Análisis Unravel Two: Tejiendo magia en Switch

Nintendo Switch
 

Yarny llega a la consola híbrida de Nintendo poco menos de un año después de su salida en PlayStation 4, Xbox One y PC, donde ya lo analizamos en su momento, y lo hace con el mismo contenido con el que vio la luz originalmente. Tras el éxito del primer Unravel, la desarrolladora sueca Coldwood tenía el desafío de que Unravel Two siguiese la línea marcada por su predecesor, con la magia y la esencia que hicieron del primer juego una de esas pequeñas joyas indies de las que disfrutar.

La adaptación a Nintendo Switch era prácticamente obligada si tenemos en cuenta la naturaleza del juego, ya que poder disfrutarlo en una consola portátil o, al menos, en la vertiente portátil de Nintendo Switch, era algo que Unravel Two pedía a gritos. Ahora bien, ¿cómo le ha sentado la llegada a Switch a la secuela del genial indie de Coldwood? De eso mismo vamos a hablar.

La magia sigue intacta

Unravel Two en su juego que, entre otras cosas, destaca por ese carácter mágico que posee y que brilla por todos sus costados. La magia que tenía el primer Unravel fue algo que lo hizo destacar como joya indie, y esa magia se conservó para Unravel Two el año pasado como así lo ha hecho en su versión para Nintendo Switch. La forma en la que Coldwood narra a través de imágenes y cómo entremezcla realidad y fantasía es algo que forma parte de la esencia de ambos juegos. Las mecánicas con respecto a su predecesor, eso sí, son conservadoras en Unravel Two, pero no es algo que tenga que considerarse como un punto negativo en todos sus aspectos, porque añaden continuidad al título y lo hacen sentir conocido para quienes hayan jugado a Unravel.

Las mecánicas, los saltos, las formas… Todo ello sigue caracterizando a Unravel Two como ya lo hizo con la primera entrega. El nuevo título de Coldwood consigue así no convertirse en un desconocido sino volver a presentarnos una aventura de Yarny repleta de “magia Unravel”. A pesar de no innovar en exceso más allá de la cooperación –de la que hablaremos más adelante-, la jugabilidad, los niveles y las situaciones siguen estando muy inspiradas y forman un todo que le sienta realmente bien al videojuego. La combinación entre todos sus elementos hacen de este título un excelente título de plataformas que sabe utilizar perfectamente todos los medios de los que dispone.

No hay que pasar por alto, además, que Unravel Two añade la posibilidad de ser disfrutado con otra persona, cada cual controlando a uno de los Yarnys. Este punto puede resultar realmente atractivo para todos los jugadores que disfruten jugando en compañía y, aunque distinto al genial A Way Out, es también otro perfecto ejemplo de cómo adaptar la jugabilidad para que pueda ser disfrutada por dos personas a la vez. El punto más novedoso de Unravel Two es asimismo su entrada al multijugador cooperativo para dos personas en aras de que ambas compartan la genial experiencia que aporta el título.

Es por ello que esta secuela, a pesar de mostrarse conservadora, mantiene también ese punto tan positivo de su predecesor que ya hemos mencionado: la magia. La desarrolladora sueca nos presenta una aventura de fantasía para narrar un trasfondo que bien podría ser real y que es capaz de mantenernos pegados a la pantalla gracias a lo entretenido de su gameplay y a un muy buen ejercicio de diseño de plataformas, puzles y mecánicas. Cada uno de estos aspectos por sí solo es muy bueno, pero la suma de todos ellos es lo que realmente lo hace destacar.

Un gameplay muy cuidado que añade cooperación

El punto más novedoso de Unravel Two con respecto a la primera entrega es, sin duda, su carácter cooperativo. La introdución de un segundo Yarny aporta una gran cantidad de nuevas situaciones posibles que en la aventura se aprovechan de una manera excelente. El título de Coldwood es, quizá, uno de los que mejor usa la cooperación entre dos personajes en un juego de plataformas, ya que la variedad de rompecabezas que se crean gracias a poder controlar a dos Yarnys es bastante amplia y, a nivel jugable, realmente entretenida. El reto se duplica, ya que hay que pensar cómo entre dos personajes se puede superar cada situación.

Por otro lado, el diseño de niveles en Unravel Two es maravillosamente bueno. En tal sentido, no sólo aprovecha la cooperación entre la dupla a nivel mecánico sino que, simultáneamente, es capaz de crear unos escenarios que están a la altura de las dinámicas generadas por la interacción entre ambos. Es cierto que repetir algunas situaciones se vuelve prácticamente inevitable, ya que en todos los juegos hay mecánicas que se usan más que otras, pero también es cierto que hay muchos puntos en la aventura que están realmente inspirados y aportan un gran nivel de satisfacción una vez superados. Es sorprendente ver la cantidad de puzles que se pueden crear utilizando como base la posibilidad de poder resolverlos gracias a dos muñecos unidos entre sí por un hilo.

