Nueva Zelanda no considera las cajas de botín como juego de apuesta

Creen que no es posible etiquetarlas como tal

cajas de botín
 
 

Tras un par de semanas de considerable tranquilidad respecto al tremendo impacto que tuvo la polémica en torno a las cajas de botín, un nuevo país se ha pronunciado (vía Segment Next) en su consideración sobre estas, siendo el indicado Nueva Zelanda. En esta ocasión, no consideran que las cajas de botín puedan ser catalogadas como juego de apuesta, pues no comprenden los aspectos necesarios para ello.

El razonamiento utilizado pasa por comprender que el dinero invertido por parte de los jugadores no va con la finalidad de poder generar todavía más dinero, sino que simplemente se pretende conseguir ventajas en el mismo juego. Es decir, dado que la economía utilizada virtualmente no tiene un efecto tangible sobre la realidad, pasa a considerarse una característica más del juego.

Esta opinión ha sido generada mediante múltiples miembros tranto del departamento de asuntos interiores como de la comisión de juegos de apuestas de Nueva Zelanda, por lo que por el momento la postura del país al respecto de las cajas de botín parece bastante sólida. Es necesario destacar, sin embargo, que siguen investigando el caso, motivo por el que tampoco es posible considerar esta como una decisión inamovible.

Una de las principales dificultades que se han encontrado al tratar con las cajas de botín es que no exista una legislación clara que pueda ser aplicada al 100%, algo que claramente dificulta cualquier tipo de resolución. Veremos si en el futuro asistimos a la creación o modificación de leyes para intentar así tratar las cajas de botín de una forma más directa, pero por el momento parecen optar por un acercamiento más prudente que el visto en Europa.


Contenido relacionado