Análisis Rodea the Sky Soldier

Wii U
 

Cada día son más las compañías que apuestan por las consolas de Nintendo para aproximarse al público objetivo de esta compañía. Desde sus inicios, la Gran N alberga uno de los espectros de jugadores más amplios, y desde la llegada de Wii, esto sólo fue en aumento. Gracias las posibilidades que esto abre a la hora de difusión de un videojuego, sumado al importantísimo detalle de que en la gran mayoría de hogares hay una consola de la compañía, el estudio Prope, dirigido por Yuji Naka (creador de Sonic), nos trae su nueva aventura, Rodea the Sky Soldier, una mezcla entre el género de acción, el de aventura y con un ligero sabor a shooter que hará las delicias del público joven, pero pudiendo ser plenamente disfrutado por los adultos.

Como os comentábamos antes, la idea de Yuji Naka al traer este juego al mercado era, sin duda, llegar al mayor número de jugadores posibles. Esto lo podemos ver en la elección de la compañía nipona para su gran labor, y en la distribución del juego para las dos consolas que ésta posee, tanto Wii U como Nintendo 3DS. Aunque debemos recordar que el juego estaba propuesto para la anterior generación de consolas, pudiendo ser este atraso uno de sus principales errores. Desde la redacción de Areajugones hemos tenido la oportunidad de disfrutar de forma adelantada la edición de Nintendo 3DS y de Wii U, y en un completo análisis os expondremos nuestra opinión de este singular título.

Rodea-The-Sky-Soldier

La salvación de Garuda está en tu mano

Rodea nos introduce dentro de un universo imaginario con diseño basado en la animación japonesa, que mezcla el más puro estilo Steampunk con toques de sociedad postmoderna, en el que una terrible amenaza se despliega sobre una ciudad que el juego tilda de sagrada. Aunque de esta definición seguramente todos los aspectos los hayamos visto en uno u otro juego, incluso puede que todos al mismo tiempo en algún título previo, Rodea the Sky Soldier tiene algo que lo hace brillar con luz propia y diferenciarse de los demás. Se trata de un juego que intenta salirse de los clichés creados por el medio audiovisual y, aunque no siempre lo consigue, durante la mayor parte de la aventura nos ofrece una experiencia única e innovadora; con sus limitaciones, pero disfrutable de principio a fin.

rodea_sky_soldier_main_characterNuestra aventura comienza cuando nos ponemos a manejar los hilos de Rodea, un robot al que se le ha encomendado una misión muy clara: salvar la ciudad de Garuda. Sin embargo, no todo es tan sencillo, y como os adelantábamos, el juego trata de romper los clichés mostrándonos un protagonista que, a pesar de ser un robot, tiene corazón humano y una memoria desvirtuada a la que tendremos que ir sumando piezas para poder entender cómo llegó a este inicio, mostrándonos una realidad en la que nada es lo que parecía en un principio. Un personaje completo, dinámico y redondo que nos permitirá ver la evolución de su carácter a partir de su conocimiento propio.

Rodea-Sky-Soldier-artA nuestro carismático personaje, el cual destilará un humor muy particular y un sentido de la moralidad bastante dudoso en ciertas ocasiones, se nos sumará nuestra fiel ayudante Ion, habitante nativa de Garuda y encargada de repararnos cuando suframos daños, así como de mejorar nuestras habilidades con sus capacidades técnicas y de sacarnos de nuestras casillas con sus comentarios absurdos y repetitivos durante las horas de juego (si tenéis la oportunidad de jugarlo, raro será que no se os quede grabada la frase “Rodea, over there!” a fuego en vuestra memoria). Aunque a veces sea bastante repelente, Ion demostrará tener todo lo necesario en una compañera de aventuras: un carisma fuerte, ganas por salvar el mundo, continúas posibilidades de ser atacada por el enemigo y una serie de valores que inculcar a nuestro robótico amigo.

