Studio Ghibli reabre sus estudios para la llegada de la nueva película

Todo comienza a prepararse para la nueva película

Studio Ghibli reabre sus estudios para la llegada de la nueva película
 

El pasado 2013 fue una fecha algo agridulce para los fans del universo de Studio Ghibli. Aunque en el historial de la compañía eran varios los directores que a lo largo de sus más de tres décadas habían dado luz a grandes obras de arte, su padre parecía despedirse. Hayao Miyazaki anunciaba su despedida tras el estreno de “El viento se levanta”, su última gran obra magna y cierre de una carrera llena de éxitos. Sin embargo el espíritu creativo del dibujante y director parecía no poder apaciguarse, y aunque las carteleras no volverían a ver una película suya, su presencia no se desvanecería por completo.

Hayao Miyazaki comenzará su última película en octubre

Así fue como se reveló “Boro, la oruga” ( Kemushi no Boro), un nuevo corto en el que estaba trabajando y que se emitiría en el propio museo del estudio. Pero el gran acontecimiento llegó hace unos pocos meses con el anuncio de su regreso por todo lo alto con su nuevo largometraje. Ahora parece que todo comienza a prepararse para iniciar los trabajos en octubre.

En un comunicado del día de ayer (vía Generación Ghibli), Studio Ghibli hablaba por primera vez del nuevo y esperado proyecto, del que apenas se conocen detalles. En él se anuncia la reapertura del departamento de producción que fue cerrado hace ya tres años, y que tuvo lugar el pasado 3 de julio. Así pues todo estaría comenzando a prepararse para comenzar la producción en otoño en el mismo lugar donde han nacido todas las prestigiosas cintas del estudio.

Esta sí será probablemente la última cinta del cineasta que con 76 años sigue trabajando después de tantos años en lo más alto de la industria nipona. No obstante la compleja labor que implica dar forma a una producción típica del Studio Ghibli no la llevará adelante él solo, y es que también han confirmado que la contratación de nuevos colaboradores (animadores, intercaladores, fondos) lleva tiempo en marcha. Además marcaban el 20 de julio como fecha límite para la presentación de candidaturas para trabajar en la película.

Por el momento es toda la información que se tiene, y dado el historial del estudio, hay que valorarla en su justa medida. El ritmo de trabajo de Miyazaki siempre ha sido más lento que otros directores, pero justificado por el detallismo y colorido de sus obras. Ahora que el calendario vuelve a poner los ojos a una nueva genialidad del cineasta, los fans esperan con preocupación que la producción de la nueva película llegue a buen puerto. ¿Coincidirá con las Olimpiadas de Tokio? Seguiremos atentos a próximas novedades.

 


Contenido relacionado