Análisis Pro Evolution Soccer 2017

PC PlayStation 3 PlayStation 4 Xbox 360 Xbox One
 

Nos hemos cansado de escuchar cada año por unas fechas muy similares a estas que la saga de fútbol de Konami ha vuelto a renacer de sus cenizas, en aquellos tiempos de Pro Evolution Soccer 6 donde estaba Adriano en el Inter de Milán en portada; aquel jugador que maravillaba al mundo con una potencia inusitada, similar a lo que era la franquicia PES en la época. Y siguiendo con los símiles de Adriano; este Pro Evolution Soccer 2017 parece muy vistoso en un principio, pero al final acaba siendo un tío vulgar que vive en las Favelas de Río de Janeiro.

Konami ahora se dedica más a otros menesteres que a la industria del videojuego, prueba de ello es que en el horizonte podemos vislumbra Metal Gear Survive, perdonen que me ría y poco más. Aunque a tenor de la situación de la compañía nipona, Pro Evolution Soccer 2017 parece que sigue una senda distinta, al menos desde un principio la pretensión es la de volver a colarse en millones de hogares y ganar un partido a la franquicia FIFA que ya va perdiendo por goleada.

Con el acuerdo alcanzado con el Fútbol Club Barcelona para que sea portada y eje principal del juego quizás la pretensión del PES Team era alcanzar a más público, pero al jugador que no sea seguidor del equipo de Leo Messi a veces le va a parecer que está en el videojuego oficial del club blaugrana que de un Pro Evolution Soccer al uso.

pes2017-fcb-enter-02_1469527658

Los “feelings” en el terreno de juego

Si en algo ha destacado la mayoría de temporadas la franquicia PES en sobretodo en lo divertido que es, puedes juntar a varios colegas y echar varias horas de juego fácil, sobretodo porque es un título que se centra en ser más arcade que simulador. Buena prueba de ello es que difícilmente veas un marcador final que no sea abultado, situaciones que no se suelen dar en un encuentro real.

Desde que suena el pitido inicial y pasamos el balón a nuestro compañero para comenzar el partido, nos da la sensación de que el balón “pesa poco”, como si fuese la típica pelota de playa de Nivea, no se trata de un aspecto del todo negativo ya que parece ser la física que ha querido implantar el PES Team y que además el juego resuelve bastante bien, aunque normalmente da la sensación de que al pasar, la pelota en un principio sale disparada y luego a medio camino decelera de forma drástica. Los pases y centros en largo normalmente suelen salir bombeados, en primera instancia suben mucho hacia arriba y luego bajan de forma brusca, excepto si golpeamos el balón a portería con un jugador top, y no hablamos de un Cristiano Ronaldo. Jugadores como Paul Pogba, Gonzalo Higuaín o Alexis Sánchez, por nombrar tres grandes jugadores pero que están en un escalafón distinto, son realmente eficaces a la hora de disparar a portería, la mayoria de ocasiones que efectuemos un chut más o menos desde unos 5 metros del borde del área en adelante se materializará en gol. Quizás como antes hemos comentado está realizado a propósito para que el efecto arcade tenga mucho más sentido, pero no merece demasiado la pena enlazar jugadas cuando estamos alcanzando la meta rival porque lo sencillo y efectivo es disparar porque las posibilidades de vencer al arquero son realmente altas.

Y es que, aunque los porteros sí que se sienten muy mejorados respecto a Pro Evolution Soccer 2016 sobretodo, parece que en momentos puntuales tienen lagunas mentales y se han olvidado de que están disputando un partido. Y ya no nos vamos a centrar en lo típico de que con sólo irte un poco hacia el lado el portero se queda vencido, porque eso lo llevamos pidiendo décadas y nunca se mejora a pesar de la insistencia de los desarrolladores año tras año en decirnos que ya sí. Nos hemos encontrado ocasiones en la que cualquier portero parece la mejor versión de Íker Casillas, como el paradón que le hizo a Perotti en el Sánchez Pizjuán, con el Casillas del Oporto, que tiene muchas intervenciones desafortunadas. Éste contraste hace que los porteros la mayoría de veces nos lleguen a sacar de nuestras “casillas”. Por un lado por ser demasiado efectivos, cuando es el portero rival y fallamos ocasiones incompresibles y sobretodo cuando sin venir a cuento nos hacen un gol porque el portero no tenía ganas de tirarse a ras de césped y ensuciarse el traje.

El resto de demarcaciones en el rectángulo de juego están mucho más logradas, la inteligencia artificial de nuestros compañeros está realmente bien, hay apoyos constantes para conseguir enlazar jugadas, buenos repliegues cuando el rival nos está atacando y poder cerrar espacios de una forma eficaz. Sobretodo si conseguimos adaptarnos al cambio de órdenes en mitad de partido gracias a la cruceta. Podemos pedir a nuestro equipo que se abra más a la banda y así los jugadores de ataque se pegan a la linea de cal para jugar al centro al área o posibles internadas desde banda, hasta pedir jugar a lo Mourinho y plantar una defensa férrea para luego contraatacar de manera rápida. Es precísamente en las transiciones rápidas donde a veces los delanteros no se desmarcan como deberían para realizar un pase en profundidad, suelen quedarse estáticos en la zona de ataque sin ofrecer el hueco donde mandar el esférico.

