Fans de Star Wars piden el cierre de Rotten Tomatoes por el favoritismo a Disney

Star Wars – Episodio VIII: Los Últimos Jedi

Fans de Star Wars piden el cierre de Rotten Tomatoes por el favoritismo a Disney

La web de críticas vuelve a colocarse en el centro de la polémica

Fans de Star Wars piden el cierre de Rotten Tomatoes por el favoritismo a Disney
 
 

En los 40 años de historia de la franquicia nunca se había vivido una situación tan desagradable como la de las últimas semanas. “Star Wars: Los Últimos Jedi” estaba configurada como una de las entregas más revolucionarias de toda la saga, con todos los riesgos que ello implicaba. Y es que el cambio de algunas bases fundamentales del universo galáctico, de personajes como Luke, o de conceptos como la Fuerza, han generado una ola de críticas destructivas y muy tóxicas hacia el trabajo de Rian Johnson. Desde que se estrenó la cinta el pasado 15 de diciembre, lo más contrarios a ella han llegado a pedir incluso su eliminación del canon oficial, colocando a Disney como una auténtica incompetente en cuanto a Star Wars se refiere.

La mayoría de las fuentes de los problemas provinieron de las críticas que la web Rotten Tomatoes recogió durante los primeros días del estreno. Con un contexto de lo más polarizado, los medios se situaron en el lado contrario al de los fans, generando una corriente de optimismo totalmente opuesta a lo que se hablaba en la calle. Este medio no es la primera vez que vive una situación así, y casos como el de “Justice League” ya pusieron en entredicho la validez de sus tomates frescos o podridos.

Ahora y como ya ocurrió la última vez, un nuevo fan de la saga muy inconforme con Star Wars: Los Últimos Jedi ha creado una petición en Change.org para que se cierre Rotten Tomatoes por las buenas críticas hacia esta película y todas las estrenadas recientemente por Disney. “Muchos críticos de RT son tóxicos y muy poco profesionales“, asegura  Andre Gomes, creador de la firma. Y continua afirmando que las mismas notas para una película no Disney y otra que sí lo es, termina siendo tratada de manera sesgada a favor de la compañía de Bob Iger en la mayoría de ocasiones:

RT tiene un sistema de calificación muy defectuoso y está roto. La puntuación de 3/5 para una película de Disney aparece en la lista como crítica fresca/buena y la misma puntuación de 3/5 para los blockbusters que no son Disney, está en la lista como crítica podrida/mala. El sistema tomatométrico está extremadamente roto y no es fiable. Por ejemplo, si una película tiene una puntuación agregada de crítica de 6/10 y otra película tiene una puntuación agregada de 9/10 de crítica, ambas películas tendrán el 90% en el tomatómetro. RT es una web agregada de críticas horrible y muy poco fiable. IMdb y Metacritic son webs agregadas más fiables para las críticas de películas. El sistema roto de Rotten Tomatoes puede dañar la industria porque la mayoría de la audiencia ve las películas en base a la puntuación de RT, y la página es como el cáncer para el sector del cine y la audiencia. En resumen, RT seguirá siendo una plaga para las películas no Disney mientras RT no deje de decir sin precisión qué película es mala, media o buena“.

 

Durante los últimos años la opinión general de las películas se ha polarizado hasta tal extremo que ya es difícil encontrar un estreno considerado como mediocre o un simple pasatiempo. Ahora todo debe ser un gran éxito o un gran fracaso, y los espectadores comienzan a cansarse de la situación. No obstante un nota nunca debería ser condición última a la hora de ir al cine, ni debería servir como base para formarse una opinión propia. Las críticas de los medios no dejan de ser opiniones, y todo el mundo construye sus impresiones en base a experiencias personales propias. Rotten Tomatoes solo recoge todas estas impresiones para hacer un resumen de libre consumo y nunca absoluto u oficial.

 


Contenido relacionado