Análisis Batman Arkham Knight

PC PlayStation 4 Xbox One
 

– La saga Batman Arkham llega a su fin con su último capítulo, Batman Arkham Knight. En esta aventura podremos disfrutar de una última noche de acción, villanos y locura atravesando Gotham. Todos los juegos de la saga han sido sobresalientes (incluso Origins es un juego notable) y ahora llegamos a un final que consideramos que tiene muy poco mejorable. Preparaos para ser el murciélago una noche más.

ESA FUE LA NOCHE EN LA QUE BATMAN MURIÓ

Vamos a empezar por la parte mala. Los gráficos, aunque están bastante bien, no son increíbles. Aunque el juego es exclusivo de la nueva generación, no consigue sorprender con su apartado visual en las distancias cortas. Además, en el principio del juego tenemos una pequeña parte en primera persona que nos demuestra que los gráficos se ven bien, pero que no superan lo visto en los juegos más vistosos de las nuevas máquinas.

La piel de las personas está bien hecha, pero no llega a tener los picos de otros juegos. Aunque claro, tal vez esto haya sido para engañarnos un poco. Cuando el juego se convierte en un juego en tercera persona, tenemos una panorámica de la ciudad desde un alto en el que está Batman. Es en este momento en el que nos podemos dar cuenta de que sí que existe un salto gráfico.

La ciudad se ve completa, sin nieblas y sin tonterías. La distancia de visión de mapeado es total. Es cierto que las dimensiones de Gotham no son espectaculares, pero el hecho de que se pueda ver todo desde cualquier punto hace que el aspecto gráfico gane enteros. Además, la ciudad está muy bien hecha. Tiene una cantidad de detalles en cada calle que ya le gustaría a casi todos los sandbox que han existido hasta ahora.

Batman Arkham Gotham

No solo la cantidad de detalles, sino que también se ha hecho especial hincapié en que la ciudad no sea un mero escenario por el que vamos de una misión a otra, la ciudad es una constante de misiones en si misma donde cada callejón puede servir como lugar de enfrentamiento cuerpo a cuerpo y cada azotea como zona para usar el sistema depredador de Batman. De esta manera han conseguido una ciudad completamente jugable, muy vistosa visualmente y que, aunque no es muy grande, tiene una verticalidad y una jugabilidad tremenda. Solo Sunset Overdrive había conseguido esto antes, pero en Batman Arkham Knight todo es más maduro y difícil.

Continuando con la ciudad, la iluminación de la misma es muy buena. Tenemos neones por doquier que tienen una iluminación dinámica, lo cual nos permite ver sombras hechas desde diferentes ángulos, además de llenar de colores una paleta que en los anteriores juegos de la saga era más grisácea. No será difícil encontrarnos en una calle luchando contra unos pandilleros mientras un neón rojo ilumina la escena, al mismo tiempo que un trofeo de Enigma (al que en el juego llaman por su nombre inglés, Riddler), ilumina una pequeña parte de la escena en verde. Entonces un trueno atravesará la escena, dando durante un segundo un tono blanco a todo, mientras el agua sigue cayendo, para que luego llamemos al Batmóvil y sus luces azules aparezcan de la nada, iluminando directamente a nuestros enemigos. Este tipo de momentos ocurren continuamente en el juego y no cansan en absoluto.

Sí, hay rayos, truenos y lluvia. Esta noche en Gotham jugaremos bajo una fina lluvia que lo moja todo a tiempo real. El suelo, el Batmóvil, la capa cuando planeamos (un efecto tremendo, por cierto), todo se mojará cuando esté bajo el chubasco que cubre Gotham. Eso sí, si pasamos por un túnel, el agua ya no estará y en los interiores tampoco, a menos de que rompamos una ventana, en cuyo caso entrará el viento y el agua por ese hueco y esa zona se empezará a mojar. El tema del clima está muy bien llevado.

Batman arkham GordonTambién hay que hablar del modelado de los personajes, que está muy bien hecho. Aunque claro, Batman, el Caballero de Arkham y el Espantapájaros están un par de escalones por encima del resto. Esto es normal, ya que ellos son los protagonistas del juego, pero el resto de secundarios (Gordon, Oráculo, Robin, El pingüino, etc.) no se ven nada mal, aunque hay una diferencia visible. Se debe hacer una referencia especial a los tejidos. Las telas del juego están muy bien hechas, con una caída realista y unas arrugas que en algunos personajes se hacen de manera que no parece scriptada. Sinceramente, nos hemos sorprendido mucho con este hecho, que se nota sobre todo en la vestimenta del Espantapájaros y en la capa de Batman, que es simplemente soberbia. La movilidad y naturalidad de la capa del murciélago supera con mucho a sus antecesores.

