Wonder Woman 2 será la primera producción en incluir medidas anti-acoso

Wonder Woman 2

Wonder Woman 2 será la primera producción en incluir medidas anti-acoso

Más de 8.200 personas emitieron estas pautas

Wonder Woman 2 será la primera producción en incluir medidas anti-acoso
 
 

Los casos de acoso sexual están floreciendo en la industria de Hollywood como un gran problema tapado durante todos estos años. Es por ello que desde las propias productoras están intentando implantar diversos sistemas en todas y cada una de las fases de la producción para evitar que cualquier miembro del equipo técnico o artístico se propase y entre al juego del acoso sexual. Hoy conocemos cuál será la primera película en implantar medidas para evitar esta problemática que no solo afecta al cine, sino a toda la sociedad, y no es otra que “Wonder Woman 2“.

Más de 8.200 miembros de la industria emitieron estas pautas que han surgido a raíz de las revelaciones de años de acoso y hostigamiento sexual por parte del productor Harvey Weinstein, aunque posteriormente surgieran otros casos que también han tenido relevancia. Las reglas recomiendan que “todas las producciones cumplan con las leyes federales y estatales respecto al acoso” y que cada producción ofrezca ayuda presencial contra el acoso sexual a todos los miembros del elenco y el equipo técnico desde antes de comenzar el rodaje. También aconsejan ofrecer procedimientos más exhaustivos para poder denunciar cualquier raíz de acoso, como “designar al menos dos personas, de diferentes géneros a poder ser, a las que los miembros afectados puedan acercarse si están sujetos o son testigos de acoso“.

Durante el lanzamiento de estas pautas, Gary Luccessi y Lori McCreary, presidentes de PGA (Producers Guild of America), explicaron que “no se puede tolerar el acoso sexual en la industria o dentro de las filas de miembros del Sindicato de Productores, ya que estamos en un momento de transición como sociedad, en el que estamos reevaluando el comportamiento en el lugar de trabajo y más allá“. Son conscientes de que los productores tienen una determinada autoridad pero no olvidan que todo el trabajo en el cine debe hacerse desde “el respeto mutuo“.


Contenido relacionado