Análisis Yooka-Laylee para Nintendo Switch

Nintendo Switch
 

Con el paso de los año, la esencia “plataformera” se ha ido diluyendo y fusionando con otros géneros. Lo que conocemos hoy como género plataformas es bien distinto de lo que nos encontrábamos durante finales de los 90 cuando se adaptaron a las tres dimensiones el género.

Ahora cuando nos referimos a un juego de plataformas, siempre matizamos con algún subgénero siendo la más recurrente la denominación “plataformas de acción”. Esta comenzó a utilizarse en la época de PlayStation 2, Game Cube y Xbox con el lanzamiento de títulos como Racket & Clank, terminando con la “época dorada” del género en su versión más pura.

Actualmente, pocos plataformas puros y duros, por no decir ninguno, encontramos en el catálogo hasta el lanzamiento de Yooka-Laylee, un título que se le ha catalogado como “sucesor espiritual” del gran Banjo Kazooie, uno de los mejores títulos de Nintendo 64 realizado por RARE.

En esta ocasión os traemos el análisis de la versión para Nintendo Switch del título, que llega algo más tarde que para las otras plataformas.

Yooka y Laylee, una pareja que funciona

Buscar paralelismo y comparaciones con Banjo-Kazooie es inevitable por varias razones. El sucesor está realizado por varios integrantes que en su día realizaron este genial título, y de hecho han querido que Yokaa-Laylee sea una especie de continuación de este, una especie de homenaje que se puede ver hasta en el título.

Ambos personajes, Yooka, el camaleón, y Laylee, el murciélago, heredan también algo más que las características físicas de Banjo, el oso bonachón, y Kazooie, el pájaro quejica. Los personajes, funcionan como una personalidad única -aunque diferenciada- en lo que podría ser una especie de homenaje a Dr Jekyll and Mr Hyde y sirven como hilo conductor de la aventura y como contexto jugable como también pasa en el título de RARE.

Sin embargo, y pesar de la simpleza de lo narrado, en Yooka-Laylee si que encontramos una narración mucho más elaborada, y aderezada con toque irónicos tanto en los diálogos, como algunos nombre de los personajes. Capital B, véase la indirecta, quiere conseguir el Libro Único, un libro mágico que permite al poseedor reescribir las reglas del universo que curiosamente se encuentra en posesión de nuestro héroes.

Mediante un plan maléfico que pone en marcha junto a su también torpe secuaz Dr Quack, logra absorber todos los libros del mundo entre los que se encuentra el codiciado libro. Sin embargo, y como se trata de un libro mágico, algunas de las páginas -llamadas Pagies- se escapan, y en nuestra misión recuperar todas con la ayuda de unos amigables personajes que nos proporcionan nuevos movimientos y también ayuda.

Un mundo a lo Banjo-Kazooie

Como habéis podido comprobar, la historia simple nos sirve para ponernos manos a la obra y disfrutar de un título de la vieja escuela. El núcleo central se encontrará en la empresa del malvado Capital B: Colmena del Saber. En este lugar industrial y sucio, encontraremos repartidos cada uno de los mundos – Bibliomundos- que componen el juego. Para ir avanzando, tendremos que ir recogiendo obligatoriamente Pagies – unas 145 en total- y que permite ir entrando en cada uno de los diferentes mundos.

Además de esto, las Pagies nos permite ampliar cada Bibliomundo por un determinado número para poder seguir explorando en una segunda vuelta.

Conseguir las Pagies no será nada sencillo ya que tendremos que explora los mundos concienzudamente superando pruebas, llegando a sitos complejos, o ayudando personajes. Estas, son el elemento más importante dentro del juego, pero no el único ya que unido muy estrechamente a ellas encontramos la plumas, otro elemento coleccionable repartido por las fases que debemos recoger si o sí para poder tener acceso a nuevos movimientos.

Trowzer, es uno de los “personajes” básicos en el desarrollo del título, que nos irá proporcionando nuevos movimientos que generalmente serán previo pago de, si, lo habéis adivinado, un determinado número de plumas.

