Crítica del episodio 2 de Mob Psycho 100 II: De vuelta a las raíces

BONES se centra en la acción y el humor para dejar de lado el dramatismo

 

Durante la pasada semana planteábamos una duda surgida a raíz del regreso de “Mob Psycho 100”: ¿cargaría esta segunda temporada con un equilibrio entre humor, drama y acción? Afortunadamente, no hemos tenido que esperar demasiado para obtener una respuesta a ello -por lo menos preliminar-: no. El segundo capítulo de Mob Psycho 100 II evoca todo su contenido en una línea de doble división: humor y acción a raduales. Al fin y al cabo, la combinación de ambos era todo cuanto hizo grande a la primera temporada del anime, por lo que pocas quejas pueden haber al respecto. No obstante, que esto vaya a gustar en mayor o menor medida puede depender de lo que espere el espectador.

Este segundo episodio se centra en un concepto atribuible a toda sociedad: las leyendas urbanas. A pesar de que dependiendo de un lugar u otro estas pueden cambiar, siempre existen todo tipo de ‘habladurías’ asociadas al género del terror que harán que más de uno no pueda dormir por la noche. “Mob Psycho 100” nos presenta con diversos casos o interpretaciones de los mismos como el perro con cara de humano -bastante simple y directo-, el Aka Manto, satirizado de una forma ciertamente satisfactoria o lo que podría ser la ‘Kushisake-onna’ -la interpretación puede no ser del todo acertada-, el principal enemigo de Shigeo en este episodio. A excepción de esta última, el capítulo de esta semana nos deja con representaciones muy divertidas -a la par que terroríficas en algunos casos- del resto; en relación a Aka Manto, el contrapunto de la falta de ropa interior provoca contrastes que inevitablemente te sacan una sonrisa incluso cuando la situación da pie a una mayor seriedad. Similar es el caso con la abuela corriendo a gran velocidad, que pese a que fácilmente era predecible el hecho de que no se trataría de una aparición, sigue siendo igualmente divertida debido a la admisión de derrota de Mob.

Un enemigo terrorífico y poderoso -si no eres Shigeo-

Por otro lado, esta semana es necesario resaltar la excepcional animación que nos ha dejado “Mob Psycho 100 II”. Es cierto que el avance del último capítulo ya daba a pensar en que volveríamos a ver la mejor cara del anime en ese sentido, y ciertamente poca decepción ha podido haber al respecto. Asimismo, puede que esta vez la gran acción no haya venido de la mano de Shigeo -aunque sí cuente con un espectacular cierre-, pero Ekubo cumple a la perfección sus diversas secuencias poseyendo al psíquico ‘invitado’ de la semana. Este es en realidad uno de los puntos destacables de “Mob Psycho 100”, y es que incluso con Shigeo pasando algo más desapercibido, cualquier otro personaje puede subir el listón y dejarnos con escenas muy memorables. De igual forma, el diseño de la ‘Kushisake-onna’ es digno de mención, con tintes de terror y modificaciones físicas que hacen del mismo un modelo de constante cambio. De hecho, el concepto de ‘terror’ o ‘amenazante’ se logra en el episodio con relativa facilidad, pues incluso el hombre tras la falsificación del Aka Manto cuenta con algún que otro instante de pura oscuridad. El hecho de poder combinar una representación tan ‘seria’ de los personajes con la mezcla de colores y situaciones inverosímiles que son marca de la casa, provoca que “Mob Psycho 100” siga demostrando la lógica tras haberla echado de menos desde que finalizara la primera temporada.

El único punto ‘negativo’ que podríamos enfocar en el día de hoy sería el mismo con el que iniciamos el artículo: la combinación de elementos que componen la acción. Durante el primero episodio, el gran retorno, dio la sensación de que ante nosotros podíamos encontrarnos con una clara evolución del personaje, un Shigeo que buscara conocerse más a sí mismo y, al fin y al cabo, no actuara tanto en consecuencia de los deseos de los otros sino en los de su propio ‘ego’. La clave en esta suposición fue ni más que Emi -totalmente ausente-, un personaje que invitaba a Shigeo a reflexionar sobre el porqué detrás de sus acciones, pero sobre todo a aceptarse a sí mismo. Si bien es cierto que este segundo episodio no parece tener intención de deconstruir -por lo menos por ahora- dicha idea, desde luego no hace esfuerzo alguno por explorarla lo más mínimo. El capítulo, como se ha señalado, es un continuo intercambio de situaciones cómicas y de acción que, nuevamente, sientan de maravilla al anime, pero que al mismo tiempo deja con la miel en los labios por lo que pudo esperarse de manera inicial.

Ekubo, con una gran relevancia en el capítulo de hoy

Veremos qué nos deja la siguiente semana de “Mob Psycho 100: II”, aunque en un primer vistazo al avance parece que volveremos a tener buena dosis de humor. La idea de Reigen de una página web, por cutre a primer vistazo que pueda parecer, apunta a contar con un efecto mucho más notable del que tanto Ekubo como Shigeo podían llegar a imaginar. Similarmente, vemos que se hace referencia al hecho de que Shigeo exhibe un comportamiento un tanto extraño, puede que efecto de la mencionada evolución que vimos en el primer episodio. A nivel de acción posiblemente nos quedemos con un episodio por detrás del visto hoy mismo, aunque sea lo que sea que nos deje BONES lo más probable es que no decepcione lo más mínimo.


Contenido relacionado