Análisis Mario Party 10

Wii U

El "party game" de Nintendo llega a Wii U en un nueva entrega llena de color y novedades para hacer las tardes de fin de semana muchos más divertidas

 

– La décima entrega de Mario Party llega más fuerte que nunca y con un montón de novedades. Todas ellas, gracias a las características de la que por ahora, parece resucitada consola de sobremesa de Nintendo.

Sin ninguna duda, después de 10 entregas de este juego de minijuegos de Super Mario, no podemos decir que se trata de una saga menor, y menos aún de que no tenga éxito. A lo largo de todo este tiempo, la serie Mario Party podrá haber tenido altibajos, y podrá haber gustado más o menos, pero es sin duda el “party game” por definición, y conseguirá además de divertirnos, volver a juntar a todos los amigos delante de una consola para pasar un buen rato.

¡Todos contra uno, todo para mi!

En Mario Party 10 vamos a tener un montón de novedades jugables que vienen apoyadas a las características de Wii U, esto quiere decir que el Wii U GamePad será una de las herramientas a utilizar con mas o menos acierto ya que, a parte de el uso para los amiibo y el modo Bowser Party -de los que hablaremos más adelante- puede resultar un tanto molesto

En esta ocasión tendremos dos modos de juego añadidos con respecto a la otra entrega. El primero de ellos lleva por nombre Bowser Party, y si, como habéis adivinado se trata de una juego donde el archienemigo de Mario -uno de ellos- se lo pasa en grande, si es que consigue ganar.

Mario Party (1)

Seguiremos yendo juntos en uno de la multitud de coches que podremos comprar en la tienda. Por cierto, ¡menuda comilona!

Este modo de juego hace uso exclusivo de Wii U GamePad para uno de los jugadores, y lo bueno es que al añadir esta variable en el juego se añade un jugador más a la fiesta. Bowser Party podrá ser jugado por hasta cinco jugadores.

Uno de estos jugadores, será el protagonista indiscutible y su habilidad para “fastidiar” a los otros jugadores determinará si es una fiesta para nuestro dinosaurio favorito o no, es decir, el poseedor del Wii U GamePad, tendrá el control de Bowser, el cual perseguirá a un equipo formado por otros 4 jugadores que lucharán -y cooperarán- para llegar al final y conseguir la estrella del tablero.

Mario Party (3)

Enhorabuena Bowser, has fastidiado a todo el mundo…

Para ello, Bowser dispone de una serie de dados que le permitirán avanzar por el tablero, y su misión es dar caza a los demás jugadores dentro de él. El equipo de jugadores, usarán sus propios dados para lanzar y moverse, cada uno de ellos tienen una tirada, y la suma total de todos los participantes determina el movimiento de la jugada.

En el caso de que Bowser tenga suerte -tener en cuenta que es todo un tramposo-,  y de caza a la comitiva, automáticamente entraremos en la elección al azar de uno de los minijuegos disponibles. En ellos, los jugadores, deberán evitar que Bowser les arrebate los corazones que poseen, una vez el contador de corazones esté a cero, el jugador quedará eliminado. Si el jugador que controla a Bowser consigue reducir todos, el dinosaurio mal humorado habrá ganado.




La gracia de este juego, es que dentro del tablero encontraremos multitud de sorpresas en las que, unas veces beneficiarán a uno, y otras a otros, con lo que el juego se vuelve mucho más divertido si cabe, algo que podemos encontrar en multitud de franquicias como Mario Kart.

El juego conserva toda la esencia de la saga sin perder ni pizca de emoción. Es un Mario Party…tiembla Monopoly!

Modo Mario Party seguirá la misma línea vista hasta ahora, las tiradas determinarán nuestra suerte, y aunque el juego no exige una gran habilidad a la hora de realizar la pruebas, sí que puede decantar la balanza entre uno u otro jugador ya que el ganador estará determinado por las miniestrellas que obtengamos en ellas. Es cuestión de suerte, y saber jugar.

Aunque en este modo de juego Bowser no sea protagonista, sí que tendremos una pequeña aparición si lo desbloqueamos. A través de la pantalla de mando de la consola, podremos ver al personaje encerrado en una especie de celda que se abrirá si sacamos por lo menos una vez todos los números del 1 al 6. Cuidado, por que despertar al bestia de Bowser nos hará perder unas cuantas miniestrellas.

