Colabora

Crítica de El Presidente, la serie de Amazon Prime sobre el FIFA Gate

Fichas
Noticias
CRÍTICA

Crítica de El Presidente, la serie de Amazon Prime sobre el FIFA Gate

El Presidente se estrena el próximo 5 de junio en Amazon Prime Video

Publicado el 0
  • Fecha de estreno: 5/6/2020
  • Género: Intriga.Drama. Fútbol
  • Productora: Coproducción Chile-Argentina-Estados Unidos; Amazon Studios / Fabula / Gaumont / Kapow.
  • Distribuidora: Amazon Prime Video
  • Director: Armando Bo II (Creator), Pablo Larraín (Creator), Natalia Beristain, Armando Bo II, Gabriel Díaz
  • Guionista: Armando Bo II, Pablo Larraín

Todo saltó por los aires en 2015. La FIFA, probablemente la mayor organización deportiva del mundo, se vio sacudida por un grave caso de corrupción. El FIFA Gate, como fue conocido, incluía acusaciones de cohecho, fraude y blanqueo de capitales. Pero lo más grave no era eso, sino quiénes eran los implicados.

Parecía un secreto a voces que algo turbio se movía dentro de la FIFA. La adjudicación del Mundial de 2022 a Catar levantó las sospechas de mucha gente. Los contratos televisivos, de cifras cada vez más mareantes, y las votaciones para elegir sede, precisamente de mundiales como el de Catar o como el de Rusia, fueron el río revuelto en el que decidieron pescar muchos altos cargos de la organización.

En medio de todo este baile, la CONMEBOL (la Federación de Federaciones sudamericanas) tenía un gran poder. El antecesor de Joseph Blatter como presidente de la FIFA había sido João Havelange, brasileño, quién es considerado como el padre de la trama, que luego “heredó” Blatter. Además de las prácticas de dudosa legalidad, los reinados de Havelange y de Blatter tuvieron otro punto en común: la presencia de Julio Grondona como vicepresidente de la FIFA.

Un protagonista inesperado

Julio Grondona fue, durante 35 años, el presidente de la AFA, la Federación Argentina de Fútbol. Además, ocupó la vicepresidencia de la FIFA desde 1988 hasta 2014. Sobra decir que Grondona era poco menos que un Dios en la CONMEBOL, donde era respetado por el resto de presidentes de las distintas federaciones. Y es precisamente en uno de estos en los que se centra la nueva serie de Amazon. “El Presidente” es Sergio Jadue, máxima autoridad del fútbol chileno, y uno de los principales protagonistas de la investigación contra el FIFA Gate.

“El Presidente” arranca donde lo hace el fulgurante ascenso de su protagonista, en La Calera. Allí, Jadue es la máxima autoridad de un equipo que logra el ascenso a la primera división chilena, y ya deja ver sus dotes como dirigente. Tras una serie de carambolas, Sergio Jadue acaba como presidente de la ANFP, la Federación de Chile, y con el empuje de su mujer, otra pieza fundamental en la serie, trata de aprovechar al máximo la oportunidad de poder que tiene ante sí.

A partir de ahí, la serie se sumerge en la CONMEBOL, la FIFA, e incluso en el Mundial de 2014, con en el FBI como invitado de lujo. Si bien el tema central es la investigación del caso, no es “El Presidente” una serie policíaca, aunque parece que, con el paso de los capítulos, el peso de la trama sí que va recayendo más en la faceta de Jadue como infiltrado que en sus chanchullos y los de sus compañeros de profesión.

Sin fronteras

Si hay algo que destaca de “El Presidente” es la facilidad con la que se devoran los episodios. La serie consta de 8 capítulos, todos de una duración cercana a la hora. No es especialmente larga, pero es que además siempre están pasando cosas. El ritmo de la trama, sumado al carácter simpático de la serie, hacen de “El Presidente” una muy buena opción si se está buscando una serie corta para entretenerse.

Además, y a pesar de tratar un tema tan serio como el FIFA Gate, “El Presidente” roza, en muchas ocasiones, la comedia. No es tan exagerado este matiz como para considerar a la nueva serie de Amazon como de humor, pero sí que tiene un fuerte componente humorístico, especialmente en su personaje principal, y cada episodio está repleto de situaciones bastante divertidas.

