Retroceso y contraataque en el episodio 45 de My Hero Academia

My Hero Academia

Retroceso y contraataque en el episodio 45 de My Hero Academia

Midoriya intenta proteger a Bakugo a cualquier precio, pero la situación le supera

Retroceso y contraataque en el episodio 45 de My Hero Academia
 

La revelación del plan no podría traer más que problemas, y lo inevitable ha terminado sucediendo. La llegada del Escuadrón de Acción de Vanguardia dejó claro desde el primer momento que “My Hero Academia” se había metido de lleno en una guerra estratégica. Tras las sucesivas derrotas del pasado ahora Shigaraki y el resto de villanos actúan de manera inteligente, y pretenden dar un golpe a la academia desprestigiando su imagen frente a la sociedad. Algo que derivó en una guerra de guerrillas en los últimos episodios, y que ha terminado desembocando en un hecho que marcará un punto de inflexión para los protagonistas.

Mientras el grupo de Midoriya se iba haciendo más grande, y los villanos retrocedían, el resto de alumnos que se habían quedado en el albergue evalúan la situación. Vlad King, el único adulto en el lugar, toma las riendas, y decide permanecer a salvo allí hasta que tengan más noticias. Esto desemboca en una discusión con Kirishima -muy afectado por el secuestro de su compañero- hasta que por sorpresa aparece una llama de fuego gigante por la puerta y Dabi tras ella.

El villano supuestamente situado en el punto de extracción sorprendía a todos en el momento más delicado, pero Vlad King conseguía responder con rápidos reflejos empujándolo contra la pared gracias a su kosei. Dabi no obstante no contraataca, sino que se limita a desvelar las consecuencias que tendrá el secuestro de Bakugo para los héroes. Su imagen quedará gravemente dañada, y es entonces cuando la Liga podrá consumir su venganza. Trasmitir ese mensaje era su único propósito allí, algo que descubren cuando reaparece Aizawa y lo derrota descubriendo su verdadera falsa identidad. Tan solo era una copia de barro creada por Twice.

En la zona cero, el Escuadrón recibe con alegría la llegada de Midoriya y el resto de héroes, y no tarda en comenzar a atacar. Mr. Compress se aleja de ellos, mientras Dabi lanza un mar de llamas, Himiko se lanza sobre Deku, y Twice intenta golpear a Todoroki. Los rápidos intercambios terminan en un reagrupamiento de ambos bandos, cuando Shoji logra rescatar a Izuku y ponerlo a salvo. Tras empezar a correr para escapar, Nomu se interpone en su camino, y el cielo se oscurece de repente.

El punto de extracción resulta que sí lo era realmente cuando Kurogiri entra en escena para transportar con su kosei a los villanos. Todos comienzan a desaparecer, satisfechos por cumplir la misión, pero segundos antes de disponerse a huir, Mr. Compress se detiene para sorpresa de los héroes, y muestra con la boca las dos esferas donde están sus compañeros. En ese instante un rayo le golpea desde los arbustos, y las preciadas esferas quedan sueltas en el aire. El ataque por la espalda de Aoyama permite que los héroes recuperen a Tokoyami pero no a Bakugo, atrapado por Dabi.

Poco tarda Mr. Compress en descubrir que todos estaban sumergidos en su juego. El villano había engañado a todo el mundo intercambiando las bolas por hielo cuando Todoroki atacó previamente. Ahora sí parece que está todo perdido. El hechizo se deshace, y Bakugo desaparece atrapado por Dabi lentamente ante los ojos de Midoriya. El Escuadrón de Acción de Vanguardia ha logrado su objetivo ante la impotencia de los alumnos, dando un duro golpe no solo a la clase, sino a toda la Academia U.A.

Con la calma llega el momento de reflexionar y hacer recuento. De 40 alumnos que se encontraban en el campamento, 15 han quedado inconscientes por el humo tóxico, 11 han sido heridos físicamente, 13 han salido ilesos, Pixie-Bob y Ragdoll han desaparecido tras ser desangradas, y Bakugo ha sido secuestrado. Nadie ha logrado salir de la situación psicológicamente intacto. Además Mustard, Muscular, y Moonfish han sido capturados para su posterior interrogación, un precio que Shigaraki sabía que debía pagar para lograr su meta. Lo que desconocía es que había cometido un grave error.

El impacto que ha tenido el secuestro sobre la sociedad ha sido el previsto. Tras los últimos incidentes, la confianza de la gente en los héroes ya era baja, pero la desaparición de Bakugo ha terminado de confirmar las sospechas. Ahora los directivos de la academia con Nezu al frente hacen balance y piensan qué paso dar a continuación. “La guerra ya ha comenzado mientras nosotros entrenábamos“, asegura el directos. La culpabilidad es palpable en el ambiente, especialmente en All Might, responsable de alguna forma de todo lo sucedido.

Algunos profesores meditan la idea de que haya un traidor entre sus filas. Alguien que hubiera filtrado la localización de los alumnos, puesto que nadie más lo sabía. La duda comienza a surgir, cuando All Might recibe una llamada. Mientras sucedía la tragedia, algunos profesores estaban investigando la posible localización de los villanos. Esto, sumado a las declaraciones de Aizawa y Vlad King permiten llegar a la conclusión de que Shigaraki y el resto se encuentran en algún bar clandestino. Un local que ahora aparece sobre el mapa gracias a localizador que Momo logró insertar en Nemu cuando se enfrentaba a él.

Los héroes han sufrido un duro golpe, pero ahora llega el momento del contraataque. Mientras Midoriya sopesa si entrar en acción de nuevo presionado por Kirishima, los verdaderos héroes se preparan para la ofensiva. ¿Terminará Deku poniendo a todos de nuevo en peligro? Es Bakugo quien ha sido capturado, y eso podría ser suficiente para que el héroe acuda a la guarida de los enemigos, y regale por fin el momento que tanto ha estado retrasando “My Hero Academia”.


Contenido relacionado