Impresiones Paladins: Champions of the Realm

Paladins: Champions of the Realm

PC PlayStation 4 PlayStation 4 Pro Xbox One Xbox One X
8.8

Muy bueno

Impresiones Paladins: Champions of the Realm

El juego apunta maneras y probablemente llame la atención de multitud de jugadores

Impresiones Paladins: Champions of the Realm
 

Hi-Rez Studios creadores del conocido y exitoso juego SMITE, el gran campo de batalla de los dioses, tienen entre manos un nuevo proyecto bastante interesante. Para los que no lo sepan aún, Hi-Rez nos presentó en la pasada Gamescom su nuevo trabajo, en este caso el desarrollo de un nuevo juego free-to-play, afirmando que están muy ilusionados con el desarrollo que está teniendo ya que le están poniendo muchísimo empeño y ganas.

Estando aún en beta cerrada para PC desde hace apenas unas horas, hemos tenido la oportunidad de probar Paladins: Champions of the Realm, el nuevo shooter MOBA que tiene un ambiente y unos escenarios totalmente alegres y coloridos visualmente. Muchos son los jugadores que comentan que quizás sea la sustitución a Overwatch, ya que consta de muchas similitudes e incluso algún que otro extra. No se sabe todavía la fecha exacta de su salida pero lo que si que tenemos claro es que estará en continua evolución.

¿Qué nos ofrece el juego?

Paladins: Champions of the Realm es un shooter cooperativo con un enfoque bastante estratégico. Este nuevo juego de disparos nos ofrece una gran variedad de novedades en comparación con otros shooter MOBA. Aún estando en beta debemos de afirmar que Paladins: Champions of the Realm tiene muchísimos puntos atractivos y diferentes. Nuestra misión es trabajar en equipo para capturar puntos y así conseguir una gran máquina aniquiladora de asedio. Cada personaje a elegir, actualmente y sólo de momento, ocho, tiene una serie de habilidades, armas principales y movimientos únicos. En este caso tenemos una serie de personajes bastante llamativos que os vamos a presentar.

  • Cassie: Arquera con un disparo que empuja a los enemigos hacia atrás y, con la ayuda de su compañero Ziggs, desmantelan a los enemigos cercanos que estén escondidos.
  • Skye: Asesina que entra en la lucha siendo invisible y que es capaz de colocar una gran bomba que daña a los enemigos cercanos. Los ataques básicos de su ballesta pueden convertirse en púas envenenadas.
  • Lío: Duende que va acompañado de su máquina de guerra y juntos se unen a la batalla. Adora la alquimia por lo que su arma es una pequeña pistola-poción. El pequeño puede propulsarse por los aires y escudarse a sí mismo cuando las cosas se pongan feas.
  • Barik: Un defensor enano que proporciona una gran ayuda con sus torretas y que también proporciona un gran escudo barricada que evade los proyectiles enemigos.
  • Pip: Esta pequeña criatura se ayuda de fuego líquido, ralentizando a los enemigos y disparando pequeñas bombas de gran alcance.
  • Grohk: Este gran orco pone torretas que sanan a los aliados. Ayudándose de la fuerza del Dios del relámpago sus ataques básicos se pueden convertir en ataques en área que dañan a los enemigos.
  • Fernando: Es su gran aguante lo que le caracteriza, ya que tiene la posibilidad de ponerse un escudo que paraliza cualquier tipo de habilidad. Se ayuda de una gran lanza que dispara fuego, haciendo una gran cantidad de daño a los enemigos.
  • Buck: Con la ayuda de su escopeta y de su habilidad “cataclismo”, Buck pone un gran muro de roca infranqueable para los enemigos. Cuenta con otra habilidad de curación que restaura su vida durante 4 segundos.

Cabe remarcar que cada personaje consta de 3 habilidades, además de un ultimate o habilidad definitiva, y que todos tienen una habilidad que le proporciona una vía de escape, ya sea un salto hacia atrás o una propulsión, que, a su vez, elimina todos los debuffs que tengamos en ese momento. Si el mapa nos resulta demasiado extenso y se nos hace eterna la llegada a los puntos de captura, no tenemos de qué preocuparnos, ya que contamos con una montura que nos permite viajar más rápido y así llegar lo antes posible al rescate de nuestros compañeros.

Paladins: Champions of the Realm también nos ofrece un progreso de nuestros personajes a medida que va pasando la partida, es decir, conforme vayamos subiendo de nivel y consiguiendo puntos, podremos elegir una serie de mejoras mediante unas cartas personalizables que nos permiten mejorar nuestras estadísticas.

Jugabilidad

Aún hay detalles que pulir y opciones que implementar por lo que el juego está provisto de lo más básico, pero lo que sí que es cierto es que no resulta algo negativo, ya que el modo de juego es bastante entretenido e interesante. Se trata de un shooter MOBA que principalmente está enfocado en primera persona pero que, cuando hacemos uso de nuestra montura o usamos alguna habilidad de escape en concreto, se vuelve automáticamente al enfoque en tercera persona. El movimiento es bastante cómodo, muy similar a juegos del mismo tipo y, aún teniendo la ventaja de poder usar gamepad, personalmente me resulta más cómodo con teclado y ratón, ya que es lo más usual que solemos encontrarnos.

