Crítica de Operación U.N.C.L.E.

El cine serio de espías jamás había casado tan bien con la comedia

Crítica de Operación U.N.C.L.E.
 

bg

No es ningún secreto que la ausencia de Guy Ritchie y sus rocambolescos filmes se estaba haciendo notar mucho desde que estrenase su última película en el año 2011. Son muchos los seguidores incondicionales del director y otros muchos los que han sabido apreciar desde sus más tiernos comienzos la habilidad que este director británico ha tenido para captar la esencia de unos personajes tan inusuales como los que se presentaban en sus películas. Sin embargo, el regreso de Guy Ritchie a la pantalla grande ha sido por todo lo alto, con una película que, si bien se distancia considerablemente de sus primeros trabajos, mantiene en muchos aspectos los tonos tan propios del realizador.

En esta ocasión, Ritchie se mantiene fiel a su nueva línea de seguir trabajando en las adaptaciones o remakes de clásicos ya conocidos para traernos una nueva visión de la serie televisiva de los años 60 “The man from U.N.C.L.E.”, que en nuestro país fue conocida como “El agente de CIPOL“. Ritchie ha sido el responsable de tratar de dar una visión nueva y renovada de una historia ya conocida y buscar que se adapta a la actualidad a pesar de que sus acontecimientos se desarrollan en plena Guerra Fría.

La película, que sigue con el típico género de espías y la eterna rivalidad entre los Estados Unidos y la Unión Soviética durante la Guerra Fría, apuesta por lo arriesgado en aras de renovar un género tan trillado a base de introducir una serie de situaciones de lo más variopintas, cómicas y casi imposibles. Sin embargo, parece ser que pase lo que pase Ritchie sabe como satisfacer a los espectadores y consigue hacerlo desde el minuto uno hasta el final de la película.

the-man-from-uncle

La película nos presenta a dos espías, completamente opuestos en mentalidad y principios, que a pesar de provenir de mundos completamente opuestos deberán saber trabajar unidos para conseguir salvar al mundo de un peligro inminente. Por un lado tenemos a Napoleón Solo (Henry Cavill), un experto ladrón de guante blanco americano que se ha convertido en el mejor agente de la CIA tras su incorporación obligada a la agencia con tal de no ser enviado a prisión; y por el otro nos encontramos con Illya Kuryakin (Armie Hammer), el equivalente a Solo pero en el servicio de espionaje soviético conocido como KGB.

A pesar de esta enemistad y rivalidad, será vital que ambos se adapten para saber trabajar en equipo en un programa especial entre sus dos países que busca conseguir de esta alianza una oportunidad para frustrar los malvados planes de una organización que pretende soltar un potente explosivo nuclear en alguna ciudad del mundo. La figura de Gaby (Alicia Vikander) será fundamental en la trama para dar con el científico encargado de montar el explosivo, pues es el propio padre de la joven que ha sido obligado a construir la bomba para la villana de la cinta, Victoria Vinciguerra (Elizabeth Debicki).

Peleas, tiroteos, persecuciones, explosiones, viajes por todo el mundo y comedia son los ingredientes secretos de un blockbuster como es este caso. Combinando inteligentemente los hechos históricos de la Guerra Fría con una historia que ya saltó a las televisiones hace más de cincuenta años y un añadido extra de todo lo que el espectador espera ver en una película de sus características en el cine, “Operación U.N.C.L.E.” es una digna sucesora del género.

Man-From-Uncle-001Sin duda alguna, la elección de Guy Ritchie para dirigir un largometraje como es este ha sido algo de lo más acertado por parte de Warner Bros. Echábamos mucho de menos el cine del creador de grandes clásicos originales como “Snatch cerdos y diamantes“, “Lock & Stock” o “RocknRolla” y otros grandes éxitos como lo fueron “Sherlock Holmes” y “Sherlock Holmes: Juego de sombras“.

Es fácil percibir el cambio que ha ido experimentando el cine de Guy Ritchie. Comenzando con unos largometrajes completamente originales y oscuros que se basaban en exponer las historias de personajes de los bajos fondos, los malos de la película por decirlo de alguna manera, para que con “Sherlock Holmes” diese un vuelco radical a su estilo de hacer cine para saltar a un cine más comercial basado en los auténticos héroes de la historia y centrando sus acontecimientos en adaptar a personajes y situaciones ya conocidas de una manera u otra.

Esto ha difuminado levemente la firma fílmica de Ritchie en lo que se refiere a su legado, pues se ha ido distanciando de sus raíces. Sin embargo, es innegable que este cambio tan perceptible no ha sido para mal, pues lejos de que esto haya dado lugar a pésimos resultados, seguimos encontrándonos con unas películas que realmente nos ofrecen algo. Una mezcla de acción, comedia, inteligencia y entretenimiento parecen ser los nuevos parámetros que sigue el cine actual de Guy Ritchie, un cine que queda algo por debajo de sus primeros trabajos pero que aún así permite vislumbrar su firma tan propia y dotar al resultado final de personalidad y calidad.

