La escena final de Vengadores: Infinity War es la clave para el futuro

Vengadores: Infinity War

La escena final de Vengadores: Infinity War es la clave para el futuro

Los últimos segundos antes de los créditos albergan pistas importantes que resolverían la trama de la secuela

La escena final de Vengadores: Infinity War es la clave para el futuro
 
 

Tened cuidado con lo que deseáis“, y vaya si había que tenerlo. Los hermanos Russo tenían claro desde el principio que “Vengadores: Infinity War” sería un paso de no retorno, el revulsivo que necesitaba el Universo Cinematográfico de Marvel para cerrar la Fase 3 e iniciar la Fase 4. El cambio siempre supone sacrificios, y en este caso, más allá de un héroe u otro en cuestión, la sensación de seguridad del blockbuster de superhéroes se perdía en favor de un sentir continuo de indefensión. Algo de lo que se valieron los directores para jugar con la audiencia, para incluir decenas de pistas y anclar el desenlace de la historia. Cosa que podría haber quedado evidenciada con tan solo la última escena de la película.

AVISO DE SPOILERS

Era uno de lo mayores secretos hasta el día del estreno, y terminó siendo el detalle más importante. Aunque por los tráileres ya se sabía o se intuía que Thanos conseguiría las seis Gemas del Infinito, seguía persistiendo el misterio en torno a la piedra más poderosa de todas. La Gema del Alma resulta que estaba escondida en Volmir y custodiada por el desaparecido Cráneo Rojo. El famoso villano que desapareció tras el final de la primera entrega de Capitán América, se especulaba que podía haber viajado por el espacio gracias al Teseracto. ¿Su destino? Acabar como guardián de una gema en un planeta de la galaxia. Es ahí donde va el titán, y donde se produce uno de los momentos más importantes de “Vengadores: Infinity War”.

Thanos sacrifica a Gamora siguiendo las palabras de Cráneo Rojo, y se despierta ya con la Gema del Alma en la mano. Pero ¿muere realmente su hija adoptiva? ¿las muertes que suceden posteriormente son reales? Los hermanos Russo dejaron claro por activa y por pasiva que las muertes en este caso serían permanentes. Y bien es cierto que Loki o Heimdall parecen bien muertos. Pero lo que les sucede al resto de héroes, más que muerte se parece más a un desvanecimiento. Algo que lleva directamente a la escena final de la película.

Tras el chasquido de dedos y la desaparición de la mitad de la vida en el universo, Thanos escapa de Thor y reaparece sin apenas transición en lo que parece ser un mundo idílico. Praderas verdes y un lago esplendoroso se extienden bajo un cielo anaranjado, y en el fondo por sorpresa aparece Gamora con su aspecto de niña. Todas estas señales apuntan a que en realidad el titán se encuentra en el interior de la dimensión de la Gema del Alma. Y es que esta piedra alberga una realidad en su interior a donde van a parar todas las almas absorbidas por su poder. Pero, si Gamora se sacrificó para que Thanos obtuviera la piedra, y su alma terminó dentro de ella ¿no podría haber sucedido lo mimo con el resto de héroes?

De ser cierta toda esta teoría, Spider-Man, Groot, y el resto de personajes no solo estarían vivos, sino que también lo estaría el resto del universo desvanecido. Algo en lo que podría haber pensado Doctor Strange cuando contradiciendo su promesa, le entrega la Gema del Tiempo a Thanos a cambio de la vida de Tony Stark. Si de entre los más de 14 millones de posibilidades, en la que los héroes salen vencedores requería el sacrificio masivo visto en la película, podríamos estar ante un giro completo de los acontecimientos en “Avengers 4”. Pero claro, solo son suposiciones.


Contenido relacionado