Top 6 Jugón: Los juegos más difíciles

Os recopilamos los juegos con los que mas hemos sufrido

Top 6 Jugón: Los juegos más difíciles
 
 

Como buenos jugones que somos, sabemos que juegos hay muchos y con dificultades muy variadas: tenemos los típicos que resulta imposible no completar por el mero hecho de que se basan en la narrativa, esos míticos shooter en los que nuestro personaje no muere ni a cañonazos… Pero también tenemos juegos difíciles, que requieren de mucho tiempo y habilidad para pasárnoslos. Esta semana, en AreaJugones, hemos querido ir un paso más allá y os hemos recopilado 6 de los juegos más difíciles con los que nos hemos topado, de esos que nos han hecho sudar sangre y llorar mientras repetíamos cada uno de sus niveles cientos de veces hasta que al final lográbamos ese objetivo final. Preparaos para sufrir, jugones, que empezamos nuestro top 6 de juegos más difíciles.

slidertop6juegosdifíciles

Volgarr the Viking – Víctor Rodríguez

volgarr-the-viking

De manos de Crazy Viking Studios nos llegaba hace ya casi dos años Volgarr the Viking, un juego que recuerda a los clásicos de las máquinas recreativas, pero no solo en su estilo visual y artístico, también en su jugabilidad y, sobre todo, en la dificultad.

Para empezar, vamos a remarcar que las primeras palabras con las que los responsables del título nos deleitan en su descripción de Steam son “¿recuerdas cuando los juegos eran duros? Vuelve a la época dorada de los arcades en una experiencia de acción hardcore totalmente nueva“. Solo con eso ya se nos quiere decir que si nos lo descargamos, vamos a llorar y, probablemente tirar el PC (o la Xbox One, donde también está disponible) por la ventana.

volgarr

Sin embargo, lo sencillo de los controles y el hecho de que todo se base en nuestra habilidad hace que el juego sea totalmente justo; y eso es lo que más nos ha hecho odiarlo y amarlo a partes iguales, porque sabes que si no te pasas ese boss es porque no eres suficientemente bueno y tienes que jugar más, no porque sea imposible porque el control no responde bien o algo de ese estilo.

En definitiva, Volgarr the Viking es uno de esos juegos que recuerdan a los clásicos hasta en esa dificultad extremadamente alta hecha para que la máquina se tragara monedas y monedas hasta que te vaciaba los bolsillos. Es un título altamente recomendable y, por el precio al que se puede encontrar actualmente, no dudaría en comprarlo porque ofrece muchas horas de frustración y rabia. Esperemos que ningún aparato sufra daño mientras lo disfrutáis, jugones.

Ninja Gaiden II – Gonzalo Gómez

Ninja-Gaiden-2La saga Ninja Gaiden siempre ha sido conocida por ser dura, muy dura. Ya desde sus comienzos en dos dimensiones, demostraba una dificultad bastante elevada, pero fue cuando dio el salto a los polígonos cuando mostró ser una de las franquicias más difíciles de la historia. Pero el sumun llegó en su segunda parte que es directamente injusta.




Ninja Gaiden II en su dificultad más baja (que se llama perro ninja, para que haya más recochineo) es un juego muy difícil. Pero el mayor problema es que su dificultad es directamente injusta. Es un juego que desea que partas la consola por la mitad. En las primeras fases todos los enemigos atacan cuerpo a cuerpo. Son rápidos y fuertes, pero no te llegan ni a la suela de las botas, así que entretiene hacer combos imposibles con multitud de armas mientras nuestras enemigos caen despedazados ante nosotros. Luego llegan los demonios y los hombres lobo. Son difíciles, pero controlables y aunque cada enfrentamiento con ellos es un reto, se acaba superando con algo de sudor.

El problema viene justo después, cuando los enemigos deciden atacar desde lejos, encontrándote con mechas que te lanzan misiles teledirigidos mientras atraviesas un campo de minas, al mismo tiempo que hay francotiradores en las ventanas (a los que no puedes llegar, con lo que solo te queda esquivar), todo esto con un campo de visión reducido por la nieve o la niebla. aquí el juego se vuelve directamente imposible y muchos mandos acabaron volando hacia la tele por estas circunstancias.

Por ser un juego con una dificultad tan elevada que simplemente es injusta con el jugador, Ninja Gaiden II merece estar en este Top 6. Cabe decir que la tercera parte era algo más sencilla y los fans de la saga se quejaron de su extrema sencillez, así que se puede decir que hay verdaderos masoquistas en el mundo de los videojuegos.

ninja-gaiden-2-sigma

Demon’s Souls- Álvaro Giménez

Tan solo leyendo el título de este Top 6, se nos pasa por la cabeza un nombre: Demon’s Souls. El primer juego de la “saga Souls” de From Software, y que es exclusivo para la PlayStation 3, es sin duda uno de los juegos más difíciles y bien construidos del que podemos hablar en esta reseña.

