La NVIDIA TITAN Xp es la nueva gráfica de la familia Pascal

El máximo exponente del gaming en PC

La NVIDIA TITAN Xp es la nueva gráfica de la familia Pascal
 
 

NVIDIA recientemente lanzó al mercado la GTX 1080 Ti, una tarjeta gráfica que mejora considerablemente las especificaciones de su antecesora, la GTX 1080. La compañía nos tiene acostumbrados a la versión ‘Ti’ de su gama más alta desde hace ya varios años. En este caso, dicha tarjeta gráfica mejora hasta en un 20% el rendimiento de su versión anterior. NVIDIA dio un buen golpe sobre la mesa con su arquitectura Pascal, dando paso a la serie 10 de sus tarjetas gráficas. Ahora parece ser que la gráfica con más potencia bruta del mercado, la GTX TITAN X, también recibirá una mejora sustancial. La compañía nos presenta el máximo exponente de esta serie hasta la fecha, la GTX TITAN Xp.

Dicha GPU no viene a revolucionar el mundo de las tarjetas gráficas, siendo el único propósito de ésta la de alcanzar más núcleos, velocidad, memoria, etc. Lo que viene siendo una mayor potencia general y un supuestamente mejor rendimiento. Entrando en sus especificaciones, nos encontramos con una tarjeta gráfica con 3.840 núcleos CUDA y una frecuencia de reloj de 1.582 MHz. comparándola con su versión anterior, la TITAN X disponía de 3.584 núcleos CUDA y una frecuencia de 1.417 MHz, alcanzando los 1.531 MHz al máximo rendimiento. Como hemos podido comprobar en estos dos primeros datos, la TITAN Xp es ligeramente superior. En lo que respecta a las especificaciones de su memoria, la TITAN Xp dispone de una velocidad de memoria de 11,4 Gbps frente a los 10 Gbps de su antecesora. En cuanto a la cantidad de memoria, no presenta ningún cambio, disponiendo de 12GB de memoria GDDR5X. El ancho de memoria alcanza los 384 bits y en lo que respecta al ancho de banda, esta tarjeta gráfica logra alcanzar los 547,7 GB/s. La GTX TITAN Xp ofrece una potencia bruta de 12 TFLOPS, 1 unidad más que su anterior versión, la cual contaba con 11 TFLOPS.

En lo que respecta al diseño del hardware, es prácticamente el mismo utilizado en la anterior versión y en varias de las gráficas de la serie 10. Un diseño poligonal ya característico en la familia Pascal. La diferencia a simple vista en su diseño externo frente a la TITAN X es en la utilización del conector Dual Link-DVI.

En definitiva, NVIDIA no ha buscado revolucionar la industria con dicha tarjeta gráfica, mostrando de nuevo únicamente lo que pueden llegar a alcanzar. El mundo de las tarjetas gráficas es de los que más evoluciona, siendo la GTX TITAN Xp la que se coloca en cabeza. Esta GPU tiene un precio de 1.349€ y ya se encuentra a la venta a través de la página web oficial de NVIDIA. Pronto comenzaremos a ver los benchmarks de los distintos portales tecnológicos y sabremos a ciencia cierta la mejora en el rendimiento a la hora de jugar.