Por otro lado, disponemos de 3 mapas diferentes, los mapas son aleatorios por lo que, cada vez que entremos a una partida, tenemos la posibilidad de que al azar nos toque un mapa distinto. Existe la opción de entrar en una partida con un mapa y unas cartas totalmente aleatorias que nos permite probar a los personajes y aprender sus mecánicas, pero sobre todo tener una primera toma de contacto que acaba siendo totalmente necesaria para poder empezar la aventura. Como comentábamos, es imprescindible el juego en equipo y necesitamos formar una piña para capturar puntos y conseguir la victoria.

Si nos centramos en el tema gráfico, podemos decir que es un juego que gráficamente no pide demasiados requisitos y algo que, obviamente está a la vista, es que tiene unos escenarios muy llamativos y divertidos. Sus opciones gráficas son bastante variadas ya que podremos hacer cambios y configuraciones. Otro detalle es que se trata de un juego que está bastante bien optimizado para estar aún en una fase de beta cerrada y, si sigue así, será un juego que se podrá adaptar a ordenadores de gama bastante baja. Es una alegría porque realmente existen jugadores que tienen ordenadores no muy potentes y no se pueden permitir jugar a muchos juegos de este género debido a que las optimizaciones son más que pésimas. Está bien hacer un juego gráficamente bonito y llamativo pero también está bien que optimicen y den posibilidades a todos los jugadores.

¡Comencemos!

Cuando ya tenemos a nuestro campeón elegido y llegamos al campo de batalla, lo primero que debemos de hacer es ir a conquistar el primer punto, una vez que consigamos vencer a los enemigos o ganar la lucha por dicho punto, conseguiremos desbloquear un gran tanque de asedio que su objetivo principal será el de destruir los grandes portones del equipo enemigo.

Para conseguir hacer el máximo daño posible, debemos de escoltar al tanque de asedio y luchar con él hasta llegar a la puerta de la base de nuestro enemigo. Habrá que protegerlo de los posibles ataques de los rivales ya que, obviamente, una vez que han perdido el punto, deben de proteger sus portones para no conseguir una dolorosa derrota. Cada base tiene 3 grandes puertas como protectoras, una vez que uno de los dos equipos consiga derribar dichas puertas con la ayuda de la maquinaria de asedio, se llegará a la base y, por lo tanto, se alzará con la victoria.

Detalles innovadores

Paladins: Champions of the Realm cuenta con una serie de detalles que son de lo más novedosos en esta clase de juegos. Para empezar, cuando juegas a un shooter MOBA, cuentas con una serie de campeones a elegir, tienen sus propias habilidades y puedes incluso subirlos de nivel a medida que vas jugando partidas. En Paladins hay algo que llama mucho la atención, y es el modo tan curioso que te ofrecen a la hora de crearte una build dentro de cada partida.

Cada campeón tiene sus propias estadísticas pero, con la existencia de unas curiosas cartas, puedes incrementar a tu antojo tus estadísticas según vayas observando el desarrollo de la partida. A cada subida de nivel dentro de la batalla tendremos para elegir 1 de las 3 cartas que se ofrecen que, por ahora, siempre serán aleatorias, a no ser de que el nuevo método de juego, que os explicaremos a continuación, salga próximamente. Cada carta te regalará un atributo diferente, por ejemplo, velocidad de movimiento, aumento de vida máxima, más daño, ralentizaciones etc. Este método es algo que ha llamado mucho la atención y que a mí personalmente, siendo amante de este tipo de juegos, me ha fascinado.

Se rumorea que el nuevo modo de juego que saldrá próximamente nos permitirá crear una especie de mazo de cartas a nuestro antojo para cada uno de los personajes. A medida que vamos ganando partidas, vamos subiendo nuestra cuenta personal de nivel y recibiendo cofres con cartas de rango normal o alto, al azar. Las cartas se clasifican por rangos y, cada vez que recibamos cartas de personajes, éstas se irán acumulando y coleccionando.

¿Esto que quiere decir? Pues muy sencillo, si nuestro campeón favorito es Skye, tendremos que tener la suerte de que en los cofres nos toquen cartas para ella y así poder tener más variedad de cartas y opciones de equipamiento en las partidas. Este detalle está muy bien pensado ya que siempre es gustoso recibir recompensas al emprender tu tiempo en un juego.

Conclusión

Paladins: Champions of the Realm será un juego bastante llamativo, con unas características innovadoras que seguramente llamarán la atención de los jugadores.Y sí, adivino lo que estaréis pensando, es algo similar al conocido Overwatch, pero realmente tienen bastantes diferenciales, incluyendo uno muy destacado y es que, en un futuro muy cercano, Paladins será free-to-play.

Para estar todavía en la fase en la que está, consta con unas características bastante buenas aunque necesite algún que otro repaso, como es normal. Falta algún que otro ajuste en el equilibrio de los campeones, más campeones a elegir, quizás equilibrar también un poco el ataque de las maquinarias de asedio y algún que otro mapa más, aunque debo de decir que, personalmente, no se me hace para nada aburrido jugar una y otra vez en el mismo mapa, ya que cada partida consta con una serie de situaciones y composiciones de equipo diferentes. Para los que os haya llamado la atención y queráis uniros a la batalla, en la web oficial podéis suscribiros y pedir acceso a la beta cerrada, pero si lo que preferís es acceder inmediatamente podéis adquirir el paquete del fundador de Paladins por 19.99€ que incluye algún que otro extra.


Contenido relacionado