades para siempre si caen en batalla, hasta aspectos tan esenciales de juego como la incorporación del triángulo de armas, hacen de Fire Emblem Warriors un musou que se disfruta de forma diferente y del que a continuación destacaremos sus principales punto diferenciadores. La estrategia será fundamental, tanto en la colocación de las unidades al comienzo de batalla como al darles órdenes durante el trascurso de la misma, así como también lo será la elección de armas y su uso en batalla, y el posicionamiento en el mapa para evitar la aparición de más hordas de enemigos. Otro punto a tener en cuenta durante nuestras acciones es la inclusión de las misiones secundarias implícitas y explícitas, ya que serán las que nos permitan conseguir más experiencia y coleccionables, así como ampliar la dificultad.

Otro punto diferenciador de otros musou es, sin lugar a duda, su apartado de evolución de personajes, basado íntegramente en la franquicia Fire Emblem. Cada uno de los héroes podrá, además de mejorar su nivel y sus estadísticos como en el juego de Nintendo, evolucionar sus capacidades técnicas y defensivas gracias a insignias que nosotros fabricaremos a modo de árbol de habilidades. Además, de este mismo modo podremos promocionar las clases de nuestros guerreros tal y como vemos en los juegos originales. Dentro de este apartado de evolución también se incluye el uso de diferentes grados de armas, el cual recoge también el sistema propuesto por Fire Emblem con la diferencia de que las armas no se desgastan con su uso y que ciertas habilidades especiales de modelos concretos pueden transferirse a otros del mismo tipo de arma.

Un nivel artístico al nivel de la saga Fire Emblem

Es en este apartado en el que más podemos diferenciar la versión de Nintendo Switch con las portátiles pequeñas de la casa Nintendo. Como era de esperar, con menor nivel de procesamiento que explotar, la familia New tiene que ofrecer un apartado gráfico más ajustado, pero para nada reprochable. Sin duda alguna, si vuestra opción es la edición de New Nintendo 3DS no acabaréis defraudado.

Como ya explicábamos con la edición de Nintendo Switch, el apartado gráfico de Fire Emblem Warriors es espectacular en todo el registro de la palabra. Es espectacular la cantidad de movimientos, luces y texturas que muestra en pantalla el título, y en especial la velocidad a la que consigue hacer todo ello. Los gráficos en alta definición de la consola híbrida lucen de forma maravillosa, pero la versión portátil del título no se queda demasiado atrás del modo rendimiento que habíamos explicado.

Todos los modelos de personajes están al nivel artístico del título y la fluidez es tan elevada en todo momento que no echamos de menos entornos con más texturas o héroes con más detalle gracias a la experiencia que el conjunto transmite. Es por esto que el título portátil no ve necesario incluir un modo de juego con ajustes gráficos aún más escasos ya que no se notarán caídas de frames ni en los momentos más exigentes de las batallas. Además, gracias a esta fluidez y la calidad gráfica del mismo entendemos perfectamente la decisión de Nintendo al dejar atrás las primeras consolas de la familia Nintendo 3DS, ya que su nivel de procesamiento está muy atrás respecto a la carga que requiere Fire Emblem Warriors.

Respecto al apartado sonoro no podemos aportar nada diferenciador respecto a la versión de la consola híbrida. La banda sonora original hará las delicias de los amantes de la saga Fire Emblem, así como las pistas dobladas de los héroes protagonistas y la ambientación creada con los efectos de batalla y cinemática. Además, al igual que ocurre con la versión de Nintendo Switch, muy próximo al lanzamiento del juego podremos disfrutar de un parche totalmente gratuito que incluye las voces japonesas del título, por lo que no podemos pedir más a un apartado artístico de lujo.

Horas y horas de diversión en sus diferentes modos

Pasando al apartado en el que nos centraremos en el contenido y posibilidades de Fire Emblem Warriors nos encontramos, de nuevo, con prácticamente nulas diferencias respecto de la versión grande del título. Como ya os habíamos contado, el título incluye horas y horas de disfrute en dos modos de juego realmente extensos, además de invitar a la rejugabilidad de todo ello tanto para la obtención de misiones no superadas, armamento, materiales y coleccionables. Como aliciente a la ya de por sí larga experiencia jugable, el título incluye un reproductor de la banda sonora original del juego, un sistema de reproducción de artes de los héroes de Fire Emblem y toda la personalización y posibilidades que ya os hemos comentado a lo largo y ancho de este análisis.

Algo que sí debemos remarcar como punto negativo de esta edición respecto a la cantidad de posibilidades que ofrece es la poca implementación de las posibiliades de la consola en la edición de New Nintendo 3DS y New Nintendo 2DS. En primer lugar, no contamos con ningún tipo de control táctil quedando relegada la segunda pantalla a mostrar información del mapa. En segundo lugar, no se hace uso tampoco de la función 3D del dispositivo, ni durante escenas cinemáticas ni durante momentos jugables. Y por último, no tenemos opción de jugar modo multijugador ni de forma local ni mediante conexión wifi.

Anexo al contenido incluido en la consola debemos adelantar que el juego incluye además un pase de temporada –de adquisición externa a la compra del título– que nos dará acceso a tres campañas totalmente nuevas, una para uno de los antiguos juegos de Fire Emblem; los cuales podrán también adquirirse por separado una vez salgan a la venta.

Conclusiones

Por todo lo expuesto podemos decir que Fire Emblem Warriors es el juego que todo amante de la saga Warriors y de la franquicia Fire Emblem debe probar sin pensárselo dos veces. La cantidad de horas y posibilidades que ofrece, además de las grandes innovaciones que aporta la jugabilidad estratégica a un método tan activo como es el musou, crea una combinación explosiva. Del mismo modo, es el juego idóneo para introducirse de lleno a cualquiera de las dos partes que lo conforman si desconocemos una de ellas pero amamos la otra, ya que el equilibrio que tiene está muy medido y será asequible y disfrutable por cualquiera.

Respecto si merece la pena la versión de New Nintendo 3DS y New Nintendo 2DS la decisión dependerá totalmente de las necesidades y posibilidades de cada jugador. Si es es poseedor de Nintendo Switch consideramos que se debe optar por esta edición, ya que posee más opciones y mayor calidad; pero si aún no se ha dado el salto a la híbrida de Nintendo, la opción portátil no dejará indiferente a nadie, siendo plenamente disfrutable e incluso pareciendo increíble que una consola tan modesta para los tiempos que corren pueda mover tal cantidad de acciones en pantalla.

Os recordamos que para información más detallada sobre el título, este análisis ha sido realizado teniendo en cuenta lo dicho en el análisis de la edición de Nintendo Switch para evitar repetir información.


Positivo

  • Gran combinación de jugabilidad
  • Equilibrio perfecto entre aspectos arcade y estratégicos
  • Nivel artístico muy elaborado en todos los sentidos
  • Perfecto para adentrarse en el musou y en Fire Emblem
  • Contenido para largas horas de juego
  • Impresiona la calidad artística de la versión portátil

Negativo

  • La versión portátil pierde en posibilidades y no adapta algunas otras
  • Si no eres amante del género, puede parecerte repetitivo
8

Muy bueno

Política de puntuación