Crítica del episodio 2×10 de The Handmaid’s Tale: Un nuevo nivel de desolación

The Handmaid’s Tale

Comprar

Crítica del episodio 2×10 de The Handmaid’s Tale: Un nuevo nivel de desolación

El drama de June nunca acaba

Crítica del episodio 2×10 de The Handmaid’s Tale: Un nuevo nivel de desolación
 

The Handmaid’s Tale (El cuento de la criada)” regresa una semana más tras ver por primera vez en toda la serie la auténtica fachada de Gilead desde un punto de vista totalmente diferente en la entrega de la semana pasada. Hoy HBO España acaba de emitir el décimo episodio de la serie, “The Last Ceremony“, que se encuentra dividido en dos partes diferenciadas: la primera trata de los rituales y de la vida en Gilead, y la segunda estudia qué sucede cuando estas prácticas se vuelven obsoletas.

Esta crítica contiene spoilers del episodio. Si quieres seguir leyendo te instamos a que lo veas previamente.

El episodio de esta semana comienza mostrándonos la terrible realidad de cómo casi cualquier ritual puede comenzar a parecer normal con el paso del tiempo. “Lo tratas como un trabajo“, dice la voz en off de June mientras vemos en escena a Emily soportando con entereza la violación mensual de su comandante. “Lo describes: un acto de cópula, quizá de fertilización, que no tiene más importancia que la que le da una flor a una abeja. Te construyes una coraza. Finges que no estás presente, al menos no en carne y hueso. Abandonas tu cuerpo” continúa explicando la protagonista a la vez que nos encontramos con un primer plano devastador del gesto de la criada tratando de evadirse.

El hecho de que June entre aparentemente en fase de parto hace que comprendamos mejor el rol de cada persona en esta sociedad. Las criadas preparan las almohadas, las sábanas y el hielo para la protagonista, que aparece ahora portando un vestido blanco. A su vez, Serena también está vestida de blanco e imitando la respiración de un parto rodeada de otras esposas que la ofrecen palabras de ánimo en un escenario que produce una extraña mezcla entre escalofríos y risa. No obstante, es apreciable que la propia Serena no está totalmente a gusto con esta situación. Por su lado, las Marthas corren de un lado a otro repartiendo comida y flores y los comandantes, como era de esperar, se reúnen en un gran salón para beber whisky y fumar puros sin ningún tipo de preocupación ni deber.

Serena y Fred están algo distantes desde la humillación que ella sufrió tras ser azotada con un cinturón, pero vuelven a encontrar un punto común a la hora de dar una lección a June debido a su “osadía” al preguntar si podía ser enviada al distrito de Hannah una vez naciera su bebé. La criada no le ha dado al Comandante muchas razones para que este confíe en ella, pero a June no le queda ya mucho que perder e incluso llega a plantarle cara una vez que este se niega a conceder su petición. Por tanto, Fred decide que es el momento de volver a recordar que él es quien tiene el poder en la casa.

Cuando June es llamada al dormitorio y Serena espera tranquila en la cama, la escena se desarrolla al más puro estilo de una película de terror. Fred espera en la oscuridad con su rostro sumido en las sombras mientras que su esposa comienza a sujetar forzosamente las manos de la protagonista. June grita y se retuerce hasta llegar a un nivel nunca visto anteriormente en la serie, ya que nunca podría haber imaginado que esta terrible situación pudiera volver a repetirse. Ya no es parte de su “trabajo”, como decía al comienzo del episodio, sino que se trata de una brutal violación con el objetivo de someterla y, ya de paso, ayudar a que el bebé salga más rápido. Sin embargo, a pesar de que muchos espectadores de “The Handmaid’s Tale” siguen intentando buscar en el corazón de Serena, su rostro vuelve a brillar durante el acto como no lo hacía desde hace tiempo llegando a cruzar una mirada llena de amor hacia su marido.

A pesar de todo, la violación de June no es la escena más dura de este episodio. Cada entrega de “The Handmaid’s Tale” está llena de traumas y agonías, pero los momentos finales de “The Last Ceremony” llevan esto a un nivel completamente nuevo. De esta manera, el reencuentro entre la protagonista y su hija, Hannah, explora las heridas más profundas del corazón de June y ofrece respuestas a algunas preguntas que perduraban desde el comienzo de la serie. “Necesito que hagas algo por mí: disfruta de tu vida“, le dice June, sonriendo e intentando con todas sus fuerzas transmitir tranquilidad. Ella no quiere dejar que Hannah se marche sintiéndose aún más asustada que antes, pero cuando esta pregunta si volverán a verse, June no es capaz de darle una respuesta y ambas se aferran entre sí antes de tener que irse. Es una situación realmente destructiva a nivel emocional que acaba con la protagonista totalmente derrumbada en los brazos de Nick.

Por si fuera poco, a este episodio aún le quedan más momentos dramáticos. Alarmado por un elemento desconocido, Nick vuelve a meter a June en la casa y le pide que se esconda en un rincón. Así, desde la rendija de la ventana de una habitación, la protagonista es testigo de cómo Nick es golpeado por dos guardias y llevado en una camioneta negra. Solo él y Fred saben dónde está June, por lo que la situación para ella se complica cada vez más debido a su estado de embarazo y al actual clima invernal. Todo esto prepara un terreno que nadie podría haber imaginado para los tres últimos episodios de esta temporada de “The Handmaid’s Tale“.

The Handmaid’s Tale (El cuento de la criada)” regresará con su undécimo episodio el próximo jueves a través de la plataforma de streaming de HBO España. En él descubriremos, entre otras cosas, qué ha sucedido con Nick y cómo logrará June esta vez sobreponerse a la situación y seguir adelante. Asimismo, en Areajugones seguiremos trayéndote todos los detalles de cada nueva entrega para que no te pierdas ningún detalle.


Contenido relacionado