Análisis Touhou Genso Wanderer Reloaded para Nintendo Switch

Nintendo Switch
 

La franquicia Touhou no es muy conocida en Occidente y algunos de sus últimos títulos han llegado con una muy baja calidad que ha podido poner en tela de juicio su continuidad. Pero aquí nos encontramos, con un nuevo proyecto para Nintendo Switch, Touhou Genso Wanderer Reloaded, que a su vez es una versión mejorada del videojuego original lanzado para PlayStation 4 y PlayStation Vita hace ya un año.

Se trata de un roguelike que vende de proyectos como Pokémon Mystery Dungeon e incluso, en el desarrollo de las mazmorras, a Etrian Odyssey, aunque su principal diferencia radica en que estamos en un completo roguelike: escenarios generados proceduralmente, por lo que cada partida será diferente a la anterior; derrotados, perderemos todas nuestras posesiones; y con cada partida, nuestro jugador será cada vez más fuerte y hábil.

 

Es el momento de adentrarse en kilométricas salas y pasillos y en largas conversaciones entre personajes (en completo inglés) en una versión muy interesante para todo el amante del roguelike que desee uno con un toque más japonés.

A diferencia de otros del género, la historia aquí si importa

Es cierto que tenemos ejemplos de juegos roguelike como The Blinding of Isaac que no tienen una gran profusión en la trama, sino en un lore intenso ofrecido en parte por los elementos dispuestos en pantalla. Un lore que va aumentando entre sus seguidores con contenido creado a posteriori; pero Touhou Genso Wanderer Reloaded apuesta por una narrativa más tradicional con abundantes escenas de vídeo y, sobre todo, de texto: somos Reimu Hakurei, una sacerdotisa del templo homónimo y que ha sido imagen de la franquicia durante años. Reimu visita a Rinnosuke Morichika, el tendero de Kourindou (nombres, como véis, nada fáciles de pronunciar). Es entonces cuando al tocar una bola dorada, Rinnosuke se transforman y acaban combatiendo.

Si algo nos muestra este abrupto comienzo es que la dificultad será el elemento imperante en el desarrollo de la aventura, puesto que será aquí donde se muera por primera vez. Poco a poco, gracias a los interesantes tutoriales expuestos en las primeras horas, iremos aprendiendo a movernos, a controlar los turnos del resto de enemigos de la sala… Pero siempre tendremos momentos argumentales y una historia principal que pasarse en un tiempo indeterminado: si eres bueno, podrías acabarla en unas diez horas, pero siempre habrá nuevos objetos y armas que descubrir. Es lo interesante de un videojuego del género: la alta rejugabilidad que tiene.

Como decimos, hay dos formas diferentes de mostrar la historia: con bonitas escenas de vídeo, y con elegantes escenas estáticas al más puro estilo de novela visual. Es este género el que más casa con la forma en la que se narra el argumento del videojuego, no muy alejado de los principales estereotipos rol japonés y de los personajes arquetípicos.

Pokémon Mystery Dungeon meats. Etrian Odyssey

El avance en cada una de las salas generadas aleatorialmente en el juego es idéntico al que tendríamos en Pokémon Mystery Dungeon, con algunos matices: podemos ir rápidamente por los largos pasillos, de una sala a otra, evitando largos paseos innecesarios en los que no aparecen enemigos. Será en las salas donde estén los secretos y los propios enemigos a derrotar, que van desde los más simples a los más complejos. Un solo paso en falso en una mala jugada y diremos adiós a la partida, teniendo que comenzar desde cero sin los objetos que hayamos ganado hasta el momento.

El  mapa aparece oculto desde el principio y se va desvelando con el propio avance del jugador: no se pinta como en Etrian Odyssey pero sí que nos ha recordado la estructura de las mazmorras a este juego, por poner un ejemplo situado en el rol japonés. Pero no dista demasiado del avance de otros títulos roguelike como el propio The Blinding of Isaac o Wizard of Legend: salas conectadas que van cambiando con el paso de las partidas para que nunca sean iguales.

El combate, aún siendo bastante simple y asequible por el jugador, provoca que haya que controlar todo movimiento del personaje: a cada movimiento nuestro, el enemigo hará otro, pudiendo estar rodeados en muy poco tiempo. Y si estamos rodeados, no será difícil que resultemos caídos en el fragor de la batalla.

Como buen roguelike, hay cientos de objetos que descubrir y, sobre todo, la posibilidad de fusionarlos hace que las posibilidades sean casi infinitas. Es por ello que al perder un nuevo tesoro obtenido tras ser derrotados provoca una ira indescriptible: pero en algún momento lo recuperaremos, pensamos.

Por último, no estaremos solos en la aventura: podemos ir con un compañero a elegir de los seis disponibles. La inteligencia artifical de este camarada no es la idónea: a veces hará decisiones que más que ayudar, nos perjudican, pero es una buena forma de aglutinar los golpes enemigos en él en vez de que recaigan en el protagonista principal.

Sobre el apartado gráfico, solo cumplen personajes, tanto en escenarios como en las escenas estáticas. El resto es inherente a un apartado gráfico discreto y con un estilo artístico bonito pero insuficiente.

Un comehoras indicado para los fanáticos de la saga y de los roguelike

El género sigue teniendo los problemas tradicionales del mismo: repetitividad en el desarrollo, complejidad de llegar a un gran público por su dificultad a la hora de ofrecer un objetivo y un combate simplificado (más o menos dependiendo del videojuego). Es algo que encontramos en Touhou Genso Wanderer Reloaded y también en su versión de Nintendo Switch, mejorada, ampliada y con la portabilidad como un buen revulsivo. Es el mismo juego de siempre, así que tenéis que estar seguros de que podéis conectar con él.


Positivo

  • Bonitos modelados de los personajes
  • Contenido para entretener durante decenas de horas
  • Historia interesante para un roguelike
  • Gran cantidad de objetos que encontrar
  • La pérdida permanente en caso de muerte añade tensión

Negativo

  • No destaca técnicamente
  • La historia puede cortar el ritmo del videojuego
  • El combate es simple, aunque efectivo
7

Bueno

Política de puntuación

David Cruz García
Amante de los videojuegos y del cine. Quizás The Legend of Zelda y Final Fantasy ocupen un lugar más alto en mi corazón que otros videojuegos, pero amo a todos los que me divierten por igual. Cine de ciencia ficción como forma de vida