Steve Carell cree que The Office no funcionaría en la actualidad

La estrella no se muestra convencida en la recepción de un humor tan particular como era el de la serie original

Steve Carell cree que The Office no funcionaría en la actualidad
 

Cada vez que la industria mira hacia atrás para rescatar a alguna joya del pasado, no solo se tiene que enfrentar a los fans originales de dicha serie o película, sino también a la presión de adaptar una obra creada en un momento determinado, y en unas sociedad con unos valores concretos, a la actualidad. “The Office” ha estado en la picota desde que el año pasado la NBC mostrara intenciones de crear un reboot, sin embargo quien fuera su protagonista en aquel entonces, no cree que la comedia que le llevó al estrellato pueda acomodarse a los estándares de la comedia en 2018.

Steve Carell parece estar en uno de los mejores momentos de toda su carrera. Tras pasar algunos años participando en películas sin mucho éxito, recientemente ha sido capaz de encadenar no solo un papel en “Beautiful Boy”, una de las cintas más comentadas en el circuito de festivales, sino también de protagonizar “Bienvenidos a Marwen”, la nueva locura de Zemeckis. Quizás por ello no vea con buenos ojos volver a su faceta humorística más clásica, y en una reciente entrevista para Esquire haya optado por apagar la expectación de cara a un posible regreso de Michael Scott.

Creo que ha habido un resurgimiento del interés por la serie, y se ha hablado de traerla de vuelta“, explicaba. “Pero dejando de lado el hecho de que no crea que sea una buena idea, podría ser además imposible de hacer a día de hoy, haciendo que la gente la acepte de la misma forma que lo hizo hace 10 años“. El actor se apoya en la naturaleza del humor que dio vida a la serie. “El clima es diferente. El concepto de ese personaje, Michael Scott, se basa en gran parte en el comportamiento inapropiado. Simplemente no sé como fluiría eso ahora“.

Durante los últimos años los chistes basados en estereotipos, y en denigrar a ciertas clases sociales o razas se ha tornado en un asunto peliagudo. ¿Podría “The Office” tener problemas en ese sentido? Carrell cree que sí. “Hay una gran conciencia de las cosas ofensivas a día de hoy, lo que creo que es algo bueno, claro”, confesaba. “Pero al mismo tiempo, cuando te tomas a un personaje de forma demasiado literal no siempre funciona“.

Por el momento NBC no se ha vuelto a pronunciar al respecto de recupera la serie, pero su presencia en Netflix, y la popularidad de otras comedias televisivas como “Brooklyn Nine-Nine”, podrían suponer un escenario atractivo para que los directivos de la cadena busquen los dólares. Si llega ese momento, quizás Carell se lo pensaría dos veces antes de pisar la oficina.


Contenido relacionado