Análisis L.A. Noire para Nintendo Switch

Nintendo Switch PlayStation 4 Xbox One
 

Rockstar regresa a Nintendo. Aunque este “remaster” de L.A. Noire llega también a otras plataformas, el análisis se centrará en la versión de Nintendo Switch, a la que hemos podido acceder este medio una vez se ha lanzado a las tiendas (puesto que esta vez la compañía no nos ha provisto de una copia) esperando varias cosas: que aprovechase las funcionalidades exclusivas de la plataforma, ver cómo ha tratado Rockstar esta versión para la consola híbrida de la compañía japonesa y regresar a una historia que en su momento nos atrapó.

Somos conscientes de que muchos jugadores no lograron conectar con esta propuesta de Team Bondi y Rockstar (quizás al esperar un Grand Theft Auto más oscuro y policíaco), pero sin duda alguna fue un paso único dentro del género de las aventuras gráficas. ¿Pertenece a este género? En nuestra opinión sí: exploración de escenarios, hallazgo de pruebas y lanzamiento de acusaciones. Eso sí, se mezcla muy bien con el desarrollo de un mundo abierto (que no sandbox) que nos permite disfrutar de una enorme y muy buena representación de Los Ángeles.

Otro punto a tratar en este análisis es que, como ocurre con otros textos sobre “remasterizaciones” de videojuegos, tratar las novedades viene a ser lo primordial. En cambio, L.A. Noire es tan interesante en su argumento que le dedicaremos un apartado lo suficientemente amplio como para dar a aquellos que no hayan disfrutado de esta producción pinceladas sobre lo que se encontrarán en una trama que tiene tanto subtexto que si no se es conocedor del contexto se pierde.

En definitiva, y antes de comenzar el análisis, estamos ante el mismo videojuego y su principal virtud reside en que los nuevos jugadores disfruten de una de las producciones más interesantes y originales de la historia reciente de Rockstar. Es diferente, es lento y pausado, pero atrapa y emociona a partes iguales, lo que le permite que sus defectos queden tapados sobre sus virtudes (que son muchas).

Primer pilar: dos líneas temporales, un mismo drama

Mientras que muchos jugadores se quedarán en la trama más actual y no en los flashbacks, lo cierto es que es este último elemento lo que más impacta sobre el primero: los tramas generados tras la guerra siguen presentes en los protagonistas. Sus actitudes se ven modificadas tras el conflicto bélico y su forma de actuar deriva de él. La historia del ascenso de nuestro personaje no de olvida de su pasado, y este pasado es lo que más llama (y llamó) la atención hoy en día (y hace seis años).

Los casos, por su parte, van oscilando en calidad. Mientras los primeros casos (de 26, incluyendo cinco descargables en su momento) son muy breves para actuar en forma de tutorial, a partir de determinado momento estos se complican jugable y argumentalmente, ofreciéndonos verdaderas lecciones de cine negro: asesinatos, robos, conspiraciones… Los diálogos ayudan a esta credibilidad, que son de lo más trabajados en la industria de los videojuegos, algo que siempre se aprecia en las producciones de Rockstar.

Segundo pilar: ¿de qué nos sirve el mundo abierto?

De “nada”. El mundo abierto es una mera excusa de mostrarnos Los Ángeles de los años 40 con mucho detalle: con el auge de Hollywood comienza la moda, las preocupaciones por el físico, el culto al cine… Pero también aumentan los delitos. Y esa es una de las tareas secundarias: descubrir varias decenas de delitos menores que dependerán del departamento en el que te encuentres en ese momento. Se resuelven rápido y nos avisan por radio si estamos cerca, por lo que no es fácil llegar a ellos. Es por ello que la exploración sí es necesaria.

También podemos explorar para descubrir una treintena de puntos de interés y casi cien vehículos diferentes a los que subir, aunque son incentivos pequeños como para afirmar que esto es un sandbox. Es un juego de mundo abierto con un mapa enorme (sigue sorprendiendo este tamaño a día de hoy) en el que la conducción es bastante satisfactoria, ya que cada coche se siente diferente y acorde a las sensaciones de la época: la conducción de antes no era igual a la día de hoy, suena el embrague, los frenazos… En cambio, las misiones principales no usan el mundo abierto como podría hacerlo un Grand Theft Auto, sino que aunque haya que ir de un punto a otro, todo es mucho más lineal.

Tercer pilar: una investigación in situ con tus propias manos

La parte de aventura gráfica de investigación es lo que distingue a esta aventura de otras como la franquicia Mafia. Somos policías, y vamos ascendiendo departamento a departamento. Pero investigar es la base de todo el videojuego junto a las partes de acción que se van intercalando y la exploración a pie o conduciendo por Los Ángeles. Y en la versión de Nintendo Switch vamos a disfrutar de la investigación como nunca antes ha ocurrido con el videojuego en el resto de versiones que ha tenido.

El motivo es la implementación de funciones exclusivas de la pantalla táctil y de la vibración HD, también elemento indispensable de Nintendo Switch. En el primer caso, interactuar con los objetos en las escenas del crimen es mucho más agradable tocando la pantalla (para coger un periódico o una botella, girarla, obsérvala con profundidad…) que usando los botones tradicionales que ya conocemos del resto de versiones. Además, al pulsar sobre la pantalla nuestro personaje también es capaz de andar como ocurre en una aventura clásica punto a punto: no así en la conducción, claro está. Esto agiliza mucho el juego y nos deja evidente que el género de aventura gráfica era uno de los pilares fundamentales del proyecto original.

