Análisis Story of Seasons: Trio of Towns

Nintendo 3DS
 

Marvelous vuelve a traernos otro capítulo de la conocida serie de videojuegos de simulación y gestión de granja Harvest Moon. Aunque actualmente no sea del todo correcto mencionar a esta franquicia con este nombre, siendo ahora llamada Story of Seasons, no podemos evitar denominarla de aquel modo, pues sus responsables nos han ofrecido una gran cantidad de juegos para múltiples plataformas con ese título en cuestión. Esta vez, tras el lanzamiento de Story of Seasons el pasado 2015, su desarrolladora vuelve con un nuevo título para la familia de consolas Nintendo 3DS. Así pues, hoy os traemos el análisis de Story of Seasons: Trio of Towns. Comprobemos qué tal ha ido la cosecha.

¡Nos mudamos a la granja!

Aunque la franquicia creada en un principio por Yasuhiro Wada haya cambiado su nombre, esto no significa que dejemos a un lado la agricultura y la ganadería y nos vayamos a dedicar a otra cosa, no. En Story of Seasons: Trio of Towns volveremos a ser un granjero novato que aprenderá de los habitantes del pueblo para ir adquiriendo experiencia en el mundillo. De este modo el protagonista conseguirá alcanzar su sueño de poder dedicarse a la granja.

Story of Seasons: Trio of Towns comienza con una extensa transición de escenas y tutoriales que nos hará preguntarnos si realmente lo que hemos comprado ha sido un videojuego. Aquí nos cuentan el comienzo de nuestro protagonista. Tras pasar tiempo desde chico en granjas, siempre ha tenido especial admiración por el mundo de la ganadería. Un día, el inestable trabajo de su padre hace que la familia tenga que mudarse otra vez, sin embargo, el protagonista de esta historia decide independizarse para poder llevar su propia granja y así alcanzar su sueño. Sus padres no tomaron demasiado bien la decisión por parte del chico, en especial su padre. No obstante, como esto es un videojuego de gestión de granja, sus padres cedieron y dejaron marchar a su retoño. Así es como da comienzo nuestra aventura.

Primeros pasos en Westown

Llegados al pueblo, nuestro tío Frank se ofrece a enseñarnos los fundamentos básicos sobre cómo llevar bien una granja. Captaréis enseguida que el hombre es de pueblo, debido a la insistencia de poner texto con acento andaluz. Lo curioso es que es el único del pueblo que habla de esa forma.

Desde el momento en el que iniciamos el juego hasta que podemos empezar a movernos por nuestra propia cuenta, pasa bastante tiempo. En vez de dejar al jugador experimentar por su propia cuenta o implementar los tutoriales de una forma que no sea nada más que explicaciones, tendremos que tragarnos numerosas escenas y presionar varias veces el botón A para ir leyendo las conversaciones, sin poder saltar las secuencias. Si pensamos que el target de estos juegos suele ser un público más joven, tiene cierto sentido, pero estamos seguros de que existen mejores formas de mostrarnos brevemente los detalles de la vida campestre.

En Story of Seasons: Trio of Towns dispondremos de dos modos de dificultad. Mientras que el modo “Retoño” es para aquellos que no tienen experiencia en títulos de esta índole, existe una elección para los más acérrimos a este género.

El sistema de personalización no es muy extenso, aunque tampoco es algo que echemos en falta en un título de este género. Aparte de elegir nuestro género y nombre, tenemos opciones como cambiar el color de ojos, pelo y elegir nuestra virtud. Esto último se introduce como un pequeño componente de RPG. Según la virtud que escojamos, obtendremos ciertas ventajas en un campo determinado. Por ejemplo, si elegimos la opción de deportista, en teoría nuestra condición física y energía sería mayor, algo que nos vendrá bien para tener un pequeño plus en nuestro aguante. Hay unas cuantas para elegir y le dan algo de personalidad a nuestro protagonista.

Nos expandimos lentamente

Al principio hay más bien poco que hacer en el juego. De hecho hasta el propio Frank nos recomienda ir a nuestra bola plantando semillas y vendiéndolas para ganarnos la vida. Esto viene a indicarnos que nuestro aprendizaje es lento y progresivo. Así que a medida que vayan pasando los días, iremos aprendiendo nuevas cosas y habrá herramientas nuevas que comprar. En nuestro comienzo, la azada y la regadera serán nuestras compañeras para sacarnos algo de pasta. El sistema de cosechas es bastante sencillo en comparación con Stardew Valley, así por mencionar un título reciente de este género. Las semillas se stackean en cuadrados de 9 frutos por semilla. De esta manera, dándole simplemente al botón A esparciremos todas las semillas en ese cuadrado, teniendo después que regarlo diariamente hasta que por fin veamos los tallos.