Man-From-UNCLE-7

Si a ese “punto Ritchie” le añadimos un reparto atractivo y muy de moda es fácil entender porque la película resulta además de sobra llamativa. Henry Cavill, al que podremos ver el próximo año enfundado en las mallas de Superman por segunda vez en “Batman v Superman: Dawn of Justice“; Armie Hammer, conocido por su papel protagonista en la criticada película de DisneyEl llanero solitario“; Alicia Vikander, la atractiva actriz que este año vimos en la película de Alex GarlandEx Machina“; Hugh Grant, que vuelve a saltar al ruedo después de unos años con unos papeles relegados al segundo plano; y Elizabeth Debicki, que hasta el momento no ha tenido demasiadas apariciones cinematográficas aunque la pudimos ver en la última adaptación del clásico de F. Scott FitzgeraldEl gran Gatsby“, son los miembros de este maravilloso reparto que harán todo lo posible por conseguir llevar a la película a un buen puerto tanto en taquilla como en crítica.

Es ese reparto el elemento sobre el que se sostiene mayormente la película. Esto se debe a que era fundamental hacer creíbles y lógicas las relaciones de sus personajes, sus motivaciones y lo que les impulsa a ser como son. De ahí que contar con un reparto de grandes actores, capaces de sorprender al espectador desde la butaca e ir levantando una cortina de humo para esconder sus secretos más oscuros a antojo es lo que conferiría un toque tan propio y especial a la película.

Por fortuna para el resultado final, estos es algo que se consigue sobradamente. La relación entre los personajes de Henry Cavill y Armie Hammer es dinamita pura. Los dos casan a la perfección hasta el punto de llegar a una relación amor odio que resulta desternillante para la película. Poco a poco ambos personajes van experimentando unos cambios de opinión sobre el otro que acabarán por convertirlos en auténticos compañeros de misión, a pesar de que al principio la tensión y la competición por ser uno mejor que el otro está más que latente. Si a esta ecuación de dos añadimos a Alicia Vikander, que introduce el punto femenino y salvaje de su personaje, nos encontramos con un trinomio explosivo capaz de convencer a cualquiera.

the-manMFU-09798

Sin embargo, por muy encomiable que sea la labor interpretativa de los actores de una película, el auténtico éxito del proyecto reside en la calidad de elementos como el guión y la historia de la cinta. Por fortuna este es el otro gran fuerte de la película: haber sabido adaptar algo y convertirlo en un elemento nuevo e innovador. El guión de la película está muy a la altura de la circunstancias al ser inteligente, cabal y ordenado, siguiendo un orden visible desde el principio hasta el final y buscado cerrar todos los horizontes que se pretende dejar cerrados.

También hay que reconocer que Ritchie ha puesto toda la carne en el asador y se ha arriesgado mucho en varios aspectos de la película. Al encontrarnos con un montaje como es el resultado final del maquetado de la película nos topamos con unas escenas muy llamativas, planos casi imposibles y unos elementos interesantes, a pesar de que a veces el espectador pueda quedar momentáneamente descolocado cuando ese montaje de escenas no siga el orden racional o esperado, sino que decida explorar nuevas posibilidades, para posteriormente regresar a ese punto y acabar de explicar lo ocurrido.

Ese elemento resulta muy llamativo si se sabe apreciar la intención del director, que a fin de cuentas es mantener la atención del espectador y sorprender, pero también puede resultar un arma de doble filo para que el espectador poco acostumbrado a estas apuestas pueda llegar a no comprenderlo y acabe algo desorientado o cansado de ese uso.

THE MAN FROM U.N.C.L.E.

La película es algo sorprendente. Revive a unos personajes olvidados dotándoles de una personalidad que combina el estilo retro de la época de la Guerra Fría y el glamour del cine de espías con grandes ciudades como Roma o la Berlín dividida con un toque propio del siglo XXI que gusta mucho. Además, los personajes tienen grandes dosis de humor gracias a situaciones cómicas o escenas en las que casi sin buscarlo se induce la carcajada al espectador mediante épicas competiciones por ver cual de los dos es más eficiente, cuando más de una vez ambos protagonistas meten la pata hasta el fondo o se vuelven descuidados.

Nos convence mucho este regreso de Ritchie con su nuevo estilo de hacer cine, que aunque rompa con sus orígenes demuestra haber realizado una evolución y transformación progresiva dejando lo puramente original de lado para hacer de lo conocido algo original iniciando nuevas sagas cinematográficas. Podemos decir esto tras la confirmación oficial de la puesta en marcha de una tercera entrega de la saga de Sherlock Holmes, en la que esperemos esté de nuevo Guy Ritchie, el comienzo de una nueva saga sobre el Rey Arturo que Ritchie se está encargando de dirigir, y el final tan abierto que deja “Operación U.N.C.L.E.“, lo cual hace que resulta muy factible que podamos volver a ver a estos personajes de nuevo en los próximos años, algo que sería bien recibido siempre y cuando se siga con la línea de esta primera entrega.

8/10


Contenido relacionado