A este elenco de personajes principales debemos sumar el ejército de robots que trata de destruir Garuda con sus propias manos y por razones que si avanzamos en la historia, no nos parecerán tan descabelladas, ganándose así Rodea the Sky Soldier un gran punto donde otras epopeyas fallan estrepitosamente. Estos antagonistas serán los encargados de entretejer la trama gracias a sus derrotas ante nuestro mecánico personaje, ya que mostrarán el pasado de Rodea explicándonos dónde nace el afán por salvar la tierra sagrada, qué crueldades hizo con anterioridad y dándole toda una gama de grises y negros al protagonista que hacen que la trama del juego sea aceptable y uno de los mejores apartados que nos ofrece el juego.

rodea the sky soldier

Tanto por su complejidad argumental una vez avanzamos en la trama, como por sus salidas de tono al más puro estilo de las comedias absurdas, la historia de Rodea the Sky Soldier es una aventura que disfrutarán y enseñará grandes cosas a los más jóvenes de la casa y que será disfrutada plenamente por gente más madura, explicando así la necesidad del estudio de llegar a un registro tan amplio de jugadores. Puede que otros aspectos del juego echen para atrás a algunas personas, pero la historia enganchará a otros tantos, pudiendo decir que es el aspecto más pulido junto al guion que la acompaña.

La importancia del buen uso de la plataforma

En un juego de estas características, la jugabilidad debe brillar, ser única, diferente y acomodarse a la perfección a los controles. En este aspecto Rodea The Sky Soldier diferencia en cierta medida las versiones de Nintendo 3DS y Wii U. Nosotros daremos nuestra opinión respecto de la versión portátil, a la cual hemos dedicado más tiempo de juego, y posteriormente compararemos esos hechos con los disfrutados en la versión de sobremesa.

Nintendo 3DS

Respecto al tema de la originalidad en la forma de jugar, el objeto de nuestro análisis se lleva, sin duda alguna, una buena nota. Nunca habíamos visto un juego de aventuras controlado a partir de selección de objetivos para trasladarnos de un punto a otro y en el que rara vez pisaremos el suelo más allá de servirnos para coger impulso. Una vez iniciemos el salto al comienzo de la fase, el juego pone a nuestra disposición toda clase de salientes, objetos y demás artefactos para que no pisemos el suelo y el soldado aéreo se desenvuelva en maniobras de vuelo que dejen a los enemigos indefensos ante nuestros ataques.

La idea está realmente bien pensada, y crea una sensación muy satisfactoria una vez se controla, pero hasta llegado ese punto el juego se convierte en una aventura de un personaje patoso, que no deja de hacer movimientos que causan más risa que acción y que no genera satisfacción a su controlador en ningún momento. Por esta mala implementación de los controles en Nintendo 3DS, muchos serán los jugadores que tras una o dos horas de juego se den por vencidos en proseguir con la aventura, a lo que tenemos que sumar el inicio lento del punto álgido de la trama, lo cual desconectará a muchos e impedirá que más de uno le dé la oportunidad que merece.

rodea the sky soldier 1531

Si tenemos que definir la jugabilidad de Rodea the Sky Soldier de forma muy breve, la palabra desaprovechada sería una de las primeras en aparecer en nuestra mente. Desde haber implementado la posibilidad de usar el giroscopio de la consola, hasta la inclusión del stick adicional que ofrece el botón deslizante pro, o simplemente haber creado los controles aprovechando la versatilidad de la pantalla táctil de la consola; hubieran conseguido una sensación mucho más satisfactoria y sencilla de jugar, así como librarse de uno de los mayores lastres del juego: la cámara.

La cámara merece una mención aparte en este análisis por tratarse del punto que acaba por echar por tierra todas las buenas intenciones que tenía este formato de jugabilidad. En la edición portátil, raro será el momento en el que no nos quedemos atascados contra una pared, o techo, por culpa de no poder controlar esta herramienta, fundamental en una aventura y más si el control es aéreo. Con un movimiento totalmente impreciso desde los gatillos L y R, en el que los giros son de prácticamente 90 grados con cada toque, y en el que mucha veces cuando fijamos objetivo, la cámara nos cambiará completamente la orientación de lo que estamos viendo, la jugabilidad de Rodea the Sky Soldier es uno de los mayores puntos negativos del título, siendo una verdadera lástima, ya que si se hubiera implementado bien, sería una de sus mejores virtudes.

Wii U

Tras haber podido disfrutar de Rodea the Sky Soldier tanto en Nintendo 3DS como en Wii U, desde la redacción podemos asegurar que la versión de sobremesa supera holgadamente a la versión portátil.