Las tareas habituales de un granjero

El control del personaje es bastante cómodo, dándonos la opción de saltar. En poco tiempo es muy probable que hayáis dominado totalmente el manejo de la interfaz, el personaje y demás. Tenemos tiempo para ello, ya que como hemos comentado, hay poco que hacer en el juego al principio. Hablar con los residentes de los pueblos no cambiará prácticamente en nada nuestra relación con ellos, ni aunque te acuerdes de sus cumpleaños. Habrá días que acabemos acostándonos a las 15:00 porque lo único que nos importa es vender nuestras hortalizas y conseguir dinero para cosechar más. Más adelante, cuando vayamos desbloqueando la opción de hacer recados, la pesca, el modo multijugador o la posibilidad de ir a los dos pueblos restantes, acabará siendo un juego totalmente distinto.

En Story of Seasons: Trio of Towns seremos de nuevo recaderos, porque la costumbre de derrochar dinero de los granjeros en nosotros para llevar paquetes a vecinos que viven a dos pies nunca se pierde. Tenemos varios tipos de trabajos. Habrá algunos los cuales mediante una breve transición empecemos de inmediato, y otros donde deberemos de buscar a ciertas personas para hacerles una entrega. Además, también deberemos de ofrecer nuestros cultivos y productos a la gente, pudiendo conseguir dinero por ello dejándolos en el Arcón de Envíos. En general, nos ganaremos muy bien la vida plantando, cuidando de nuestros animales, pescando y haciendo recados. El juego se va expandiendo progresivamente y si bien en un principio nos sobraba tiempo, poco a poco va cogiendo otro color. Cuanto más hagamos, nuestro nivel de implicación aumentará. Cuanto mayor sea este nivel, podremos conseguir nuevos objetos en los tres pueblos.

Tres pueblos que visitar

Westown, Lulukoko y Tsuyukusa son los tres pueblos que rodearán nuestra finca. Si bien al principio del juego iniciaremos nuestra aventura campestre en Westown, más adelante iremos desbloqueando el paso hacia los últimos. Cada uno de ellos dispone de una ambientación única, siendo el primer de ellos la representación de un pueblo del lejano oeste, un lugar exótico y lleno de vida como en Lulukoko y un pueblo de carácter puramente oriental en el caso del último mencionado. En cada uno de estos tres conseguiremos objetos distintos, ofreciéndonos una mayor variedad de elementos a cada paso que avancemos en el juego.

Cada nueva experiencia que adquirimos o presenciamos se torna en forma de escena, ya sea para aprender nuevas habilidades o para conocer a nuevos personajes. La interacción con los residentes de los pueblos que rodean nuestra granja es bastante divertida. En una de estas escenas conoceremos a Dessie, la cual será la encargada de ofrecernos las partidas que requieran de comunicación inalámbrica.

Dessie nos introduce el modo multijugador

Hablando con este personaje, se nos dará la posibilidad de jugar al modo multijugador de Story of Seasons: Trio of Towns. Podemos hacerlo de varias formas; mediante partidas en línea con jugadores aleatorios o con amigos. Si queremos jugar con nuestros conocidos podemos hacerlo tanto online como en local. La cuestión es que el modo multijugador no es como en Animal Crossing. No estaremos en el pueblo de otro y viceversa, sino que acabaremos en una especie de isla donde interactuaremos con el otro jugador. De hecho es obligatorio ir a esta isla con cuatro objetos en el caso de que queramos intercambiarlos o hacer un regalo.

Un mundo colorido y vivo

En cuanto al aspecto técnico y gráfico, no hay mucho que decir del juego. Story of Seasons: Trio of Towns es un juego que cumple con lo que nos puede ofrecer la consola portátil de Nintendo. Aunque si es cierto que el título dispone de una gama de colores muy viva, dándole un tono alegre y desenfadado como viene siendo habitual en juegos del género. Además, el estilo que presenta junto a su banda sonora, conseguirá cautivarnos por completo.

Conclusión

Story of Seasons: Trio of Towns viene a traernos de nuevo el género de simulación y gestión de granja a la portátil de Nintendo. Aunque con escasas innovaciones respecto a anteriores entregas, la posibilidad de visitar tres pueblos, el control sobre el personaje y la viveza que presenta este título, hace que podamos disfrutar de un rato agradable haciendo nuestras tareas de la granja. Todavía hay aspectos muy mejorables como el componente social o el tedioso inicio del juego, pero estamos seguros de que convencerá a nuevos y recurrentes jugadores del género.


Positivo

  • Un juego que se expande progresivamente
  • La posibilidad de recorrer tres pueblos
  • Un manejo cómodo y sencillo del personaje
  • Banda sonora cautivadora
  • Entorno y colores muy vivos

Negativo

  • Inicio y tutoriales extensos
  • Un comienzo excesivamente lento
  • Componente social mejorable
  • Escasas tareas que realizar al principio
7.5

Bueno

Política de puntuación

Antonio Vallejo.T
Profundamente apasionado por el arte de los videojuegos. Estoy jugando así que no me desconcentres.