Demon’s Souls, del que en numerables ocasiones hemos hablado, se lazó en tres fases distintas correspondientes a diferentes territorios: primero Asia, luego América, y unos meses después en Europa. El título incorpora una jugabilidad muy buena, junto con un apartado artístico al mismo nivel, sin embargo, si por algo destacó fue por su dificultad.

Esta dificultad, se sostenía en base a tres pilares básicos como era el sistema de “almas”, que a la larga no era más que la experiencia adquirir al eliminar enemigos, el gran diseño, que incluye el sistema de combate, de enemigos, las trampas y las zonas que están conectadas entre sí por el “Nexo” y los “Black Phantom”.

Demons souls




Todo va relacionado. Las almas las adquirimos al eliminar enemigos, pero a su vez, estos enemigos, estaban estratégicamente colocados y debíamos conocer tanto su ubicación como su forma de atacar -al igual que las trampas- para no morir en el intento. Si teníamos la desgracia de morir, podíamos volver al lugar donde lo habíamos hecho para recuperar estas almas, sin embargo, todos los enemigos eliminados durante el recorrido volvían a aparecer, haciéndose más difícil el recuperar y llegar al lugar.

A esto, le añadíamos que el sistema de combate hacía muchas veces impredecible el momento exacto en el que te iba a atacar el enemigo, además si le sumamos el sistema de colisiones incluido en el título y los estrechos pasillos, hacían de Demon’s Souls uno de los título más difíciles en décadas.

En cuanto a los “Black Phantom”, era un sistema multijugador basado en “invasiones” a otros jugadores. Durante esta invasiones, nos adentrábamos en el mundo de otro jugador con el único objetivo de eliminarlo y quedarnos con sus almas. Estas eliminaciones, además de conllevar la pérdida de estos preciados “puntos de experienca” -si invadíamos o lo hacian otros jugadores-, conllevaban en numerables ocasiones  daño en nuestro equipo, por lo que muchas veces debíamos reparar nuestra pertenencias mediante el uso de “almas”, lo que a su vez conllevaba tener que adentrarse a farmear si eramos eliminados y las perdíamos. Un circulo vicioso que nunca acababa.

Posteriormente, la saga “Souls” fue creciendo a través de otra franquicias que conservaban la jugabilidad, pero que incluían algunos cambios que los hacían mucho más llevaderos que el título de PlayStation 3. Dark souls, con sus dos entregas y una tercera en camino, y Bloodborne, cuya jugabilidad si que introduce cambios más significativos, heredan la etiqueta de “juegos difíciles”, aunque nada comparados con el juego original, el gran Demon’s Souls.

VVVVVV – Jorge Dante

Los videojuegos de plataformas tienden a caracterizarse por su celeridad en pantalla, saltos para sortear obstáculos, movimiento para progresar, etc, no obstante VVVVVV rompe esa mecánica tradicional para ofrecer un título diferente sin prescindir de la particular adicción inherente a estos juegos. Centrándose en la alteración gravitacional para progresar, este simple título tiene un incrementado índice de pifiadas que lo tachan de frustrante y desquiciante.

El título está disponible para las plataformas portátiles así como PC. Desarrollado por Terry Cavanagh, este videojuego ha calado bien entre la comunidad de busca-retos como youtubers o partícipes de los speed run, y todo debido a su simplicidad tan bien enmascarada entre la más completa complejidad subyacente. Otra de las vertientes más vitoreadas del título ha sido su particular banda sonora, adictiva y cadenciosa, que sigue la estela de este estilo de juegos.




Y es que el mercado actual está repleto de títulos simples pero enrevesados, como Geometry Dash o Dash Till Puff. Estos títulos suponen un éxito comercial dentro del catálogo Android por su escasa memoria y su ritmo pausado que puede reanudarse en cualquier instante, hecho que no descataloga su eminente dificultad. Y es que los juegos más mecánicamente rudimentarios suelen acarrear verdaderos retos, y no hace falta apelar a la reminiscencia de antaño para ello. En el catálogo de los smartphones tenemos una amplia gama de posibilidades.