Lo interesante en este sentido, es que en cada mundo tendremos unos movimientos que son básicos para obtener las Pagies que por allí se encuentran. Sin embargo los movimientos que vamos obteniendo también nos sirven para otros Bibliomundos, sobre todo cuando decidimos ampliarlos, haciendo de esta manera un juego muy cohesionado en todos sus apartados.

La extravagante serpiente no será el único personaje en el juego, por lo que nos toparemos con algunos secundarios Nimbo y Rextro, Vendi y algunos más que juegan un papel secundario dentro de la aventura y que nos proponen retos algunos o pruebas.

Un plataformas puro y duro para Nintendo Switch

Aunque resulte algo redundante y quizás demasiado recurrente, no nos cansaremos de advertir que Yooka-Laylee es un plataformas puro y duro de la antigua escuela, por lo que no esperéis situaciones de acción frenética, ni grandes escenas de vídeo como estamos acostumbrados en los últimos años. Yooka-Laylee es un juego que basa su jugabilidad en la exploración y que pone nuestra memoria, paciencia y habilidad a prueba continuamente, para conseguir los coleccionables básicos para continuar, o completar el juego si es que te apetece descubrir todo. De esta forma, el título prescinde de combates complejos o demasiados enemigos por las fases.

Los elementos repartidos por el juego son diversos. Ya hemos hablado de las Pagies y las plumas, los elementos fundamentales para avanzar, pero también encontraremos a Los Fantasmas Escritos, los tónicos de Vendi que se desbloquean a través de una serie de hitos jugables o las fichas para jugar a la máquina de Retrox. Estas últimas podremos jugar a través del menú principal una vez hayamos desbloqueado el juego en cada nivel del modo historia.

Dicho lo cual, nos encontramos con una serie de escenarios que como es tradición variarán en temática y elementos, muy bien diseñados, llenos de saltos, elementos escondidos o pruebas que superar en el que tendremos que esforzarnos por explorar. A veces, donde parece que no hay nada, podemos encontrar una buena recompensa.

En cuando a la versión de Nintendo Switch, no vamos a encontrar demasiadas diferencias -novedades- con respecto a la versiones que hay ya en el mercado. El rendimiento de esta versión será similar, ya que el juego corre a unos 900p en modo sobremesa, y 600p en modo portátil y Tabletop.

En cuanto añadidos, encontraremos incluidas de serie todas las actualizaciones lanzadas hasta el momento para las demás versiones, que incluyen corrección de errores, mejoras en el control y la cámara y demás. Especificamente, PlayTronic ha añadido un sistema de logros interno, y también la posibilidad de jugar con tán solo un Joy-con en los juegos multijugador.

Una regresión a la época dorada plataformera

Los amantes del género, que disfrutamos de él entre finales de los años 90 y principios del nuevo siglo verán en Yooka-Laylee toda una oportunidad de disfrutar de un plataforma de la vieja escuela, de esos que te hace pasar horas y horas explorando y consiguiendo todos los coleccionables por el mero hecho de disfrutar del juego.

Esta versión para Nintendo Switch no difiere demasiado de las ya existentes salvo por pequeños matices de los que ya os hemos detallado. Eso sí, como siempre decimos, la versatilidad que hace gala la consola, que permite jugarlo tanto en sobremesa como en portátil es una de las grandes novedades. Ya sabéis, jugar donde quieras, como quieras y cuando quieras.


Positivo

  • Un gran título de la vieja escuela
  • Jugar en cualquier lado gracias a Nintendo Switch
  • Muchos coleccionables que recoger
  • Exigente para completar
  • Yooka-Laylee son todo un acierto y homenaje

Negativo

  • Pocas novedades en Nintendo Switch
9

Increíble

Política de puntuación

Álvaro Giménez
Especialista en Nintendo y portátiles. Apasionado de los videojuegos, cine y la fotografía.