Análisis Digimon Story: Cyber Sleuth – Hacker’s Memory

PlayStation 4 PlayStation Vita
 

¿Quién podría pensar hace unos años que la franquicia Digimon iba a estar tan presente en estos días? Quizás su relevancia no sea ni una ínfima parte la de la franquicia de Game Freak, Pokémon, pero si bien es cierto, Bandai Namco nos está acostumbrando en cierta forma a esperar de forma anual al menos y en consolas, a estos monstruos digitales.

Digimon Story: Cyber Sleuth – Hacker’s Memory, o mejor dicho, la vertiente Cyber Sleuth, es la de corte más enfocada a la historia y trama. Se podría traducir como una mezcolanza de juego de rol japonés tradicional con visual novel, que por otra parte, es muy habitual encontrar títulos de esta índole en el país del sol naciente.
Uno de los principales hándicaps de que Cyber Sleuth y en este caso, el videojuego que tratamos hoy, Hacker’s Memory, es que viene en completo inglés, tanto voces como texto; atrás queda esa fantástica traducción al español de Digimon World: Next Orden, que es la otra arista de los videojuegos de Digimon para las consolas de Sony, PlayStation 4 y PlayStation Vita, donde, predomina más la crianza y -ser amigo de las criaturas digitales- que la propia trama en sí, en esta subsaga denominada “World”.

Pero, como acabamos de mencionar, esta temporada reseñamos la entrega más centrada en la historia y que de hecho transcurre en el mismo mundo y tiempo que su precuela este Digimon Story: Cyber Sleuth – Hacker’s Memory.

Junto a los Digimon, conseguiremos vencer al mal al final

Como antes hemos mencionado, Digimon Story: Cyber Sleuth – Hacker’s Memory centra su mundo y época en la misma etapa que su predecesor, aunque con una historia completamente independiente protagonizada por Keisuke Amazawa.
Este chico se une a una organización de hacker llamada Hudie, para que les ayuden a demostrar su inocencia por un delito de usurpación de identidad dentro del mundo digital por el que fue acusado sin ser culpable de nada. Una vez dentro de este grupo de “ciberdelincuentes” se percatan que hay un mal mayor atenazando a todo el entorno virtual y de todas las formas posibles deberemos combatirlo con la ayuda de los Digimon.

Una de las principales ventajas de que Hacker’s Memory se sitúe en paralelo a Cyber Sleuth, es la posibilidad de jugar a este título sin necesidad de haberlo hecho al anterior, puesto que además de unos cuantos guiños y referencias, no vamos a encontrar mucho más aliciente al haber completado la primera entrega. Eso sí, si realmente interesa el mundo que nos presenta Cyber Sleuth, en Hacker’s Memory sí que vamos a encontrar detalles que enriquecerán el lore de esta saga. De hecho, si al iniciar Digimon Story: Cyber Sleuth – Hacker’s Memory tenemos una partida salvada de Digimon Story: Cyber Sleuth, nos darán una pequeña y “reconocible” recompensa.

Entrando al mundo digital

Mundo Real vs Digital

En Digimon Story: Cyber Sleuth – Hacker’s Memory, y sin que suene banal, nos encontramos ante un juego de rol japonés del montón, y cuando acuñamos ese término, no debe sonar peyorativo, aunque quizás sí que lo sea un poco porque, aunque en esta ocasión lo analizamos en una PlayStation 4 Pro, da la sensación de que es un título desarrollado para PlayStation Vita y posteriormente versionado para su hermana mayor de sobremesa; el desarrollo del JRPG de presupuesto medio, lleva muchos años estancado, desde PlayStation 3 no ha sufrido una verdadera evolución, con gráficos muy anticuados, usando la versión para PlayStation Vita como excusa para no mejorarlos, pobres en diseño de niveles, y siempre, y lo más flagrante, la misma forma de avanzar en la trama mediante escenas propias de una novela visual, que son aquellas en las que se ve el dibujo estilo anime del personaje que está hablando en pantalla, y encima una cajita de texto con su diálogo. Con tantos años como lleva esta generación de consolas en el mercado, ya no es una excusa la falta de evolución en estos aspectos de los juego de rol japoneses tradicionales, que dan la sensación de que estás jugando siempre a lo mismo, aunque con el sistema de combate un poco variado entre entregas o títulos.
Y una de las principales novedades de estos combates aleatorios con sistema de turnos son las batallas de hackers; que, mediante tres personajes en cada bando, nos batiremos en duelo en un juego de tablero donde el objetivo es ocupar el máximo de posiciones para obtener mayor puntuación, y cuando, dos personajes chocan en la misma posición dará lugar a una batalla de un solo turno, donde finalizado este encuentro, cada uno seguirá contando con la misma vida que finalizó el enfrentamiento.