2017-ucl-arsenal_v_leverkusen_1472574775Lo que sí ha mejorado mucho es el Player@ID, osea que los jugadores top hagan movimientos idénticos a sus homónimos de carne y hueso. Es por ello que cuando controlemos a Messi, Ibrahimovic, Bale y muchos jugadores de alto nivel, sentiremos que estamos viéndolos realmente en un partido de Champions cualquiera, puesto que se mueven y actúan de igual menanera.

Es precísamente en Champions League, aunque de forma más concreta en competiciones UEFA donde radica el poder de Pro Evolution Soccer 2017, y es que la máxima competición Europea está implementada de manera fidedigna dentro del título, podemos encontrar la máxima competición continental, la Champions League, así como la Europa League. Donde cada vez que iniciemos un torneo o una competición nos hará sentir como si desde un principio que suena la música de la Champions como si estuviéramos viviendo una transmisión de televisión a través de Canal Plus.




Es cierto que el PES Team se ha reforzado con licencias de varios clubes importantes, pero también ha perdido otras muchas de igual o superior valor, y es intolerable a día de hoy y más teniendo como principal rival al juego de EA Sports, FIFA, que se permitan el “lujo” de perder licencias tanto de clubes como de jugadores de manera exponencial. Algunos pueden tachar este hecho de irrelevante a la hora de disfrutar del título, y puede que estén en lo cierto, pero hay que exigir que si quieres estar en la élite te codees con la élite. Porque las pretensiones de Pro Evolution Soccer 2017 son ni más ni menos que las de competir de igual a igual con FIFA, pero el método no es intentar copiarle, sino, innovar.

Y aunque las comparaciones sean odiosas, en términos de apartado online no hay color. Pro Evolution Soccer 2017 es una aberración en su modo multijugador a través de internet. Y lo hemos probado durante más de dos docenas de horas una vez el juego está en la calle. El matchmaking a la hora de emparejarte con un rival se hace eterno, y cuando decimos eterno estamos hablando de que podemos ir a hacernos un sándwich, comérnoslo y ya si eso habrá empezado el partido. Pero todo el tédio no acaba aquí. Cuando ya estemos dentro contra un rival al otro lado de la red, todo lo que antes habíamos explicado que se hace divertido de jugar, ahora es todo lo contrario. Jugadores que tardan en reaccionar, ralentizaciones constantes, pases que por culpa de los servidores no llegan a su objetivo. No se puede calificar de otra manera que de DESASTRE, así con mayúsculas. Y hablando mal y pronto, no estamos jugando con una conexión “tercermundista” está probado por jugadores con fibra óptica simétrica de 300mb. Y un buen modo online y sobretodo servidores estables es lo que necesita Pro Evolution Soccer 2017 si quiere dar el salto definitivo con su modo basado en micropagos como es MyClub, el Ultiamate Team del juego de Konami.

pes2017-ucl-fcb-v-ars_messi-vaselina_1469527658La variedad de modos de juego en PES2017 la podíamos calificar como insuficiente, ya desde los menús nos encontramos un apartado poco trabajado en el aspecto gráfico, bueno, más que poco trabajado se puede hablar de conformista, y cuando navegamos a través de ellos mirando las opciones no hace más que ratificar nuestras impresiones iniciales.

La “chicha” de Pro Evolution Soccer 2017 podemos decir que radica sobretodo en los modos Liga Master y Myclub que vamos a proceder a detallar.

Las nuevas características y mejoras de la Liga Master y MyClub

Numerosos cambios en el sistema de traspasos, donde habrá una clara diferencia entre sueldos y presupuesto para fichajes, así como la posibilidad de ejecutar una cesión con opción a compra, es decir, si nos ceden a un jugador para nuestro equipo 6 meses, una vez expirado el tiempo podemos hacer efectiva la opción de vincular el jugador a nuestro club de manera total cumpliendo el acuerdo que previamente firmamos.

En el último día de fichajes, el tiempo transucurrirá hora tras hora para poder realizar esas compras y ventas de jugadores en el último minuto, donde los directores ahora formarán un papel principal a la hora de convencer jugadores de elegir su destino.

Los jugadores como siempre podrán seguir mejorando a través de partidos y entrenamientos, a diferencia de los anteriores PES, también podrán adquirir nuevas habilidades incluso mientras estén cedidos a otros clubes.Los partidos de día y de noche se adaptan en función de la estación del año, teniendo en cuenta el arranque de la temporada en la vida real.Una nueva característica en el modo MyClub es que ahora será más fácil poder adquirir el jugador que deseemos.