Aunque los cambios no sean demasiado grandes ya que una es prácticamente un port de la otra, las posibilidades nativas de las consolas, si éstas son aprovechadas, pueden marcar la diferencia. Éste es caso de la versión de Wii U, que gracias a la incorporación de un nuevo stick en nuestra mano derecha, la cámara pasa a ser manejable, permitiéndonos un control mucho más eficaz de nuestro vuelo por los mapeados. La inclusión de este nuevo control podría haberse incluido sin problema en la versión portátil, porque ahora que hemos podido jugar la edición que lo contiene podemos decir que es piedra angular de la jugabilidad que quería crear Yuji Naka: veloz, vertiginosa y muy fluida; y en la versión de sobremesa este aspecto está conseguido.

Además, de esta gran mejora hemos podido notar la implementación de mejores físicas de movimiento y salto, lo cual crea junto a lo ya nombrado, una sensación de manejo mucho más fiel, divertida y sobre todo más gratificante a los mandos. Jugar Rodea the Sky Soldier en la edición de Wii U premia al jugador que lo hace de la forma más correcta e imaginativa con planos más impactantes, mayor sensación de velocidad y una jugabilidad más fluida. Sin duda, una mejor que le hace recuperar los puntos perdidos por su versión portátil.

Rodea The Sky Soldier 6

La belleza de la animación japonesa ahora en Nintendo

Como ha ocurrido en el apartado anterior, el apartado artístico tendremos que analizarlo en dos grandes bloques que diferencien la versión de Nintendo 3DS y la de Wii U. Comenzaremos hablando de la visión global del título focalizando en los aspectos de la portátil, y dedicaremos un apartado a continuación hablando de las diferencias que propone la consola de sobremesa.

Nintendo 3DS

Para analizar el apartado debemos seccionarlo en varias partes. Para empezar, hablando del aparado gráfico, focalizaremos el análisis en la parte visual durante la parte jugable y por otro lado, en la parte más puramente narrativa. Y en el otro lado del arte, en el apartado sonoro, hablaremos de forma separada de la parte melódica y de forma diferenciada trataremos el doblaje y los efectos sonoros.

Empezaremos hablando del apartado narrativo, de las escenas cinemáticas y los diálogos externos a la jugabilidad. En esta sección el juego luce de forma espléndida, con una estética manga muy trabajada, unas animaciones que superan con creces a los potenciales competidores y unos diseños de personajes que rezuman personalidad propia y les dan vida más allá del diálogo. Una paleta de colores muy bien implementada, unida al carisma que tienen todos los personajes, protagonistas y antagonistas, realzan el apartado estético de Rodea the Sky Soldier, y además se unen a un diseño de fondos muy bien creado, formando una composición creativa al nivel de juegos con producciones de alto nivel económico.

Rodea the sky soldier 1415153

En contraposición a esta espléndida puesta en escena que os hemos comentado, encontramos la aparición de una creación de escenarios y personajes en la parte jugable que dejan mucho que desear. Aunque por una parte debemos alabar la cantidad de elementos cargados al mismo tiempo en pantalla, con niveles enormes entre pantalla de carga y cinemáticas, por otro lado el juego se ha visto obligado a reducir su resolución de forma drástica, además de que el diseño de todo lo visto en la pantalla es simplista y sin nada que los identifique dentro del elenco completo del imaginario del género en el que se sitúa.

Si centramos la atención en el apartado sonoro, nos encontramos primeramente una serie de doblaje realmente buena. El juego nos da la opción de elegir las voces tanto en japonés como en inglés, y las posibilidades de ambos son grandes. Las voces japonesas están llenas de carisma, en especial las de los personajes protagonistas; y en la versión inglesa, la de nuestra compañera cuenta con unos rasgos idénticos a su correspondiente a la versión nipona, sin embargo la de Rodea pierde cierto encanto ya que no encontramos el detalle que hace de esa voz algo especial, que es ese eco metálico que lo caracteriza como robot en el doblaje japonés. En nuestro caso, preferimos la versión japonesa aunque durante todo el análisis hemos utilizado la inglesa por necesidad, ya que gran parte de los diálogos los encontraremos en momentos jugables, y si queremos entender la historia al completo, tendremos que prestar atención al audio, ya que no tenemos tiempo de leer lo que ocurre en la pantalla inferior.