Pasando a otro “personaje” del juego, el Batmóvil es espectacular. Su aspecto, que recuerda al de las películas de Christopher Nolan, luce soberbio. Con sus placas de metal negro que reflejan todas las luces y explosiones de alrededor. Con sus luces en el morro y en las ruedas que iluminan aquello que haya cerca del vehículo. Con ese pedazo de transformación en tanque, tan rápida y natural que nos hace pensar si primero se creó el tanque y luego lo pasaron a coche. Además, el fuego que sale de su postquemador (el tubo de escape gigante que tiene) está lleno de colores que nos permiten ver cuando el coche cambia de marcha o cuando podemos realizar un empujón de turbo. El coche es peligrosamente hermoso, además, no se han dejado detalle, ya que incluso deja huellas en las calles cuando derrapa, y destruye todo aquel objeto de la ciudad con el que se choque (excepto los edificios, que solo los magulla). Por su parte, además, también veremos la mayoría de explosiones del juego, ya que es el Batmóvil el que se encarga de lidiar contra los tanques del Caballero de Arkham. En estos momentos veremos multitud de misiles, con estela de humo y explosión al final. Chispas saliendo de los drones que derribemos, helicópteros cayendo al suelo con gran estrépito y cubiertos de llamas bastante realistas, los adoquines del suelo saltando por los aires con cada uno de nuestros cañonazos. En este ámbito, el Batmóvil es muy espectacular.

Batman arkham coche

De esta manera vemos que mientras que el juego tiene un buen nivel gráfico, es en las grandes distancias y en los efectos donde sobresale. Con un humo, una iluminación y unos efectos visuales fascinantes, además de una ciudad terriblemente bien hecha que nos hará sentir en las mismas calles de Gotham. Además, el juego sabe qué es lo que se le da bien y lo aprovecha para contar la historia con muy buen uso de la cámara y un control absoluto de lo que quiere que le jugador mire. De esta manera, todo el juego es como un gran truco de magia donde la cámara nos desvía la atención de los pequeños fallos para que veamos los grandes aciertos visuales del juego.

¿OYES ESO, BATMAN? ES TODA GOTHAM SUCUMBIENDO ANTE EL MIEDO

Un juego con una historia tan imponente como este, necesita a unos actores consumados para narrarla. De esta manera tendremos un buen elenco de actores de doblaje expertos que harán en general muy buen trabajo. Hay que decir que al principio la voz de Batman parecerá que esta fuera de tono, pero solo ocurre en las primeras frases. Nos recordará al doblaje de Deus Ex: Human Revolution, en el cual Adam Jensen hablaba con un tono erróneo en los primeros minutos del juego, para luego entrar en harina y realizar un muy buen trabajo.

Respecto a ciertos gustos personales, hay un par de personajes que tienen una voz que no les pega. Por ejemplo, el que escribe este análisis es fan acérrimo de Nightwing y en español cuenta con el actor de doblaje de Sheldon Cooper. Es un buen actor y hace un buen trabajo, pero esa voz tan nasal no acaba de encajar con el personaje y más tras escuchar su versión original, interpretada por Scott Porter, que hace un gran trabajo y tiene un tono más maduro.

Batman Arkham BarbaraA parte de eso, hay algún fallo de sincronización labial, pero se mantiene en el rango normal, debido a que los actores de doblaje hacen su trabajo sin ver cómo mueve la boca el personaje. Podemos disfrutar de este juego con un buen doblaje, con grandes interpretaciones que nos sumergirán más aún en el mundo de Batman Arkham Knight.

Aconsejamos jugarlo en español primero y luego en inglés, para poder disfrutar de algunos actores míticos dándolo todo, como Kevin Conroy en el papel de un Batman atormentado que ve como su ciudad se desequilibra y como por primera vez, podría perderlo todo. Simplemente soberbio.

También contamos con una banda sonora ejemplar, que se decanta hacia la epicidad con grandes vientos metales y cuerdas pesadas. Se aleja de los sutiles violines de Nolan, para recordarnos más a la etapa Burton y sobre todo, a la serie de dibujos animados de los noventa.