Uno de los aspectos a destacar de este Digimon Story: Cyber Sleuth – Hacker’s Memory, es que a la hora de interactuar con nuestras mascotas digitales, bebe mucho de Digimon Word: Next Order, siendo mucho más abierta la participación con los Digimon mediante el sistema DigiLab que nos permite encontrar muchas opciones de evolución para estos seres dependiendo de sus atributos, en total, 320 criaturas hacen gala en esta entrega. Además dentro del propio DigiLab, encontramos también el Digi-Farm, donde podremos hacer combates online y mejorar las estadísticas y atributos de nuestros simpáticas mascotas.

Como mencionamos a la entrada de esta reseña, que Digimon Story: Cyber Sleuth – Hacker’s Memory venga en completo inglés tanto en voces como en textos, -aunque con la posibilidad de alternarlo con el japonés-, y no incluya el español de ninguna forma, es un completo atraso y algo que destacar de manera negativa puesto que Digimon World: Next Order, sí que incluyó el castellano en los textos, y que quizás, o bueno, sin el quizás, en la rama Cyber Sleuth sea mucho más importante que esté localizado de alguna forma a nuestro idioma, puesto que se se centra mucho más en contarnos una historia que en los propios Digimon. Y que, si el inglés supone una barrera, sin duda no es recomendable jugar a este título.

Conclusión

Digimon Story: Cyber Sleuth – Hacker’s Memory es básicamente el mismo videojuego que su predecesor en cuanto a su prácticamente nula evolución en ningún apartado, y, sobretodo en que se refiere a nivel gráfico, donde la excusa de -también sale para PlayStation Vitaya no basta para justificar que en PlayStation 4, en nuestro caso, en PlayStation 4 Pro, parezca que estamos tratando con un juego de rol japonés de la última hornada para PlayStation 3, y quizás ni eso, porque Persona 5 ha demostrado como se pueden paliar las carencias de potencia gráfica con una buena elección del apartado artístico sin grandes alardes de recursos. Tampoco evoluciona de ninguna forma la manera de contar la trama o avanzar en la historia, que nos encontramos ante la misma tónica, de artworks de los personajes de forma estática y una caja de texto constante, en la que a menudo se hace tedioso y nos echamos las manos a la cabeza cuando entramos en este tipo de escenas. Y por otra parte, escenas, que por supuesto no podemos disfrutar en español, puesto que tanto en texto como en voces llega en completo inglés y japonés.

Y, para no dejar un mal sabor de boca final, lo cierto es que si dejamos todas estas barreras atrás, que ya vienen siendo un mal endémico del juego de rol japonés de presupuesto bajo o medio, y a lo insulsa que es su trama; lo cierto, es que nos encontramos ante un título muy disfrutable y en el que nos podemos pasar muchas horas de diversión evolucionando y combatiendo junto a nuestros Digimon.


Positivo

  • El sistema de crianza y evolución de los Digimon es muy divertido
  • Las partes en las que más se parece a Digimon World: Next Order son las mejores

Negativo

  • Nula evolución respecto al anterior
  • Gráficamente muy pobre para ser en PlayStation 4
  • En completo inglés
7

Bueno

Política de puntuación

SEGA does what Nintendon't