Trampas y juego sucio en el último episodio de Dragon Ball Super

Dragon Ball Super

Finalizada

Trampas y juego sucio en el último episodio de Dragon Ball Super

Quitela despliega su juego sucio referenciando a su propio universo

Trampas y juego sucio en el último episodio de Dragon Ball Super
 
 

La hora del juicio final está cada vez más cerca en “Dragon Ball Super”, y los universos se preparan para un desenlace trágico. El Torneo de Poder afronta sus últimos momentos con cada vez menos equipos en competición, y tras la demostración de fuerza de Goku y compañía primero ante el Universo 11 y después ante el Universo 6, han dejado claro quienes tienen más posibilidades de ganar. Esto sin embargo no ha servido para asustar a Quitela y sus trucos, dejándolo en una situación perfecta para sorprender. Y es que la escalada de poder de las últimas semanas ha hecho olvidar a este Universo 4 y sus particulares formas de combatir, que esta semana han puesto las cosas complicadas al Universo 7.

Tras varios episodios molestando, Katopesla del Universo 3 por fin decidía enfrentarse a Vegeta de forma abierta, mostrando todo su potencial. Este particular guerrero al más puro estilo Wrecking había estado intentando llamar la atención del príncipe Saiyajin sin ningún resultado, y a tenor de su perseverancia por fin conseguía lo que se había prepuesto. En un intento vano por sorprender, Katopesla entraba en su modo Ultimate y multiplicaba su poder y velocidad por 300. No obstante ni si quiera eso sorprendía a Vegeta, que ante su técnica definitiva llamada La Misión Final, respondía con su carismático Final Flash, empujándolo hacia el borde de la plataforma de combate.

En ese momento un golpe inesperado hacía perder el equilibrio al guerrero del Universo 4 y lo lanzaba al vacío para sorpresa de todos. Vegeta que no sabía lo que había ocurrido se acercaba  la zona para investigar, y en un segundo caía en la misma trampa que Katopesla, poniéndose en verdadero peligro antes de conseguir sujetarse al borde de la plataforma con una mano.

Gamisaras, el guerrero invisible

Este luchador invisible no se detiene y continúa moviéndose hacia lo rivales. Ahora su siguiente objetivo es Gohan, al que de un golpe por la espalda le lanza por los aire, y que solo es conseguido salvar gracias al Ataque Místico de Piccolo. Nadie entiende qué o quién es el que les está atacando, y por un instante el torneo se detiene y entra en un instante de silencio y concentración. Todos los guerreros se paralizan para intentar percibir la amenaza, pero ninguno consigue percibir el Ki de este luchador. ¿Salto Temporal, Transmisión Instantánea? Mientras lo averiguan, el guerrero sigue con su estrategia.

La siguiente víctima es Número 18, que al igual que Gohan, comienza a recibir golpes desprovistos de protección. Ante su indefensión, Piccolo decide ir a rescatarla interponiéndose entre ambos. Puesto que no son capaces de ver al enemigo, el namekiano opta por la vía más rápida lanzando un ataque masivo de área que no pueda fallar. Así pues ejecuta su Makosen, y está a punto de golpear al rival cuando este se escapa a duras penas de la técnica. La nueva estrategia es efectiva, pero no viable puesto que requiere de una gran energía.

Ante esta situación Gohan por fin descubre una manera de atrapar al rival, y empieza a lanzar ataques hacia el propio suelo del terreno de combate. El humo comienza a adueñarse de toda la zona, y deja al descubierto a Gamisaras, uno de los guerreros insectoides del Universo 4. Con el rival ya a la vista Piccolo ejecuta su poderoso Chou Makouhou y elimina la primera trampa preparada por Quitela para la competición, sin embargo la siguiente ya se prepara ya para entrar en acción.




Las ilusiones de Shantza

Shantza, el pequeño luchador azulado que ya se dejó ver hace varias semanas cuando Kale explotó en ira, entraba ahora en acción. Con un peculiar movimiento este guerrero creaba un campo rojizo de energía en el que dejaba atrapado a los guerreros del Universo 7. En poco tiempo Piccolo y Gohan se encuentran combatiendo con lo que parecen ser los luchadores eliminados del Universo 9, pero que en realidad resultan ser solo ilusiones. No obstante esta recreaciones parecen inmunes a los ataques físicos aunque ellas sí pueden golpear.

Puesto que los ataques directos son inefectivos, y que Goku y los Androides también se están teniendo que enfrentar a sus propios eliminados, Piccolo decide optar por una estrategia distinta. Ente él y Gohan llegan a la conclusión de que en realidad Shantza solo actúa como un marionetista desde fuera del campo de energía, y por eso deciden olvidarse de las ilusiones, centrándose en el guerrero. De un salto Piccolo encañona al rival y le elimina de un simple ataque a distancia, acabando con la segunda trampa de Quitela y el Universo 4. Lo que no sabía el namekiano es que su hora final estaba muy próxima.

El diminuto Damon

El siguiente guerrero en entrar en combate en Damon, y lo hace siguiendo lo que parece ser la misma táctica que su compañero Gamisaras. De manera impredecible comienza a atacar a Piccolo sin que este pueda defenderse, pero con una pequeña diferencia. A este rival el namekiano sí puede sentirlo gracias a su Ki, y esto provoca que se confíe. La misma estrategia no funcionaría dos veces contra el ingenio de Piccolo, no obstante su presunción no se cumple. Aunque puede detectar su presencia, es incapaz de acertar ningún golpe, y esto lo coloca en una situación muy peligrosa. En un instante de debilidad Damon le ataca al borde de la plataforma y le elimina de una manera de lo más absurda.

Ante el regocijo de Quitela que veía con divertimento la situación, Damon se dirige hacia sus siguientes víctimas. En este caso tanto Goku como Número 17 deciden no confiarse tanto, y gracias a ello logran entender qué está ocurriendo realmente. El Androide descubre que en realidad el guerrero rival no es invisible, sino que tiene un tamaño diminuto. De hecho Damon queda retratado como un pequeño insecto de menos de un palmo de altura que genera la burla y risas de Goku.

Aunque ya saben cómo actúa el insecto, sigue siendo muy complicado acertarle con ningún ataque, y ante ese problema Número 17 desarrolla un plan. Se da cuenta de que Damon a pesar de ser un insecto, no posee alas, y eso lo aprovecha para atacarle en su punto más débil. Mientras Goku golpea al suelo y lanza por los aires al diminuto guerrero, Número 17 le ataca a distancia. Esta operación la realizan varias veces hasta que el Androide le lanza una bola de energía en la que lo atrapa, y con una simple patada le manda fuera del ring de combate.




Así es como Quitela y sus sucios trucos se queda sin alternativas, y el Universo 4 es eliminado por completo del Torneo de Poder. Como ya acostumbras los Reyes del Todo evaporan todo rastro de este universo con la excepción de su Ángel, y acerca un poco más la competición a su desenlace. Solo quedan 12 minutos para que acabe el evento, y la próxima semana le tocará el turno al Universo 3 y sus guerreros mechas. “Dragon Ball Super” promete una escalada de emoción en las últimas semanas de este año ¿Quieres saber más de la serie? Comenta con nosotros el último episodio en el foro.


Contenido relacionado