Super Campeones 2018

Super Campeones 2018

Oliver muestra su polivalencia y liderazgo en Super Campeones 2018

El duelo se intensifica en la segunda mitad

Super Campeones 2018
 
 

La pasada semana finalizamos con una curiosa secuencia en “Super Campeones 2018” mediante la que Oliver, situado como el principal defensor del New Team, mostraba unas intenciones para el partido totalmente opuestas a lo deseado por Benji. En el nuevo episodio de esta semana podemos ver cómo el plan sigue ejecutándose acorde con las directrices de Roberto, pero las dificultades comenzarán a surgir de manera inevitable.

Oliver sigue con su particular despliegue defensivo y pese a que en los primeros compases no recibe demasiada ayuda por parte de sus compañeros, logra retener el impecable ataque del San Francis. Ya sea mediante segadas o con increíbles intercepciones de disparos como el mostrado en la imagen, Oliver se convierte en un guardián absoluto que vela por la seguridad de su equipo. No obstante, y por suerte para Oliver, su tiempo en la soledad se acercará rápidamente a su fin.

Si bien es cierto que todavía existe una distancia considerable entre San Francis y New Team que impide que los segundos tomen la iniciativa, sí que por lo menos logran ponerles las cosas difíciles. El entrenamiento de Roberto no ha sido en vano lo más mínimo, y los compañeros de Oliver consiguen que los atacantes que una vez les anotaron 30 goles, y que comenzaron el partido con el objetivo de anotar 50, deban recurrir a tácticas algo más conservadoras.

Poco a poco la primera parte se aproxima a su fin, y aunque ambos equipos han estado midiéndose en un enfrentamiento muy tenso, el cara a cara de Oliver y Benji parece haber quedado en un segundo plano. Harto de esperar, Benji decide pasar a la ofensiva robando magistralmente un balón a Bruce y posteriormente lanzando un pase largo a Oliver. A pesar de que el comentarista narra erróneamente esto como un mero fallo de Benji, lo cierto es que su objetivo es el de emular el desafío que Oliver lanzó inicialmente desde una colina.

Oliver, en vistas de que están a punto de superar la primera parte del encuentro habiendo cumplido con sus conservadores objetivos, decide desviarse ligeramente del plan de Roberto. La estrella se lanza al ataque ante la perpleja mirada de su entrenador y las risas de su padre, el cual en una repentina aparición nos deja con toda una obviedad: Oliver posee el alma de todo una atacante. De esta manera, el hasta ahora defensor se lanza a por Benji superando a todo y cada uno de los defensores que se cruzan en su camino.




En una primera prueba de fuego, Oliver lanza un disparo que a pesar de su complejidad, Benji consigue despejar a saque de esquina. Ambos se muestran insatisfechos con el resultado de su primer cara a cara, pero en la última jugada del partido las cosas van a decantarse ligeramente de un lado de la balanza. Mediante un asombroso tiro de esquina, Oliver logra engañar y superar a Benji, el cual confunde el tiro con un pase para Bruce. El balón, en última instancia, se estrella contra el larguero, pero Benji no puede evitar sentir la sensación de haber perdido un duelo directo ante su máximo rival.

Un Benji claramente afectado por el resultado de la última jugada de la primera mitad, habla por fin con sus compañeros como un verdadero capitán. El infalible guardameta parece reconocer que pese a sus esfuerzos, nada garantiza que vaya a poder detener todos los intentos de un jugador como Oliver, motivo por el que pide a su equipo que marque un gol. El duelo trasciende de algo más allá que una disputa personal, y el capitán del San Francis no quiere ni pensar en el posible sabor de la derrota. Sus compañeros, lógicamente, se muestran entusiasmados ante el reconocimiento del capitán.

Un San Francis en altos niveles de motivación sale en la segunda mitad con toda la intención de comerse al New Team. El punto de inflexión en el partido surgirá de un saque de banda que, siendo lanzado por el corpulento defensor central del equipo, situará un peligroso balón en el área. Oliver consigue evitar un primer remate de cabeza pero no logra alcanzar al desmarcado delantero del conjunto rival, el cual con un efectivo disparo consigue situar el 1-0 en el marcador. El partido, no obstante, no ha hecho más que comenzar para Oliver y los suyos.

Dado que la estrategia defensiva ya ha perdido su valor, Roberto y su equipo organizan un cambio en los esquemas por tal de situar a Oliver en la ofensiva. La calidad de la estrella del New Team le hace brillar por encima de cualquier otro jugador de campo. Su vendaval ofensivo se ve detenido en un primer lugar por una gran atajada de Benji, y la última secuencia del capítulo nos deja con el misterio de qué ocurrirá en el siguiente capítulo de “Super Campeones 2018” a raíz del muy lejano disparo de Oliver.





Contenido relacionado

Dejar un comentario