Colabora

Crítica de Mank: La nueva película de David Fincher apunta a lo mejor del año con un Gary Oldman desatado

Fichas
Noticias
CRÍTICA

Crítica de Mank: La nueva película de David Fincher apunta a lo mejor del año con un Gary Oldman desatado

La película sobre Ciudadano Kane ya está en los cines, y se estrenará en Netflix el próximo 4 de diciembre

Publicado el 0
  • Fecha de estreno: 4/12/2020
  • Género: Drama. Biopic. Metacine
  • Productora: Netflix
  • Distribuidora: Netflix
  • Director: David Fincher
  • Guionista: Jack Fincher

Después de un año complicado para la industria del cine, donde por culpa del coronavirus muchos estrenos se han tenido que retrasar y no hemos podido ver muchas de las películas que estaban programadas para hacernos vibrar en una cartelera que era muy prometedora, las plataformas de streaming se han convertido en todo un refugio para los cinéfilos, y una segunda oportunidad para aquellos que vibramos con el cine. Y en esta difícil tarea entra la que quizá es la película más ambiciosa de Netflix para este convulso año, "Mank", la nueva película de David Fincher, uno de los mayores talentos contemporáneos que se pueden encontrar en el cine.

Después de cuatro años sin estrenar una película (la última fue la genial "Perdida"), el genio del suspense aterriza en la plataforma con la que probablemente sea su trabajo más personal. El guion lo firma su padre, Jack Fincher, quien ya había escrito previamente una historia parecida a la de "El Aviador", aunque finalmente, Martin Scorsese se decidió por otro libreto. Lo curioso es que está película se vendió como la historia de Herman Mankiewicz, el coguionista de la considerada como mejor película de la historia del cine. Si bien es cierto que el escritor es la parte central del film, así como la escritura de la película el hilo conductor de "Mank", Fincher va mucho más allá.

Herman Mankiewicz fue un guionista de encargo. En los años 20/30, la figura del guionista era muy distinta a la de ahora. Los escritores pertenecían a los estudios, y era un trabajo casi mecánico. Producían textos a mansalva y por encargo, y muchas veces ni siquiera figuraban en los créditos, aunque en algunas ocasiones, las piezas eran artísticas. Era una época difícil, después de la Gran Depresión, los estudios tenían que hacer películas que fueran éxitos asegurados, y es por ello que no se arriesgaba mucho, y el guion no era, en muchos casos, lo más importante del producto.

Pero entonces llegó un genio en un momento delicado. RKO, el estudio detrás de "Ciudadano Kane", atravesaba un momento muy complicado. Con el desplome de la Bolsa sufrido en el 1929, la Gran Depresión se cernía sobre un país que estaba en un constante progreso. Los ingresos bajaban y el ocio era la última de las preocupaciones de los ciudadanos. En ese momento, RKO le hace una propuesta a un joven de 24 años muy popular gracias a su carrera teatral y radiofónica, Orson Welles. El estudio le ofrece carta blanca y recursos ilimitados para hacer una película, y Welles confía en Herman Mankiewicz para el guion de la película, pero con un contrato en el que no figuraría el nombre del escritor en los créditos de la película: Orson Welles dirigiría, protagonizaría, y además sería el creador completo de la obra. "Mank" es la historia de cómo un hombre alienado por el sistema de estudios siente la necesidad de pasar a la historia.

La figura del guionista

El guionista, esa figura prácticamente desconocida en el cine. Cuando hablamos de la industria, los nombres más repetidos son los de los actores, directores... incluso productores. Pero es curioso como todo proyecto comienza con un papel en blanco y muchas palabras sobre él mismo. Se nos presenta a Mankiewicz, interpretado por un Gary Oldman, que me atrevo a decir que consigue la mejor actuación de su carrera (y ya es decir) como un hombre desordenado, de moral bastante laxa, pero con un talento innato que es respetado por todos, incluso por los peces gordos.

En "Ciudadano Kane" vemos una parodia de William Hearst, el magnate de la prensa sensacionalista estadounidense, que en ese momento tenía una influencia socio-política en Estados Unidos que ahora sería imposible de cuantificar. Esto no es casualidad, no es que Mank cogiera a Hearst por su gran poderío e influencia, y le criticara por una cuestión moral o por lo que proyectaba. El guionista conocía muy bien al magnate, y en esta película, esa relación es uno de los pilares de la trama. En el Hollywood clásico, lo que vendía eran los actores, y en un escalón menor, los directores, pero los guionistas eran el corazón de la industria y nadie los conocía.

Mank era un hombre desordenado, pero con un talento innato para agradar

Personas como Hearst, Louis Meyer, de Metro Goldwyn Meyer, necesitaban a los escritores, los toleraban, pero no estaban invitados al gran baile. Una relación de conveniencia que tiene una excepción, Mank. Su talento y su capacidad reflexiva provocaban que los de arriba siempre quisieran tener en su equipo a su escritor, que siempre estaba observando, absorbiendo, y posteriormente, arrojando todo lo que había aprendido en el papel. Es el verdadero nacimiento de "Ciudadano Kane". Fincher se podría haber centrado en todas las dificultades que tuvo la película para salir adelante debido a su crítica a Hearst, pero va mucho más allá.