Encontraremos unos 80 minijuegos en este nuevo Mario Party. La verdad, es que la mano de NdCube se nota, sobre todo en la configuración y diseño de los 5 escenarios que tendremos disponibles, que por cierto son bastantes bonitos y detallados, lleno de caminos y sorpresas que podrán hacer que un jugador que vaya en cabeza a una cuantas tiradas de la victoria, caiga al último puesto. Eso sí, le premiarán con la “estrella de la mala suerte”.

Mario Party (4)

Mario party 7

El juego permitirá desbloquear personajes, escenarios para fotografiar a los personajes desbloqueados y muchas cosas más. Además, tendrá un sistema de logros interno, muy interesante, algo que se esta haciendo habitual en los juegos de Nintendo

 




Finalmente, tendremos el Party amiibo, un modo donde -sí, lo habéis adivinado-, las figuras interactivas de Nintendo son las protagonistas. En este modo, con un motón de extras desbloqueables, es bastante interesante pero quizás sea el más molesto de jugar puesto que todos los jugadores depende totalmente de tener una figura amiibo y estar constantemente pasando el Wii U GamePad -por lo menos tenerlo cerca- además de los Wii remote, vamos, un lío tremendo de controles para un solo modo de juego.

Los amiibo será uno de los protagonistas de este nuevo Mario Party 10

Mediante las figuras, se desbloquearán tableros temáticos de los amiibo compatibles. Este tablero tendrá un total de diez turnos de tirada para cada jugador. Ganará el que compre más estrellas mediante las monedas que iremos consiguiendo a través de lo minijuegos, algo que no será demasiado fácil si tenemos contrincantes habilidosos o con algo de maña. Es un modo corto pero intenso y perfecto para partidas rápidas.

Mario party (8)

Habrán dados especiales que nos permitirán realizar tiradas algo más concretas, como sumar unas determinadas tiradas o restar para no caer en alguna casilla que nos nos convenga.

Eso sí, si algo destaca este modo, es el hecho de que no vamos en un transporte con los demás jugadores. En esta ocasión vamos solos, y las figuras amiibo que usemos representarán a cada uno de los jugadores. Es algo semejante a jugar a un juego de mesa con sus correspondientes fichas.

Como podéis ver, el juego sigue tiendo un fuerte carácter social. Seguiremos teniendo la posibilidad de jugar una persona contra la máquina, ya que, aunque algunos seguidores de la saga lo reclamaban, no tiene un modo de juego en línea para poder jugar con otros jugadores a través de la red.

 

Finalmente, y acabando con los modos de juego, tendremos una serie de “Juegos extras” bastante divertidos de jugar si, llegado el caso, no queremos jugar una partida completa a alguno de lo otros modos de juego que son mucho más largos y complicados.




 

 Extras y más extras: ¡disfrútalo!

Como viene siendo costumbre en todo juego de Nintendo, y más últimamente, tiene multitud de extras desbloqueables que hacen que la experiencia de juego sea mucho más completa y satisfactoria. Estos añadidos los podremos encontrar tanto en la parte de “Bonus amiibo”, que no es otra cosa que una sorpresa diaria en forma de aitem para el juego, y que obtendremos al acercar nuestra figura a detector NFC del mando, como en “El rincón de Toad”, una sección donde podremos usar los Puntos Mario Party que vayamos obteniendo para adquirir diferentes elementos o personajes para el juego, usar el “estudio fotográfico” para hacer fotos a los personajes y subirlas a Miiverse y ver nuestros logros.

Mario Party (2)

En el divertido modo foto podremos comprar personajes, fondos y compartir nuestro arte a través de Miiverse

¿Y todo este texto para que? Pues para contaros que estamos ante un título sumamente divertido, que tiene sus carencias y fallos y que seguro que no es el mejor Wii U, ni el más esperado, y tampoco será el que más ventas reporte a Nintendo -tampoco creemos que lo pretenda-, pero tiene una cosa muy importante, y es que conseguirá que nos reunamos con nuestros familiares y amigos y apartemos un poco ese mundo tan frío y competitivo como son los modos en línea. Disfrutad de la partida jugones.

 


Positivo

  • Multitud de minijuegos
  • Nuevos modos de juego llenos de novedades
  • Escenarios llenos de color, detalles y caminos diferentes
  • Muchos secretos y extras para desbloquear
  • Divertido modo foto

Negativo

  • Demasiado trejemaneje de mandos en el amiibo party
  • Obligación de tener por lo menos un Wii remote para jugar
  • Obligación de uso de amiibo para jugar al modo de juego amiibo party
7

Bueno

Política de puntuación

Álvaro Giménez
Especialista en Nintendo y portátiles. Apasionado de los videojuegos, cine y la fotografía.