Otro de los puntos fuertes de “El Presidente” es que no exige un alto nivel de conocimiento sobre el tema para contar la historia. Da igual que el espectador sepa de fútbol, o que no haya oído hablar en su vida sobre el FIFA Gate, la serie pone en contexto la situación, y no es un producto con un mercado limitado. Como es lógico, si se conoce el tema y a los personajes, “El Presidente” se disfruta más. Pero la serie es apta para todo el mundo, podríamos catalogarla como una especie de "FIFA Gate para principiantes".

¿Demasiada ficción?

En el otro lado de la balanza, probablemente lo que le falte a “El Presidente” sea un poco más de credibilidad. Ya hemos especificado que no se trata de un trabajo de investigación y que, como producto de ficción, la serie se toma sus licencias. Sin embargo, el personaje de Sergio Jadue está tan caricaturizado que, en ocasiones, cuesta creer que un tipo así haya llegado hasta donde lo hizo el chileno. Es precisamente este tono ridículo el que también hace de “El Presidente” una serie divertida, pero en ocasiones resta seriedad y rigor a la historia.

También en la línea de la credibilidad, “El Presidente” se enfrentaba a un gran reto. Es muy difícil plasmar con fidelidad el mundo del fútbol en cualquier película o serie. La teatralidad de la realidad o las miles de personas que pueblan los estadios son algo realmente complicado de plasmar en una ficción. Y “El Presidente” no lo consigue. No es algo a tener muy en cuenta, puesto que son muy pocas las escenas de partidos que desdibujan la serie, y además es un apartado en el que cae cualquier producción que ha intentado recrearlo, pero sí que dificulta que el espectador se meta en la historia de lleno.

Y si en los aspectos positivos hablábamos de que no hacía falta conocer la historia para disfrutar de la serie, en los negativos se echa en falta un poco más de profundidad con lo que pasó. “El Presidente” no se corta a la hora de mostrar cómo de bien se lo pasaban los jefazos de la CONMEBOL, y los muchísimos chanchullos en los que estaba envuelta la FIFA, pero al fin y al cabo, no cuenta nada que no se supiese ya. Quizás, y solo quizás, pueda resultar demasiado superficial para los que sí que saben lo que pasó.

A tener en cuenta

“El Presidente” es una serie muy aprovechable. Cuenta una historia que apenas se ha tratado en la ficción, de una importancia enorme en el deporte y en la historia del fútbol. Y lo hace de una forma sencilla y rápida, sin artificios ni complicadas tramas de investigación que desvíen la atención de lo realmente importante: el quién y el cómo.Insistimos en que, si lo que se busca es una labor periodística o una recreación completamente fiel de lo que pasó, esta no es la serie. Pero si se quiere saber qué es el FIFA Gate, quién estuvo involucrado, y cómo se destapó todo, “El Presidente” cumple de sobra con esas premisas.

Cabe añadir que se trata de una serie para cualquier tipo de público, y eso es algo que también se valora positivamente. Puedes sentarte a ver “El Presidente” sin saber lo que es un fuera de juego o conociendo al dedillo la liga birmana, que vas a tener cerca de 8 horas de un producto ligero, fácil de ver y en el que continuamente pasan cosas, todo esto en un tono distendido.Sin duda, una serie muy a tener en cuenta para los amantes del fútbol. Y para los que no lo son, puede ser una buena opción para esos días en los que no sabes qué ver. “El Presidente” puede valer una oportunidad.


El Presidente

Puntuación Areajugones:
Notable
Valorar esta serie
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

El Presidente desgrana un tema complicado como el auge y la caída del FIFA Gate, y lo hace desde un enfoque sencillo y divertido. Una serie que vale la pena, especialmente para los amantes del deporte rey, pero también para aquellos que no lo dominan tanto.

  • Ritmo alto, en cada capítulo pasan cosas
  • Humor ácido
  • No requiere de un gran conocimiento previo sobre el tema
  • Un envoltorio un tanto artificial

Política de puntuación

Redactado por:

En continuo aprendizaje. Disculpen las molestias.