La evolución visible en los niveles es también otro punto que sumar a favor de Unravel Two. A lo largo de los siete niveles con los que cuenta el título, podemos observar cómo la jugabilidad y los puzles se van adaptando al ritmo que va pidiendo un producto que, por otro lado, está realmente bien medido. El ritmo en la travesía no para de crecer hasta alcanzar su clímax final, y el diseño de niveles está a la altura de este tempo marcado por el propio juego. Esto no sólo le sienta bien a la entrega sino, además, a quien esté jugándolo, porque su nivel de implicación y de atención va creciendo conforme pasan los niveles y va aumentando el ritmo, el cual es capaz de mantener en vilo al jugador o jugadora que esté viviendo la aventura de los Yarnys.

Y, de nuevo, es la combinación de todos sus elementos lo que convierte a Unravel Two en una obra de plataformas muy bien construida. Gracias a la sólida base que proporcionan las mecánicas, la pieza se construye gracias a su excelente diseño y a su tan bien medido ritmo hasta convertirse en lo que es. Quizá la única pega que se le puede poner en este sentido es que, a pesar de resultar gratificante, en términos generales, el desafío brilla por su ausencia. El sistema de pistas que puedes consultar en todo momento tampoco ayuda a crear un reto real para los jugadores que vayan buscando un reto de verdad, más allá de que el juego en su conjunto sea un muy buen logrado título del género.

Una experiencia realmente bonita

Habiendo dejado claro por qué Unravel Two es un genial videojuego de plataformas a nivel jugable, es imposible no hablar de por qué es también excelente en su apartado artístico, ya que los entornos, el tratamiento de la luz y el color con respecto al ritmo y el sonido que nos acompañan a lo largo de la aventura terminan de completar la experiencia del título de Coldwood. No nos cansaremos de repetir que el producto es un todo, y así debe ser juzgado, teniendo en cuenta todos sus elementos para ser capaces de ver la estructura completa de la propuesta.

El buen diseño puramente mecánico de niveles se viste perfectamente con un gran diseño artístico. Los entornos son, muy probablemente, de los más bonitos que podamos ver en un juego de plataformas actualmente y, quizá, ya no sólo en un juego de plataformas. La capacidad para conservar el gameplay sin renunciar al espectáculo visual que es Unravel Two es otro de los puntos que juega muy a su favor y que contribuye a crear una experiencia bonita y cuidada en todos sus aspectos. Los detalles y la evolución de los mismos en cada uno de los niveles nos dan momentos memorables y situaciones que se nos quedan grabadas en la retina, si bien es cierto que se nota que en Nintendo Switch se ha tenido que renunciar a elementos que brillan más en otras plataformas.

En adición al apartado más puramente artístico, la banda sonora de Unravel Two contribuye perfectamente a la creación del ritmo del que hemos hablado antes, sabiendo cómo acompañar al jugador en cada momento de la aventura para hacerle sentir lo que tiene que sentir en cada uno de los niveles. La música habla por sí sola y ayuda al propio título a contar su historia y a asentar el tempo de la experiencia, algo que muchos videojuegos son capaces de hacer para marcar sus propios compases a lo largo de la duración de su propuesta.

Conclusiones

Unravel Two es uno de esos videojuegos que es imposible no recomendar jugar, y su adaptación a Nintendo Switch le sienta como un guante. A pesar de que es cierto que, a nivel puramente visual, no brilla igual en el dispositivo de Nintendo que en el resto de plataformas, también lo es que la posibilidad de disfrutarlo en una consola portátil no tiene precio, ya que el título se adapta perfectamente a la propuesta de Switch. El único pero que puede tener a nivel jugable es algún bajón de rendimiento a nivel puntual, aunque no es nada que afecte gravemente a la experiencia completa que representa. En definitiva, es una pequeña joya indie que brilla dentro de su género y que ahora podemos disfrutar en Nintendo Switch tal y como pudimos hace algo menos de un año en PlayStation 4, Xbox One y PC.


Positivo

  • La cooperación entre ambos personajes es realmente buena
  • El ritmo del juego está muy bien medido
  • La jugabilidad es bastante imaginativa
  • Los entornos son preciosos
  • Posee una gran banda sonora
  • La posibilidad de disfrutarlo en portátil es completamente adecuada
  • Algunos momentos están muy inspirados pero...

Negativo

  • ...en general, el desafío es escaso, y más con el sistema de pistas
  • Algunos puzles se vuelven algo repetitivos
  • Pequeños bajones de rendimiento puntuales
8.5

Muy bueno

Política de puntuación

Graduado en Comunicación Audiovisual y con un máster en Game Design. Soy un niño grande de los noventa enamorado de las "maquinitas". La tarta es mentira y todas son mi tienda favorita de la Ciudadela.