Es toda una reivindicación a los engranajes del sistema, a como en este mundo tan jerarquizado, la voluntad de un hombre 'pequeño' puede hacerse paso entre los gigantes. Es recomendable ver antes "Ciudadano Kane", porque así podemos descubrir hasta qué punto la película estaba trabajada. Toda una vida aprendiendo sobre el cine para después ser capaz de reflexionar sobre el poder de los Mass Media en una sociedad que se creía todo lo que escuchaba en la radio. Una reflexión sobre lo que mueve el mundo, y la necesidad de una hormiga por querer ser la reina, por un día, cueste lo que cueste. Si "Érase una Vez en Hollywood" reflexionaba sobre la industria desde un punto de vista más idealista, Fincher atraviesa paredes y no tiene ningún problema a la hora de embarrarse.

Un Regalo Cinéfilo

Otro de los aspectos mágicos que nos deja "Mank" es la puesta en escena. La película se parece mucho al estilo de Orson Welles en "Ciudadano Kane": muchos claro oscuros que nos presentan a unos personajes con muchos colores e interpretaciones, y un blanco negro muy sobrio, pero con unas luces que simulan los focos de un rodaje, como si fuéramos parte del juego. Hearst podía ser el villano de la película, pero Fincher entiende que el jefe del tinglado no puede ser odiado por todos, porque sino no mandaría lo mismo. Charles Dance nos trae un magnate que nos puede hasta llegar a caer bien, pero que esconde mucho detrás. Una figura que tiene comiendo de la mano a Lou Meyer, que sabe que necesita de su poder para seguir produciendo sus películas en un contexto complicado.

También se pasean por "Mank" algunos de los personajes más pintorescos del Hollywood clásico como Marion Davies, interpretada por una genial Amanda Seyfried que representa esa estrella que se ha acomodado y no siente la necesidad de brillar gracias a un lugar privilegiado como la amante de Hearst. Casi una antítesis de Mank, que después de cerrar el que para él es su mejor trabajo, intenta por todos los medios conseguir que su nombre figure en el guion porque siente la necesidad de dejar su sello en el mundo.

Louis Meyer y William Hearts controlaban buena parte de los Mass Media

Curioso que la película se llevó 9 nominaciones a los premios Oscars de su año, pero se acabó llevando el de mejor guion original compartido, eso sí, con Orson Welles, que es otro, a mi parecer, de los grandes personajes de la película, a pesar de que aparece muy poco. Tom Burke interpreta a la perfección a un hombre inflado por la industria, que a sus 24 años tiene a su disposición todas las herramientas para hacer la película a su manera, algo que algunos directores no consiguen en toda su carrera.

Y la representación del personaje esconde mucho significado. Cuando Orson Welles entra en escena, la cámara utilizada por Fincher me recuerda mucho a las apariciones de Charles Foster Kane, como una equiparación del genio con todo eso que intentaba criticar con esta película. La condescendencia con la que Welles habla a Mank es irritante, teniendo en cuenta su poca experiencia, pero da buena fe de la industria del momento, si eres alguien, si estás aupado por una sociedad deprimida en la que aun puedes vender algunos tickets, tienes ganado el cielo. En definitiva, una espectacular radiografía del sistema de estudios y de esos engranajes que consiguen que todo funcione.

Orson Welles siempre aparece en Mank con un tono amenazante y superlativo

Conclusión

"Mank" es la película más personal de David Fincher. Un viaje, a través de bambalinas, del proceso creativo y casi psicológico por el que transita la mente del guionista hacia encontrar su motivo artístico. Todo esto aliñado por una radiografía perfecta del sistema de estudios, y con un Gary Oldman que desaparece de la película para dar paso a Hermann Mankiewicz, en el que quizá sea el mejor papel de su carrera. Sin lugar a dudas, la película que marcará el año.


Crítica de Mank: La nueva película de David Fincher apunta a lo mejor del año con un Gary Oldman desatado

Puntuación Areajugones:
Sobresaliente
Valorar esta película
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Un viaje, a través de bambalinas, del proceso creativo y casi psicológico por el que transita la mente del guionista hacia encontrar su motivo artístico. Todo esto aliñado por una radiografía perfecta del sistema de estudios, y con un Gary Oldman que desaparece de la película para dar paso a Hermann Mankiewicz, en el que quizá sea el mejor papel de su carrera.

  • Gary Oldman, desatado
  • Un regalo cinéfilo
  • La puesta en escena es brillante
  • Una historia con mucho corazón
  • El verdadero Ciudadano Kane
  • Fincher demuestra un total conocimiento sobre la historia del cine
  • Si no te interesa en exceso el tema, puedes llegar a desconectar
Duración: 132 min.

Política de puntuación

Etiquetado en :

David Fincher Mank Netflix

Redactado por:

Periodista amante del cine. A veces antepongo la forma al fondo... Pero no siempre.