Un lugar tranquilo 2 tendrá a otros protagonistas diferentes

 

Desde que Paramount anunció la secuela no se ha hablado de otra cosa. John Krasinski había creado un universo muy interesante, y todos estaban esperando conocer cuál sería el siguiente paso del recién estrenado director. ¿Una precuela? ¿Una secuela? ¿Un spin-off? Lo cierto es que a lo largo de los últimos meses se han barajado todas las opciones, con una sola cosa clara: Ni Krasinski ni Emily Blunt volverán a ponerse delante de las cámaras para “Un lugar tranquilo 2”.

El director ya aseguró en el pasado estar interesado en explorar ese mismo mundo creado desde otros puntos de vista, y aunque la historia todavía está en desarrollo, parece que ha sido la opción elegida finalmente. En una entrevista para Deadline, la estrella reconocía la presión por hacer la continuación, pero apuntaba a un esquema completamente distinto respecto a lo que se entiende como una secuela. Ni caras conocidas, ni evolución de personajes ni nada. El foco estará sobre el universo.

La mayoría de secuelas tratan sobre el regreso de un héroe o un villano. Tomas a un personaje en concreto que la gente amó, y lo traes de vuelta construyendo un mundo a su alrededor. Nosotros tenemos la propuesta exactamente opuesta“, confesaba. “Tenemos el mundo, y puedes llevar a quien quieras a él; todos se sienten conectados al mismo“. Krasinski, además confirmaba junto a su mujer que ninguno de los dos hará un “Hamlet” -en referencia a Kenneth Brannagh-.

Un lugar tranquilo 2


Ni él ni Blunt volverán a aparecer en la historia, y ese es el elemento determinante que empujó al director a aceptar trabajar en “Un lugar tranquilo 2”. “La razón por la que decidí volver, al final, fue porque este mundo es increíblemente rico y divertido de explorar“, aclaraba. “Hay muchas cosas diferentes que ver ahora. Todos los demás en el mundo están experimentando esto, así que tengo curiosidad por ver cómo se ve desde otra perspectiva“.

Así pues Paramount se unirá a la moda de las secuelas, pero condicionada por el propio Krasinski. La idea del cineasta, más apoyada en la creación contextual que narrativa de su universo, expandirá la saga sí, pero alejada de fórmulas fáciles y el tan temido y tentador fanservice. El director tendrá que ser creativo si quiere mantener la popularidad de su mundo en el pedestal en el que la dejó la primera entrega. El resultado lo conoceremos en poco más de un año.


Contenido relacionado