Ahora bien, donde lo da todo el aspecto sonoro es en los efectos especiales. Si os gustaban los sonidos de losBatman Arkham Cañón gadgets de Batman en las anteriores entregas del juego, han vuelto todos y cada uno de los sonidos que aderezaban el uso de estos artilugios. Además, tenemos algún utensilio nuevo con su correspondiente y característico sonido, incluso tendremos un aparatejo nuevo que nos permitirá emular el sonido de las voces de algunos archienemigos para dar órdenes a sus esbirros, dejándolo todo a punto para entrar en acción.

También disfrutaremos mucho con los sonidos de las explosiones y los misiles. Las fases de combate con el Batmóvil son la envidia del mismísimo Michael Bay. Multitud de efectos se agolpan en estas secuencias en las que podremos sentir el tronar de cada ataque enemigo, así como el estallido de pólvora y sensaciones que conllevará cada uno de nuestros disparos.

Además, los golpes de nuestros nudillos contra el mentón de nuestros enemigos también se notan gracias a un buen acabado sonoro que incluso nos permite escuchar cómo se rompen los huesos tas una eliminación especial. En el ámbito del sigilo, también nos aprovecharemos de un sonido muy bueno que nos permite identificar si estamos realizando alguna acción que haga ruido. Un apartado muy cuidado que agradará a todos a los que les guste jugar con buenos altavoces.

SERÁ MÁS RÁPIDO, MÁS FUERTE Y DARÁ MÁS MIEDO

Si hay alguien que esté leyendo este análisis que no haya jugado a los juegos anteriores de la saga Arkham, está tardando en hacerlo. Pero no solo porque son unos juegos tremendamente buenos, sino también porque los anteriores juegos sirven de tutorial para este. El sistema de juego es idéntico a los del resto de juegos de Batman, pero ha mejorado en cuanto a fluidez y opciones, haciendo que jugar sea muy sencillo, pero solo los más hábiles podrán considerarse maestros en este juego.

Desde aquí, hacemos un llamamiento a todas esas personas que dicen que el sistema de combate es malo. No lleváis razón. Es cierto que no es un hack’n slash con multitud de combos, pero tampoco lo intenta. Permite una libertad muy grande al no tener que encaramarse a un sistema de combos que le impida ser flexible. El sistema free flow funciona a las mil maravillas y ahora se ha mejorado (cosa que parecía imposible). Además, también han hecho que las nuevas mecánicas sirvan para los nuevos tipos de enemigos que se han introducido.

Batman Arkham toña

El sistema de combate es el de siempre: un botón para atacar, otro para contrataques, un tercero para aturdir y el último para saltar. También podremos utilizar los gatillos, sirviendo uno para lanzar batarangs y otro para hacer eliminaciones a los enemigos que están en el suelo. Luego se pueden utilizar combinaciones de varios botones para hacer eliminaciones, aturdir a un enemigo para acabar con el de diferentes maneras, combinar el gatillo del batarang y cualquier botón para utilizar otros artilugios en el combate rápido, etc. Pues todo esto, que ya era bueno, evolucionó en Arkham City y vuelve a evolucionar en Arkham Knight. Ahora, además de todo lo anterior, podemos utilizar eliminaciones de entorno (muy vistosas y violentas), eliminaciones con ayuda del Batmóvil e incluso nuevas eliminaciones con cada uno de los gadgets que podemos utilizar en combate, que suelen afectar a varios enemigos a la vez.

El sistema depredador, por el cual eliminaremos a diferentes enemigos armados en salas cerradas, también ha evolucionado. Ahora casi cualquier lugar de la ciudad es válido para realizar este tipo de escenas, aunque durante las misiones serán zonas cerradas. Hay que decir que estas áreas ahora son mucho más grandes y tienen muchos más lugares donde realizar eliminaciones. Además, han mejorado la eliminación desde arriba para poder hacerla casi desde cualquier lugar, se acabó romperse la cabeza para pillar a un enemigo que camina por debajo de la pasarela en la que estamos colocados.

Pero la mayor mejora del juego viene con las eliminaciones por intimidación. Ahora, podemos eliminar de forma consecutiva a varios enemigos, en la misma animación y debiendo pulsar solo un botón. Estas eliminaciones utilizan un sistema de intimidación que hace que los enemigos se sorprendan al vernos, se ralentice mucho el tiempo y así podamos apuntar a nuestra próxima víctima con tranquilidad. Son momentos de acción a raudales con giros de cámara geniales y animaciones tremendas. Para poder realizar este espectacular y útil ataque, lo único que tenemos que hacer es eliminar a un enemigo en silencio y sin que nos pillen. Esto hará que el resto de enemigos se pongan nerviosos y entonces podremos asustarles con la intimidación. No sirve con todos los enemigos, ahora han introducido a unos gigantones con gatlings que necesitan una eliminación cuerpo a cuerpo que dura bastante, con lo que hay que intentar que sean los últimos enemigos en caer.

