Se desata una guerra campal en el episodio 43 de My Hero Academia

My Hero Academia

Se desata una guerra campal en el episodio 43 de My Hero Academia

El objetivo pasa por protegerlos a todos

Se desata una guerra campal en el episodio 43 de My Hero Academia
 

¿Qué es ser un héroe? ¿La fuerza en sí misma te convierte en uno, o es más bien el uso que le das a ella? Midoriya ha entendido gracias a Kota que lo importante no es corresponder las expectativas de uno mismo, sino proteger a los demás. El sobrino de Mandalay ha supuesto toda una revolución para el protagonista, y tras darse cuenta de su verdadero papel, ahora debe usar la fuerza adquirida en las dos anteriores temporadas de “My Hero Academia” para proteger también a los demás. El Escuadrón de Acción de Vanguardia ha llegado al bosque para atrapar a Bakugo por orden de Shigaraki, y todos están siendo puestos a prueba en lo que parece más un juego de ajedrez que una lucha entre el bien y el mal.

Quien esta por supuesto detrás de la irrupción de Dabi y los demás en la zona de entrenamiento es Tomura. De hecho, este mismo reconoce al comienzo del episodio 44 de “My Hero Academia” que no le importa si la misión fracasa o no, si sus supuestos compañeros obtienen la victoria o son derrotados. La operación para hacerse con Kacchan es más un medio para conseguir un fin, uno que por el momento se mantiene en secreto, y que posiblemente tenga a Deku como verdadero protagonista.

En el campo de batalla, donde se desarrolla la acción, Midoriya se recupera a duras penas del duro combate contra Muscular, y comienza a pensar en el siguiente paso a tomar. Lo que más le preocupa es que el resto de villanos sean igual de fuertes que su rival, y que por lo tanto sus amigos no puedan defenderse -de nuevo intentando proteger a los demás-. Su plan pasa por correr hacia el resto de combates para transmitir el mensaje de peligro, al mismo tiempo que Kota apaga, con su recién activado kosei, el fuego de Dabi. Dos cosas con muchas probabilidades de no ser conseguidas.

En el otro punto del bosque, Aizawa se ve sorprendido por el ataque en la retaguardia del líder de los villanos, pero logra esquivarlo a duras penas iniciando el enfrentamiento. Dabi se mostró inteligente al prever que el profesor saldría corriendo en ayuda de sus alumnos, pero no reparó en la diferencia de poder entre ambos. Y es que Eraser Head no tarda en inmovilizarlo en el suelo, e interrogarlo para descubrir las posiciones de los demás. No obstante el villano se guardaba un as bajo la manga imposible de predecir. Al irrumpir en la zona Lida y otros alumnos, este se repone y comienza a deshacerse ante los ojos perplejos de Aizawa. Sí, su ataque inicial solo había sido un movimiento de distracción para ganar tiempo, perpetrado por una copia de sí mismo creada por el villano Twice.

Tras recomponerse del engaño, Aizawa corre hacia donde se encuentran las Pussycats para evitar el desastre, y por el camino se encuentra con el propio Midoriya. Este exaltado por todo lo que acaba de vivir intenta expresarse con nervios, pero antes de que termine de hablar, el profesor se percata de que ha vuelto a utilizar su kosei. Algo que tenía prohibido desde el incidente de la pasada temporada. Ante esa situación, decide darle un mensaje muy específico y quedarse con Kota para que sea Deku quien corra a transmitir el mensaje.

En la zona de combate, Tiger se enfrenta contra Magne sin muchos resultados, y Mandalay consigue resistir con dificultades a los espadazos de Spinner. Esta última se ve en grave peligro cuando en de repente un Midoriya encolerizado acierta una patada en la cara del villano y rompe su arma ganando un poco de espacio entre los dos grupos. Cumpliendo el propósito de Aizawa, Deku le dice a Mandalay que transmita al resto de chicos por telepatía que tienen permiso para usar sus habilidades. Además también advierte a Bakugo que él es el objetivo, y que evite el combate a toda costa.

Mientras esto sucede Magne se percata de que si Deku está ahí con ellos, eso significa que Muscular ha sido derrotado. Enfurecido intenta vengarse atacándole directamente, pero Spinner se interpone asegurando que eso no es en realidad lo que quiere Shigaraki. “Tiene alguien a quien proteger, es un héroe de verdad“. ¿Qué es realmente lo que pretende Tomura? El despiste es aprovechado por Mandalay que deja inconscientes a ambos villanos, pero echa abajo cualquier oportunidad de descubrir la verdad.

A todo esto son ajenos Bakugo y Todoroki, que siguen intentando escapar del bosque con un compañero inconsciente a hombros. En su camino sin embargo se interponía el villano Moonfish, quien se estaba dando un banquete gracias al desconcierto general. Aunque en teoría deberían evitar el combate, Kacchan está más motivado que nunca tras saber que él es el objetivo, y no duda en lanzarse hacia el enemigo. Por suerte para él Todoroki se percata de la fuerza real del oponente y logra salvar a su compañero antes de que sea atrapado. Shoto entiende que en realidad solo están siendo arrinconados.

Bajo la nube de gas venenoso los que todavía intentan sobrevivir son alguno alumnos de la clase 1-B. Tetsutetsu y Kendo conseguían unas valiosas máscaras, y ahora intentan averiguar desde dónde procede la amenaza. Kendo entiende que puesto que el mensaje de Mandalay no decía nada del gas, el ataque solo provenía de una dirección y no había llegado hasta donde estaban ellos. De hecho, la nube se comporta como un tifón, por lo que debe haber alguien generando con su kosei ese veneno. Sabiendo que tienen un tiempo limitado, se dirigen al origen.

Es Tetsutetsu quien descubre primero que el villano Mustard es el responsable del gas, pero cuando se dispone a atacar, este responde con un disparo de pistola que rompe su máscara y lo deja desprotegido El carácter del héroe sin embargo le hace taparse la nariz con la mano y seguir atacando cada vez más debilitado por la falta de aire, hasta que aparece Kendo y se ve forzado a protegerla del disparo del villano. Esta en cambio no es un estorbo, ya que con su propio kosei agranda sus manos, golpea a Mustard y comienza a agitarse para despejar la nube venenosa. Cosa que aprovecha Tetsutetsu para dar el golpe de gracia al enemigo y dejarlo inconsciente.

 

 

A varios kilómetros de ahí Midoriya corre para proteger al resto de sus compañeros, pero entonces es alcanzado por un ataque paralizante que sale de entre los arbustos. Shoji aparece para recogerlo y resguardarse ante lo que es una situación imprevista y muy peligrosa. Y es que Tokoyami ha perdido el control de su kosei y ha comenzado a atacar a todo el mundo sin distinguir. ¿Lograrán detenerlo a tiempo? “My Hero Academia” sigue poniéndose más emocionante según pasan las semanas, y cada vez parece más complicado que todos salgan ilesos del conflicto.


Contenido relacionado