Por otro lado en estos modos de juego, nos llenan de tutoriales que resultan estresantes por no poder saltarlos diréctamente y descubrir por nosotros mismos los entresijos de este modo. Tanta explicación puede resultar una barrera a la hora de entrar en ellos.




pes2017-e3-first_touch_1465906729Apartado Técnico

Quizás que recalquen tanto el uso del Fox Engine es para que parezca de un modo u otro que Hideo Kojima tiene o tenía implicación el proyecto, porque desde el primer PES que hizo uso de Fox Engine, era la época en la que el creativo japonés “metía el hocico” en todos los proyectos firmados por Konami. Pero más allá de este apunte, lo cierto es que cuando iniciamos un partido parece que nos encontramos ante un juego de finales de la época de PlayStation 3. Se nota el ambiente con poca viveza, los comentaristas no ayudan, aunque hablaremos un poco más adelante de ellos y en general el terreno de juego desluce.

En distacias cortas y sobretodo gracias al modo repetición podemos apreciar mejor el trabajo, el esférico y el césped parecen reales, las caras y cuerpos de los jugadores están realmente logrados, el movimiento y desgaste de la ropa está muy bien recreado, pero sólo eso, podemos apreciarlo realmente en el modo repetición, y es una pena que Konami, o en este caso el PES Team no hayan hecho grandes esfuerzos en que todo este nivel de detalle se aprecie cuando estamos en el fragor de la batalla.

Realmente no hay mucho más que comentar en este aspecto de Pro Evolution Soccer 2017 que no hayamos hecho ya en el de la jugabilidad, pero es una pena que con el esfuerzo que han puesto en los detalles y en animaciones, sea sólo en las distancias cortas donde realmente se ve el gran trabajo realizado.

PES 2017 - FC Barcelona - FacesPor otra parte, PES2017 cuenta con algunos temas reconocidos en su banda sonora como: Skrillex & Diplo con Justin Bieber y su gran éxito Where Are U Now o Ellie Goulding con On My Mind. Pero a pesar de contar con un buen elenco de artistas, al final desluce que sean menos de un centenar de temas los que componen su banda sonora y cuando llevemos unas horas de juego estaremos hartos de escuchar lo mismo una y otra vez.

Y ahora viene la guinda del pastel. A priori si juntamos a Carlos Martínez y Julio Maldonado “Maldini” comentaristas de Canal+ debería quedarnos un repertorio y una narración de juego sublime, pero nada más lejos de la realidad. Comentarios que se repiten una y otra vez. Luego de una frase de emoción parece que el nombre del jugador lo dice un robot, por ejemplo: “Vaya golaaaaaaazo por la escuadra, menudo chut de. (Cristiano Ronaldo).” Seguro que podéis imaginar a lo que nos referimos. Contando con dos de los mejores narradores de partidos de fútbol en España el trabajo se podría haber realizado muchísimo mejor para conseguir hacernos sentir la emoción de un partido real.

Conclusión

Pro Evolution Soccer 2017 no es ese juego que te va a hacer encender la consola un día tras otro para echar unas partidas. Es más un título de momentos puntuales para pasar un buen rato con los amigos y puede que con que ese propósito no te haga falta más que bajar la demo e invertir tu dinero en otros menesteres.

El apartado online que debería ser el pilar de cualquier juego deportivo y casi de cualquier género en la actualidad es todo un despropósito y hablamos en las primeras fechas desde que el título está en tiendas, es posible que con el paso del tiempo se arregle, pero ahora mismo, es lo que es, injugable.

Siempre sabe mal tener que valorar de forma negativa a Pro Evolution Soccer, pero estamos cansados de oír cada año lo de que es el mejor Pro Evolution Soccer desde la época de PlayStation 2. Y puede que sea cierto, pero que sea el mejor desde entonces no quiere decir que sea un título excelente ni mucho menos. Toda la vida hemos sido jugadores de Pro Evolution Soccer o International Super Star Soccer Deluxe e incluso perdonábamos el manejar a Roberto Larcos, pero hoy día es intolerable que un título llegue con tan pocas licencias y más teniendo en cuenta cual es su principal competidor.




Pro Evolution Soccer 2017 se queda muy lejos de lo que pretende hacernos creer que es, y aunque no guste hablar de precios de los juegos habría resultado mucho mejor y digno haber seguido con el precio reducido de anteriores temporadas.


Positivo

  • Las licencias de la UEFA te hacen vivir de forma emotiva sus competiciones
  • Los modos multijugador local son realmente divertidos
  • Gran recreación de movimientos y estética de los mejores jugadores

Negativo

  • El juego en red es nefasto, mucho tiempo para encontrar partidos, mala respuesta de los jugadores, lag, desconexiones
  • Que los grandes clubes y jugadores al menos no estén licenciados es imperdonable
  • Los mismos modos de juego de siempre
  • Los pases por alto y los remates a puerta son demasiado efectivos
5

Aceptable

Política de puntuación

SEGA does what Nintendon't