Análisis The Walking Dead: A New Frontier Ep.2

iOS PC PlayStation 4 Xbox One
 

The Walking Dead: A New Frontier fue el primer título de Telltale Games en estrenarse con un doble capítulo, “Lazos que unen”, que es el nombre que comparten los dos episodios funciona como la introducción al nuevo arco argumental, y fue lanzado 20 de diciembre en PlayStation 4, Xbox One y PC, esta última, versión sobre la que efectuamos nuestro análisis.

En el siguiente análisis encontraréis spoilers del capítulo anterior por lo que si lo que queréis es conocer los detalles básicos del título te recomendamos que consultes nuestro análisis del primer capítulo, si, por otro lado, quieres conocer nuestra opinión sobre este segundo episodio te emplazamos a las conclusiones, que estarán 100% libres de spoilers.

Anteriormente en The Walking Dead: A New Frontier

Como recordáis en el primer episodio de The Walking Dead: A New Frontier tomábamos el rol de Javier, que junto a su familia huía de una tremenda horda de muertos. Sin embargo, los caminantes no fueron el mayor peligro para la familia pues su encontronazo con un grupo de supervivientes logró separarles. Javi fue secuestrado, aunque rescatado por una misteriosa chica: Clementine, la protagonista de la anterior temporada.

Juntos lograron llegar hasta una comunidad de supervivientes: Prescott, en las que los problemas nos llevaron a tomar alguna decisión importante. A pesar de la seguridad del lugar, el principal objetivo de Javier era reencontrarse con su familia, por lo que pronto salíamos en su búsqueda junto a Clementine y algún miembro de Prescott. Afortunadamente nadie había salido herido, sin embargo, en un giro de los acontecimientos el grupo que atacó anteriormente vuelve a hacerlo, matando a la sobrina de Javi e hiriendo de gravedad a su cuñada, Kate. Nuestra decisión en dicho momento se debatió entre pelear o huir a Prescott. Sea como fuera con este cliffhanger que, afortunadamente, pudimos disipar no tardando mucho culminaba el primer episodio de la tercera temporada.

Compañeros en la desgracia

La segunda parte de “Lazos que unen” sigue exactamente el mismo estilo que la primera, es un episodio ágil, rápido, dinámico, pero también escueto y es que dura aproximadamente una hora y cuarto; tiempo suficiente para disfrutar de una sensacional sesión de juego, pero se hace corto comparado a las temporadas anteriores, cuyos capítulos rara vez bajaban de la hora y media de duración. Más allá de la duración volvemos a estar, como creemos que hemos aclarado, ante un episodio más que satisfactorio, de buen hacer, interesante narrativa y destacable guion, aunque puestos a criticar pudiera destacar de él un descuido algo torpe en la forzada relación de los personajes, como luego mencionaremos.

Para entrar en materia diremos que el episodio girará principalmente en torno a Kate, la cuñada de Javi herida de gravedad por el grupo de vándalos, grupo del que, por otro lado, se desvela su identidad. Se trata de la Nueva Frontera, gente que, tal y como reconoce Clementine, solía ser buena, pero ya no lo es. La disputa con la Nueva Frontera y el estado de salud de Kate son motores, pues, de este segundo capítulo, del que destacamos además la ya bien sabida incorporación de Jesús, personaje originario de los cómics de Robert Kirkman cuya personalidad y forma de ser son realmente bien adaptadas en el videojuego, al menos por lo que hemos podido jugar de momento.

La situación de peligro, y los hechos que nos esperan en este segundo capítulo forzará a Javier y el resto de personajes a ser compañeros en la desgracia. Tampoco queremos entrar en spoilers, pero os diremos que esta relación amistosa se fuerza demasiado para nuestro gusto al principio. Está bien desarrollada y es coherente, excepto por el abrupto comienzo que tiene: son personas que se conocen desde hace apenas unas horas, se nos hace complicado creer que esta relación hubiese surgido de una manera tan natural, sin embargo, funciona y, al final del día, eso es lo que importa.




Obviando ese fallo estamos ante un segundo episodio al menos tan interesante como el primero, que vuelve a medir con suma precisión el porcentaje apropiado de cada elemento de la jugabilidad propios de Telltale Games que necesita esta receta. La acción es espectacular, y algunas escenas son para el recuerdo. Además, comienzan a verse decisiones pesadas, de esas que sentimos pueden tener gran peso en el futuro, del mismo modo comienzan a surgir grandes revelaciones a nivel de guion que prometen ser trascendentes, y el desarrollo de los nuevos personajes comienza a florecer y plantear incógnitas, mientras que la historia de Clementine en los flashbacks sigue evolucionando poco a poco, pero apuntando ya a convertirse en lo que puede ser una de las claves del juego. Como no podría ser de otra manera el episodio termina con un enorme cliffhanger, que nos hace desear con fervor la llegada del que será el episodio que marque el ecuador de esta temporada.

Conclusiones finales – La nueva serie de Telltale apunta maneras

Las dos partes de “Lazos que unen” casi podrían comprimirse en un capítulo de larga duración, sin embargo, se ha decidido dividir en dos partes en las que hemos echado de menos precisamente eso: algo más de tiempo. Son tan buenas y se disfrutan tanto que terminan antes de que te des cuenta, gracias a su buen ritmo y gran acabado. La segunda parte de “Lazos que unen”, aunque fuerza ligeramente la relación de los personajes, ratifica que estamos ante el juego más prometedor de Telltale Games desde Tales from the Borderlands.


Positivo

  • Javier se consolida como personaje principal, casi nos hace no echar en falta manejar a Clem
  • Buen tratamiento en la adaptación del cómic del personaje de Jesús
  • Los personajes comienzan a desarrollarse de interesantes formas
  • Se plantean bien las primeras incógnitas y puntos de interés
  • Los giros de guion sorprenden desde ya
  • Ágil y dinámico, una experiencia muy disfrutable

Negativo

  • Duración algo escasa
  • Se fuerza ligeramente el compañerismo entre los personajes
8.4

Muy bueno

Política de puntuación

Fran Ayuso
Jugador de videojuegos, espectador de cine, lector de libros, historiador del arte y redactor de Areajugones. QWERTY como método de expresión.
 
X