¿Es excesiva la postura de Atlus respecto a Persona 5?

Persona 5

PlayStation 3 PlayStation 4

¿Es excesiva la postura de Atlus respecto a Persona 5?

El título se lanzó ayer mismo al mercado

¿Es excesiva la postura de Atlus respecto a Persona 5?
 

Desde la llegada de Youtube, y con la proliferación de vídeos que retransmitían todo el videojuego en diferentes partes, muchas son las compañías que no ven con buenos ojos que se desvelen partes esenciales de sus tramas argumentales. En esta generación, por ejemplo, muchos son los proyectos que no permiten grabar escenas desde la propia PlayStation 4 porque las bloquea.

Desde hace algunas horas, Atlus ha sido noticia ya no solo por el lanzamiento del sobresaliente Persona 5 sino por sus polémicas declaraciones que buscan evitar, a toda costa, que un videojuego como el suyo, con un entramado argumental tan complejo, sea destripado a aquellos jugadores que están jugando ya. ¿Pero es excusa suficiente para limitar de esta manera la libertad de cada jugador sobre subir material a Internet que Youtube nunca ha prohibido? Recordamos, en primer lugar, algunas de las recomendaciones que ha dado Atlus sobre la grabación de tramos de Persona 5.

Persona 5

  • La duración de cada video de Persona 5 no debe ser superior a 90 minutos.
  • Los tramos de mayor transcendencia argumental serán eliminados del vídeo.
  • Tampoco está permitido que se tome grabación de las escenas de animación (bastante numerosas según lo que he podido jugar en las pocas horas que he tenido desde su lanzamiento ayer).

¿Consecuencias? Ya que legales (en el sentido más estricto de la palabra) son imposibles de controlar, se procederá a la reclamación del contenido grabado para su supresión en la red, e incluso el cierre de aquellas cuentas que vulneren las medidas que ha compartido con los jugadores.

Desde el punto de vista creativo…

Para exponer una humilde opinión sobre el tema, deberíamos ponernos del lado de ambas caras: tanto de la empresa (desarrolladora en este caso) encargada de realizar Persona 5, como del jugador (tanto el que ya ha pagado por el videojuego, como por el que lo hará en un tiempo). En el primer caso, nunca podemos olvidar que una empresa puede tomar las medidas que considere oportunas con el videojuego que tengan a la venta.

Los creadores del guion de Persona 5 saben que tienen entre manos uno de los argumentos más complejos que han sido creados en el medio, y no por los giros de guion, los personajes complejos alejados de arquetipos, o los consejos morales y éticos que contienen algunos pasajes de la obra, sino porque tras meses de escritura, dichos guionistas quieren tener cierto control sobre su creación.

Es como aquel pintor que quiere que todos observen su obra en un museo bajo ciertas condiciones tanto lumínicas como atmosféricas. Disfrutar del guion de Persona 5 no es igual jugando, que siendo observado como si de una película se tratase gracias a Youtube o Twitch. Es dicho control comercial el que está ejerciendo Atlus, evitando que jugadores que por un motivo u otro no puedan comprar el juego ahora, lleguen “vírgenes” a su producto.

Otro motivo es, quizás, el económico: las posibles ventas que pierde debido a la publicación completa del juego en canales de Youtube, Vimeo, Dailymotion, Twitch… Aunque Persona 5 seguramente esté ya más que amortizado con sus ventas en Japón, el desembolso de la traducción inglesa (y otra polémica evitando el español, alemán, italiano o francés) supone unos costes que pueden ganar con sus ventas occidentales, y por tanto, ver cómo un producto se filtra en la red corta su potencial cuota de mercado.

Y por último, ¿estamos ante un caso de piratería? ¿Es la observación directa de vídeos pertenecientes al videojuego completo una fina línea que separa la “filtración” de la “piratería”? Es un debate que os dejo en este artículo.

Desde el punto de vista del jugador…

Esta es la perspectiva más común de vosotros, queridos lectores. Unos jugadores que podéis haber comprado ya el producto, y que por tanto, queréis darle un uso: sea compartir vuestras partidas, jugar tranquilamente, o ganar recursos económicos rentabilizando los vídeos en Youtube. Esto provoca que la implantación de estas medidas os perjudiquen algunos de vuestros objetivos, y por lo tanto, no estéis de acuerdo con la postura de Atlus.

Lo cierto es que el jugador, tras desembolsar unos sesenta o setenta euros de media, debería tener cierto poder de decisión sobre su producto, y en comparación con otros videojuegos, lo cierto es que parece que legalmente estamos en nuestro derecho: no hay casos conocidos sobre demandas de contenido más allá del copyright o de derechos de autor musicales.

En cambio, como jugadores que habéis llegado sin saber nada al videojuego, sois los primeros que sabéis lo duro que sería desvelar cualquier detalle argumental de una entrega de la saga Persona (proveniente de Shin Megami Tensei). Por ello es que, el público objetivo que ha comprado Persona 5 no debería admitir estas reglas con dificultad, puesto que ellos mismos han llegado “vírgenes”, hecho que es el principal motivo por el cual Atlus ha provocado esta oleada polémica que ha inundado la web en cuestión de horas.

Persona 5

Aquellos que no habéis comprado el videojuego y estáis interesados, al ver cualquier fragmento argumental comprobaréis si es de vuestro agrado o no, y por tanto, si planeáis su compra a posteriori, dudo que veáis 100 horas de vídeos en vez de esperar a una hipotética bajada de precio.

Por lo tanto, el problema creado no es tan grave como parece: la actitud de Atlus ha sido desproporcionada, pero comprensiva si nos centramos en el punto de vista creativo del argumento, y la postura de los jugadores exagerada frente a un recorte de contenido que podría haber venido bien para rentabilizar los vídeos.


Contenido relacionado