En cuanto a la vibración HD, aunque queda en un segundo plano para el jugador debido a que muchas veces no nos damos cuenta de lo que sentimos con nuestras manos, es interesante ver su efecto al subir a un coche, al chocarnos… Está muy conseguido, y es otra manera de utilizar la vibración HD de los Joy-Con de Nintendo Switch.

Cuarto pilar: piensa, luego acusa (con novedades)

Nuestro cuadernos de pistas será esencial para pasar a la fase de interrogatorios: dicho cuaderno también puede ser utilizado con la táctil, siendo una experiencia más real que pasar páginas pulsando el botón A de la consola. Aquí tendremos a cada personaje que interviene en el caso, sus pistas y los lugares involucrados que vamos investigando. Pensar es esencial antes de abordar cualquier interrogatorio, que han sido modificados levemente a la hora de realizar decisiones. Aunque la finalidad es la misma, las opciones “Verdad”, “Mentira” o “Duda” dan paso en esta versión a “Poli bueno”, “Poli malo” y “Acusar”. Esto soluciona los problemas que generaba la primera nomenclatura en la que el jugador se encontraba a veces en la tesitura de no saber qué elegir por no ser palabras totalmente exactas, algo esencial para poder elegir con exactitud.

Como diremos en el apartado gráfico de nuevo, la expresividad de los rostros es elemental para elegir una u otra opción, y por ello Team Bondi trabajó en una técnica de captura de movimiento que rozaba lo hiperrealista. Cada comisura del labio y cada arruga de la cara se mueve con las palabras de los personajes. Los ojos se abren y se cierran con realismo. Y así, descubriremos si mienten o dicen la verdad; si están felices o tristes… Las emociones gracias a la tecnología.

Quinto pilar: una conversión gráfica a Nintendo Switch de lujo

L.A. Noire para Nintendo Switch es uno de los mejores port que se han realizado (estamos en esa línea fina que separa un port de un remaster) para la consola desde su lanzamiento, ya que el juego se ve genial pese a contar con seis años a sus espaldas. En parte, es gracias a que el videojuego ya era imponente en su época, sobre todo por la expresividad de los rostros de los personajes: se utilizó una técnica de captura de movimientos que aún en día sorprende ya que esos rostros son muy reales al ojo humano. Esto es importante: ¿miente o dice la verdad el sospechoso? Gracias a esa expresividad lo sabemos.

Un problema en la época era ver que esas caras destacaban demasiado sobre los cuerpos, algo menos trabajados. En esta versión se ha mejorado la propia expresividad de los cuerpos y las texturas de la ropa y cuerpo y todo parece más igualado. Lo mismo ocurre con la ciudad, que se ve mucho más nítida tanto en televisión (a 1080p en Nintendo Switch) como en el modo portátil (a 720p, pero que gracias a la pantalla los colores vibran).

Sí tenemos una serie de problemas relacionados con el popping, presente en el mundo abierto sobre edificios que están a una distancia media. A veces, estos aparecen de forma abrupta, pero durante la mayor parte del juego (sobre todo de noche), el problema no es muy patente. Sí funciona como una roca la tasa de imágenes, muy estable en todo momento. Es por ello que se trata de una conversión de lujo, al nivel de DOOM o Skyrim, y que demuestra que hay lugar para juegos con una carga gráfica elevada.

Cinco pilares que dejan claro que L.A. Noire es de sobresaliente

No hay más. L.A. Noire es un juego sobresaliente: ya lo fue en su momento aunque tuviera una serie de detractores que no llegaron a conectar. Es cierto que no es una producción para todos aquellos seguidores de Rockstar por franquicias como Grand Theft Auto o Red Dead Redemption, ni tampoco de aquellos fanáticos de Mafia, que tiende más a la acción. Es una aventura gráfica abierta y enmarcada en un gran mapeado libre, con una estructura muy diferente a las tradicionales. Es un giro que se dio en 2011 y que no se ha mantenido con sucesivos proyectos, una lástima sin duda alguna.

Y en Nintendo Switch tenemos la versión más interesante gracias al gran papel de la pantalla táctil como “incentivo” de la parte de aventura gráfica policíaca y detectivesca, que nos regresa a aquellos tiempos en los que el género era más clásico. Usar la táctil para la exploración es cómodo, y nos demuestra que las compañías pueden usar de mil y una formas esta funcionalidad para ofrecer experiencias únicas aunque el mismo videojuego se lance en PlayStation 4, Xbox One y HTC Vive el mismo día.


Positivo

  • La mejor conversión a día de hoy en Nintendo Switch
  • Gráficamente raya a la altura de las versiones de nueva generación
  • Se mantiene la historia, sus personajes y se mejoran las opciones en interrogatorios
  • Cine negro en estado puro
  • La pantalla táctil se usa con sentido y le otorga mayor profundidad

Negativo

  • Es algo caro, y no incluye contenido nuevo salvo DLC
  • Algo de popping en la distancia
8.5

Muy bueno

Política de puntuación

David Cruz García
Amante de los videojuegos y del cine. Quizás The Legend of Zelda y Final Fantasy ocupen un lugar más alto en mi corazón que otros videojuegos, pero amo a todos los que me divierten por igual. Cine de ciencia ficción como forma de vida