Entre las novedades con los enemigos, además de estos tipos grandotes, también han introducido a médicos, que pueden revivir a nuestros enemigos, ya sea en áreas de depredador o en pleno combate cuerpo a cuerpo. Van vestidos de blanco y apenas necesitan tiempo para realizar su labor, con lo que serán enemigos muy peligrosos que harán nuestros combates más difíciles de lo que deseamos. También han introducido torretas que pueden detectarnos y que empezarán a dispararnos a la mínima, con una puntería muy acertada y un daño considerable.

Está claro que esta última noche va a ser muy dura para el caballero oscuro. Pero claro, para eso tenemos a los supervillanos, para relajarnos. Sí, Rocksteady vuelve a fallar con los jefes del juego. Mientras que en anteriores entregas los supervillanos solían contar con un patrón que se repetía y que debíamos aprendernos para poder vencerlo, ahora han decidido cambiar el sistema. Batman Arkham HarleyAhora, los supervillanos son persona normales, con lo que una eliminación en modo depredador funcionará tan bien con ellos como con cualquier otro. Y los combates cuerpo a cuerpo se resuelven con un par de golpes o pulsando un botón para realizar una bonita animación en la que lo vencemos. De esta manera, casi ningún jefe será digno de mención, ni siquiera el mismo Espantapájaros se salva de esta tónica de supervillanos extra fáciles. Un punto bastante decepcionante para un juego que cumple básicamente en todo lo demás.

Aunque bueno, también hay otro fallo en la jugabilidad. Más que un fallo, es un error por parte de los desarrolladores. El Batmóvil, el cual conducirlo es una pasada, está metido con calzador. No nos entendáis mal, los combates con el vehículo están bien resueltos, incluso los artilugios que tiene y que nos ayudan con ciertos puzles están bien llevados a cabo. El mayor problema reside en que hay varias misiones secundarias que solo se pueden hacer con el Batmóvil y eso no está bien. El resto de herramientas de Batman sirven para momentos concretos, pero no tienen misiones enteras donde sea lo único que se utiliza. De esta forma rompen la dinámica de variedad de herramientas, ya que en las misiones del vehículo, exclusivamente se usa el vehículo. Además, las misiones de Enigma (Riddler) son carreras de obstáculos tediosas y horrorosas que dudamos que puedan gustar mucho a nadie. Es una parte del juego claramente peor, para utilizar más un vehículo que, sin esas carreras, ya tendría un hueco bien merecido en el juego.

Hay que hacer mención aparte de los nuevos menús radiales que inundan el juego. Ahora, si queremos elegir misión, buscar un desafío o elegir una herramienta, debemos abrir un menú radial que es ligeramente engorroso y que podría haberse solucionado de una manera mejor. Es cierto que ahora los botones que se utilizaban para elegir artilugio en los anteriores juegos de la saga están ocupados, pero no son unos menús cómodos. En breve nos haremos con ellos, pero no son realmente accesibles desde el principio.

Por último en el apartado de la jugabilidad, hay que dar un merecido aplauso a Rocksteady y a Warner Bros. por haber realizado un juego que demuestra una y otra vez que puede hacer lo que quiera. Hay momentos en primera persona, hay momentos de confusión en los que casi parece que estemos en un juego de terror. Hay momentos de investigación y momentos de acción. También hay momentos más pausados para poder pensar e incluso han conseguido meter un sistema de combate dual en el que podemos controlar a dos personajes “a la vez”, de manera acertada. El sistema de “Dual Play” funciona, pero se utiliza poco, aunque siempre es una gozada. Es difícil de describir, pero básicamente se permite una nueva barra de sincronización entre los personajes y cuando se llene (realizando combos y movimientos especiales), podemos cambiar al otro personaje realizando una eliminación dual espectacular que nos dejará muy satisfechos. Se puede cambiar de personaje en cualquier momento, pero estas eliminaciones hacen que el ritmo no decaiga.

Batman Arkham entorno

VA A SER UNA NOCHE MUY LARGA

Una noche muy larga, de más de 30 horas para conseguir el 100 % del juego (que nos desbloqueará el final completo del juego), con la posibilidad de realizar el juego en el modo Nueva Partida +, que nos permite jugar el juego de nuevo con todas las habilidades que hubiésemos desbloqueado. Pero a eso iremos luego. El juego dura mucho, con una cantidad de misiones de historia bastante grande que nos hace pensar más de una vez que el juego va a acabar, pero luego nos quedan dos o tres horas más. Con giros de guion excelentes (desde Areajugones retamos a cualquier jugador que después de jugar las dos primeras horas, no quiera seguir viendo que ocurre en el modo historia) y una puesta en escena siempre espectacular e inteligente.

