The Promised Neverland llegaría a su conclusión en menos de 3 años

Los autores no quieren estirar una historia con un final ya planteado

The Promised Neverland llegaría a su conclusión en menos de 3 años
 

En menos de dos años se ha convertido en una de las obras más importantes de la actual Shonen Jump, pero a diferencia de otras publicaciones de renombre como “Naruto”, o “OnePiece”, su vida no será tan larga. “The Promised Neverland” llegará al fin a televisión el próximo mes de enero, y sin embargo su recorrido no se espera que sea muy duradero. Y es que los autores del manga tienen en sus cabezas toda la historia, y no buscan convertir a Emma y compañía en una vaca de la que sacar leche.

En una reciente entrevista para el medio francés FranceInfo, la pareja compuesta por el escritor Kaiu Shirai, y la ilustradora Posuka Demizu detallaban cuál fue el proceso de creación de la obra hasta su publicación, y daban una importante pincelada de lo que poder esperar en el futuro. “Lo ideal sería que, de acuerdo con mi editor, la historia no durara demasiado”, confesaba Shirai.Creo que lo ideal sería esperar unos veinte incluso treinta volúmenes“. Teniendo en cuenta que en Japón ya se han publicado diez, eso significa que “The Promised Neverland” llegará a su fin en menos de tres años.

Durante la entrevista Shirai además también relataba cómo se fundamentó el manga desde su mismo origen. “Nací en Gifu, la prefectura menos conocida de Japón (situada al noreste de Kyoto). Cuando era estudiante practicaba kabuki [teatro tradicional japonés] y luego empecé a trabajar en una compañía privada“, explicaba. “En ese momento había empezado a escribir un guión, pero no funcionó. Volví al trabajo y finalmente envié un manuscrito de 300 páginas a Shueisha. Así empezó The Promised Neverland“.

La muerte de Conny marca el punto de inflexión en la vida de los niños

Demizu, quien también estaba presente, es la que da el contraste al dúo, y así lo hacía notar. “Nací en Tokio, una prefectura un poco más famosa en Japón (risas). Hasta ahora, dibujaba mangas para niños y también hacía portadas para novelas como ilustradora“. Esta artista revoluciona las redes con sus dibujos, y es el principal motivo por el que el manga tiene tanta personalidad. Sin embargo su particular estilo fue precisamente lo que la llevó a formar equipo con Shirai.

Al principio, la historia me pareció muy diferente de la que se encuentra habitualmente en Shônen Jump“, explicaba Takushi Sugita, el editor de la revista encargado de supervisar “The Promised Neverland”.Escapar es un enfoque totalmente nuevo para nosotros, así que me sorprendió un poco. Pero después de leer toda la historia pensé que podría ser interesante. Sin embargo, todavía tenía mis dudas porque me resultaba difícil de diseñar: la historia era una gran mezcolanza, y había que traducir visualmente muchos estilos diferentes“. Era un trabajo complicado, y solo existía alguien capaz de lograrlo.

Uno de los muchos dibujos que Demizu cuelga en sus redes

De hecho, Kaiu Shirai prefirió dedicarse por completo al guión“, continúa Sugita.Y cuando leí la historia, inmediatamente pensé que era necesario encontrar un buen dibujante, que estuviera a la altura del talento del escritor. Para encontrarlo, Shirai investigó un poco en Internet y se encontró con un trabajo de Posuka Demizu. Él se puso en contacto con ella para sugerirle que dibujara la ilustración individual que fue pre-publicada en la Weekly Shônen Jump antes del primer capítulo de ‘The Promised Neverland’. Así fue como empezó todo.”

El resto de la historia ya la conocemos; el manga se colocó en lo más alto del ranking de la revista -con respeto a “One Piece”– durante varias semanas, y los recopilatorios comenzaron a propagar su fama por todo el mundo. Ahora bien ¿Cuál es el secreto de su éxito? Puede que en gran parte se deba al dibujo tan particular de Demizu.Cuando estudiaba bellas artes me apasionaban los pintores europeos, especialmente Rembrandt.“, confiesa. “Y por otro lado, mi padre compró muchos videojuegos. Estas son mis dos principales influencias. También tengo una versión ilustrada de ‘El Principito’ y me encanta este estilo de dibujo.”

Las ilustraciones de la artista suelen recurrir a lugares fantásticos y criaturas imaginarias

Sin embargo la calidad requiere un precio a pagar, y la artista no nació sabiéndolo todo. El funcionamiento de la industria del manga también la terminó subyugando a interminables jornadas de trabajo. “Me levanto a las 7 de la mañana, el personal llega alrededor de las 10, y luego trabajamos hasta tarde“, cuenta. “En el primer volumen quería hacerlo todo por mi cuenta y solo me ayudaba un asistente a rematar. Hoy le pido a tres o cuatro amigos que me ayuden regularmente. Les pido que dibujen los bosques, por ejemplo. En total, trabajo unas quince horas al día y siempre me levanto a las 7 de la mañana, pase lo que pase.”

Detrás de cada viñeta hay sangre y sudor, cosas que han terminado llamando la atención de los productores de televisión japoneses. Mientras tanto en España “The Promised Neverland” ya va por su tercer volumen, y  Norma Editorial está preparando el cuarto. Para cuando el anime salga a la luz probablemente estemos hablando de una de las obras referentes también en nuestro país. Un fenómeno que será intenso pero breve.


Contenido relacionado