Un desarrollador comenta los posibles aspectos técnicos de PlayStation 5 y Xbox Scarlett

Por el momento no son más que especulaciones

playstation 5 xbox scarlett
 

PlayStation 5 y Xbox Scarlett han crecido en cuanto a tópico de discusión durante los pasados meses. Cada vez son más voces las que argumentan que entre 2019 y 2020 viviremos el salto generacional, con nuevas plataformas de la mano de Sony y Microsoft. Desafortunadamente, en este punto sigue sin haber casi nada confirmado, aunque ello no impide que podamos empezar a hacernos a la idea sobre lo que nos espera. Para amenizar esta tarea, un desarrollador de Hellpoint se ha sentado a hablar con los compañeros de GamingBolt.

Hellpoint es un título que verá la luz a comienzos de 2019 para PlayStation 4, Xbox One, PC y Nintendo Switch. Su desarrollo corre a cargo de Cradle Games, y ha sido Marc-André Jutras, miembro de la misma compañía y veterano de la industria con más de 15 años a sus espaldas, que ha optado por discutir los posibles aspectos técnicos que encontraremos en PlayStation 5 y Xbox Scarlett. Para comenzar, el señor Jutras destacó que sería de esperar una RAM de entre 8 y 12 GB, pues a día de hoy 16 GB supone una marca que apenas ningún juego -si es que alguno- llega a utilizar. Donde sí apostó con fuerza fue en la presencia de una buena cantidad de núcleos: Lo que probablemente veréis será una buena cantidad de núcleos. No me extrañaría que la siguiente generación utilizara una Ryzen 2600 o algo así. Básicamente porque es muy estable, barata, y tiene una buena cantidad de núcleos”.

Marc-André Jutras también prevé una buena ampliación de la VRAM, la cual ha estado limitando hasta la fecha la reproducción de resoluciones 4K: “Una cosa que va a cambiar es que contaremos con una mayor dedicación para la VRAM, que es ahora mismo la gran limitación con respecto al buen uso de juegos 4K. Eso es porque la carga de 4K requiere de una gran capacidad de espacio“. De este modo, el señor Jutras apuesta por una repartición equitativa de la RAM y la VRAM en la que ambas partes, por ejemplo, pudieran contar con 8 GB respectivamente. El objetivo de esto será no solo dar soporte a resoluciones 4K o 5K, sino estar preparados para cualquier posible avance que se dé posteriormente.

En última instancia, recordamos que hace no demasiado otro desarrollador de la industria habló acerca de la posibilidad de que tanto PlayStation 5 como Xbox Scarlett contaran con retrocompatibilidad. En el artículo compartido encontraréis toda la información al respecto.


Contenido relacionado