El nuevo reboot de El Cuervo pierde a Jason Momoa y a su director

La productora pierde los dos nombres más importantes de la película, pocas semanas antes de comenzar el rodaje

El nuevo reboot de El Cuervo pierde a Jason Momoa y a su director
 

La maldición sobre Erick Draven continúa traspasando las pantallas. Hace algunas semanas Sony Pictures daba un paso al frente iniciando por din el rodaje de “El Cuervo”, después de casi una década de lucha de derechos y falasas informaciones. El popular Jason Momoa debía ser el encargado de hacer honor a Brandon Davis, en un reboot dirigido por Corin Hardy. Sin embargo parece que el destino no quiere que este personaje vuelva a la gran pantalla. Y es que tal y como desvela Deadline, tanto la estrella de DC como el director abandonaron la producción hace unos pocos días. Además Sony Pictures, quien confirmó el 11 de octubre de 2019 como fecha de estreno, todavía no ha firmado el acuerdo de distribución.

Según explica el reportero del medio, la decisión “tiene que ver con las diferencias creativas y financieras con Samuel Hadida, cuyos derechos subyacentes son de Davis Films, principal aval de la película“. Con todos los elementos encajando por fin en su sitio, el proyecto vuelve al punto de partida. “La producción se estaba preparando para comenzar dentro de las próximas cinco semanas en Budapest, y la película estaba en preproducción completa con Hardy presidiendo“. No obstante, la incapacidad de Hadida por cerrar un trato con Sony, habría dejado al estudio al borde de la salida, forzando la marcha de Momoa y Hardy.

La idea de un reboot de “El Cuervo” comenzó el pasado 2008, cuando Stephen Norrington planteó la idea de una “reinvención” de la cinta original. En 2011 el director abandonó la idea, e inició un carrusel de nombres entre los que estuvo incluso el español Juan Carlos Fresnadillo. La estrella Bradley Cooper fue rumoreada para el papel principal, e incluso llegó a tener concept arts. Este actor también abandonó por problemas de calendario, y a él le siguieron otros como Mark Wahlberg, Channing TatumRyan Gosling o James McAvoy. 

En 2015 la batalla legal pareció llegar a buen puerto con el nombramiento de Corin Hardey como director. Su nombre había comenzado a sonar con fuerza después de empezar a trabajar en “The Nun”,  el futuro spin-off de “The Conjuring”, y los accionistas parecían apoyar esta decisión. En 2016 Jason Momoa ficharía para el papel principal, y hace unos meses la película sería finalmente oficializada. Ahora todo eso queda atrás, y con solo unas pocas semanas de margen, Sony debe encontrar sustitutos para los dos puestos clave si quiere sacar adelante la producción.


Contenido relacionado