Pero además de esta larga lista de misiones de historia principal, tenemos una serie de misiones secundarias que nos obligarán a explorar Gotham para poder salvar a gente o encontrar nuevos supervillanos con los que lidiar. Todas las misiones (excepto las carreritas de Enigma) son entretenidas y disfrutables, además de darnos puntos de experiencia suficientes para convertir a nuestro héroe en un ejército de una sola persona. Aunque alguna de las misiones secundarias son especialmente cortas, otras son suficientemente largas como para compensar. En vuestra partida pasará de todo, os encontraréis con muchos enemigos que querrán vuestra muerte y multitud de puzles que harán que os estrujéis un poco la cabeza. Es un juego donde no cabe el aburrimiento porque siempre hay algo para hacer y, sino habéis encontrado las misiones secundarias, ya se encargará el juego de que Alfred haya recibido una transmisión de la radio de la policía para guiaros hacia una de esas misiones alternativas a la campaña principal.

Pero luego está la Nueva Partida +, donde tendremos todo aquello que hayamos desbloqueado o encontrado (lo que incluye los trofeos de Enigma, con lo que se acumulan entre las dos partidas). Pero también cambiarán ciertas cosas. La dificultad aumentará, quitando los indicadores de contrataque de encima de la cabeza de nuestros enemigos y poniendo más maleantes en casi cualquier sitio, con lo que las opciones de morir serán mayores. Pero también cambiarán ciertos aspectos de los acontecimientos, nada tremendo, pero tampoco desdeñable, haciendo que todo sea parecido, pero nunca igual a la partida original. De esta manera se duplican las horas de juego que ya de por si es largo.

En los próximos meses el juego recibirá diferentes DLC con historias de otros personajes que aparecen en el juego (como Harley Quinn o Batgirl). Esta política nos sigue sin gustar, pero no son obligatorios para entender la historia y está ya es muy completa de por si, con lo que solo se harán con ellos aquellas personas muy fans de la saga. Ahora bien, nada les impedía incluirlos en el juego original o hacer que fuesen gratuitos, porque todos sabemos que este juego va a vender copias más que suficientes para ello.

Batman Arkham Batarang

CONCLUSIONES

En las anteriores entregas de la saga Arkham, nos sentíamos como Batman, pero en esta, somos Batman. La inmersión, ya no solo en los escenarios o la historia, sino también en la psique del vigilante de Gotham, hace que empaticemos con el personaje hasta tal punto que nos podríamos considerar él mismo.

No se ha querido hacer spoilers, pero este juego ahonda en la mente de Bruce Wayne de una manera que ningún otro juego ha hecho (y muy pocos cómics se han atrevido). Nos cuentan una historia en ciertos puntos previsible, en ciertos puntos tan sorprendente que nos dejará con la boca abierta. Una historia que tal vez no es la mejor, pero sin duda sí que es la que mejor está contada.

Por su tremenda jugabilidad, sus gráficos sobresalientes y su atención al detalle, Batman Arkham Knight se convierte, por derecho propio, en uno de los mejores juegos de la historia. Tal vez no sorprenda tanto como Batman Arkham City, pero como mínimo está al mismo nivel. Desde aquí, le mandamos una sonora alabanza a Rocksteady y Warner Bros. por haber hecho una obra de arte que complementa y finiquita una historia que comenzó en el asilo de Arkham y que termina mucho más allá de sus muros.


Positivo

  • Una historia genial que está muy bien contada
  • El sistema de combate sigue evolucionando y mejorando
  • El sigilo es sublime con las nuevas eliminaciones por intimidación
  • Experiencia muy cinematográfica
  • Multitud de misiones secundarias, casi todas ellas muy buenas
  • El Dual Play funciona bastante bien
  • Conducir el Batmóvil es divertido
  • Ser Batman es una gozada. Eres poderoso y vulnerable al mismo tiempo

Negativo

  • Algunas misiones del Batmóvil están metidas con calzador
  • Las carreras de Enigma son tediosas
  • Si eres fan de los cómics, sabrás quien es el Caballero de Arkham
  • Casi todas las peleas contra jefes son demasiado sencillas
  • El pase de temporada de 40 euros, es demasiado
9.3

Increíble

Política de puntuación