Metal Gear de NES – David Lorenzo

Cuando pienso en “juegos difíciles”, lo primero que me viene a la cabeza son juegos antiguos. Hoy día nos quejamos (y ojo, con razón en muchos casos) de que hay juegos cuyo lanzamiento debería ser replanteado, debido a la baja calidad o gran cantidad de fallos que tiene, pero hace entre 20 y 30 años, eso también estaba bastante presente en la industria. La tónica general era que los juegos fuesen más difíciles que la mayoría de los actuales, pero también había la llamada “dificultad por bugs”, una dificultad existente a la ingente cantidad de errores, problemas, bugs, fallos y mal diseño de los juegos (cosa que sigue existiendo hoy día).

metal gear nesAhora que está a flor de piel el lanzamiento de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, es un buen momento para recordar a los títulos que lo precedieron, llegando hasta los mismísimos inicios de la saga. Partiendo de su primer lanzamiento, original para el MSX 2 en el 1987, tuvo su versión para la NES. En el seno del género shooter de antaño, la existencia de los juegos de “disparar a lo loco” era habitual, pero Metal Gear fue uno de los pioneros que creó un título enfocado al sigilo y la infiltración.

Pero la versión de NES fue un poco peculiar, y guarda bastantes elementos de “dificultad por bugs”, así como malos planteamientos en la jugabilidad. Empezando por enemigos que reaparecen al provocar cualquier anomalía en la continuidad del personaje en un escenario (como salir y volver a entrar a la zona, entrar y salir de un camión o, sencillamente, utilizar unos prismáticos), pasando por caminos que llevan al mismo sitio una y otra vez, hasta enemigos que se superponen a tu personaje, haciendo difícil el golpearles o dispararles.

No obstante, los fallos se combinan con elementos de dificultad más normales y legítimos. No llevamos armas al principio, que debemos conseguir conforme vamos pasando los niveles. También hay algunas trampas que pueden poner en duda la legitimidad de su dificultad, trampas que se abren bajo el suelo de repente, y nos hacen jugar a modo de “ensayo y error“, recordando el lugar de las trampas y procediendo con cautela. Si sumamos esto a la dificultad de los enemigos y de ciertas fases, esta versión de Metal Gear nos propone unos retos bastante interesantes, a lo largo de sus escenarios.

Quizás este juego no sea de lo más difícil que podemos encontrarnos, tanto en la época como en comparación con juegos difíciles de hoy en día, pero es bastante notorio, por lo malo y por lo bueno, recordarlo. Y más en estas fechas, con la salida de lo nuevo de la franquicia.

Battletoads & Double Dragon – Carla Ravelo

 

Cerramos este Top 6 con un clásico doble… ¿Por qué? Porque estamos ante un crossover que vio la luz en NES, SNES, GameBoy y Mega Drive. Viajamos a los años noventa, los beat ‘em up estaban de moda y se hicieron emblemáticos Final Fight, Captain Commando y los que nos lleva a esta lectura: Battletoads y Double Dragon.




Battletoads Double Dragon

Para conocer bien la esencia del juego debemos explicar ambos juegos por separado para los más novatos del género: Battletoads es un juego de scroll lateral desarrollado por la, por aquel entonces, brillante Rare para NES y de los más populares de la consola de Nintendo. Sus protagonistas eran 3 ranas verdes llamadas Rash, Pimple y Zitz que caracterizadas con un humor muy “made in Rare”, es decir, a lo que nos tenía acostumbrados la mayoría de sus títulos, luchaban contra sus enemigos y, en especial, contra Dark Queen. Battletoads está considerado uno de los juegos más complicados en la historia de los videojuegos, sobre todo su tercera fase que era controlada por las famosas motos deslizadoras.

En el caso de Double Dragon, raro es que haya alguien que no conozca la saga si alguna vez han jugado a los beat ‘em up. Billy y Jimmy Lee deben rescatar a la novia de Billy porque ha sido secuestrada por los Black Warriors, una organización criminal que amenaza a la ciudad cada poco. Por su libertad piden el secreto de una antigua técnica de arte marcial que solo ellos conocen llamada Sousetsuken. Este título supuso toda una mejora en apartado gráfico para la época, posibilidad de quitar las armas a tus oponentes para atacar con ellas y una gran cantidad de escenarios perfectamente detallados además de un buen dominio de la perspectiva.

¿Te han convencido por separado? Pues juntos hacen un título notable que es considerado como uno de los videojuegos más difícil de la historia. Rare quiso unir la dificultad y exclusividad de sus personajes recogidos en Battletoads con el juego que estaba reventando en ventas en las máquinas arcade y que son un símbolo para los jugones más veteranos. El resultado salta a la vista pero como todo título difícil que se precie, esta característica también era de sus puntos negativos, ya que desesperaba a más de uno imposibilitando su finalización.

 


Contenido relacionado