Respecto a la parte sonora plena, hablando de la las melodías creadas para el título y los efectos sonoros incluidos en el cartucho, debemos decir que Rodea the Sky Soldier pasa sin pena ni gloria entre el montón de juegos del género. La banda sonora es simplista y poco profunda, aunque la variedad es bastante amplia según el nivel y los menús; y los efectos sonoros no están del todo mal, casando con los movimientos en pantalla, pero tampoco gozan de un realismo extremo ni resaltan por algún detalle en especial.

Rodea sky soldier 256

En definitiva, todo lo que entra por nuestros oídos es aceptable, disfrutable jugándolo con auriculares, pero no destacando en especial dentro de la gran cantidad de videojuegos que se crean a día de hoy. Podrían mejorarse varios de sus aspectos, pero tampoco nos chirriará en nuestros sentidos, y todo está bien ligado a las acciones del juego. Una lástima que no encontremos un doblaje en Español (ni traducción en el subtitulado) en el título que nos facilitase el trabajo, y que se nos induzca a usar la versión inglesa de esta para poder jugar cómodamente las partes de acción con diálogo.

Wii U

Si en el apartado jugable alabábamos la versión de Wii U respecto la que nos ofrece Nintendo 3DS, hablando del apartado artístico la diferencia no es tan notable, o al menos no tanto como podría serlo.

Comenzando con el apartado sonoro, encontramos exactamente los mismos archivos de audio que en la versión portátil, por lo que no tenemos nada más que añadir. En cambio, si hay una variación sustancial en un aspecto que transforma de forma tangencial la apreciación de este apartado sonoro, y es la aparición de los subtítulos en la pantalla superior y en el modo Off TV que nos permite la edición de Wii U, por lo que tendremos más libertad de elegir la versión de audio que más nos apetezca en cada momento.

En el apartado gráfico el juego varía en cuanto a la versión portátil del mismo, pero el cambio, aunque es notable a la vista, no es tanto como se esperaría de un título de consola de nueva generación. Rodea the Sky Soldier estuvo programado para su lanzamiento en Wii, consola de anterior generación de Nintendo, y los gráficos que han salido en el producto final podrían haberse corrido sin ningún tipo de problema en aquella consola, pareciendo entonces del montón y resultando bastante deficientes hablando de la potencia de Wii U. Que el juego no haya explotado las posibilidades de la nueva consola tras su retraso de lanzamiento es uno de los errores más graves que tendrá que pagar ante crítica y usuarios, siendo una tara considerable después de conseguir un movimiento fluido en la versión de Wii, similar a la que encontramos en los juegos clásicos de Sonic en tres dimensiones, claras influencias.

Rodea the sky soldier 164

Una historia tan larga como su peso de descarga

Una de las principales dudas que tienen los seguidores de Rodea the Sky Soldier es la duración del título, y si esas horas de juego son plenas y llenas de contenido. Podemos resumir la cantidad de contenido que ofrece el juego con la cantidad de bloques que este requiere en la memoria, superando con creces los 11.000 bloques en nuestras Nintendo 3DS y más de 3.5GB en Wii U, una cantidad exagerada de memoria comparada con cualquiera de los títulos que dispone la Nintendo eShop. Un título que nos obliga a borrar prácticamente todos los datos de nuestro dispositivo en caso de la versión portátil, debe contener por fuerza una cantidad de material fuera de lo normal pero, ¿es así el caso de nuestra robótica aventura?

El juego cuenta con 25 niveles de más de media hora de duración media, con una cantidad tremenda de enemigos, coleccionables y zonas secretas que explorar. Además, la rejugabilidad será totalmente necesaria para acceder a todo el material que nos ofrece el juego, tanto para obtener todas las medallas ocultas, los materiales conseguidos en combates secretos y las zonas bonus escondidas en las partes más recónditas de los enormes escenarios. Aunque si dedicamos a cada nivel el mínimo tiempo posible, completaríamos el juego alrededor de unas 15 horas, si queremos mejorar a nuestro soldado al máximo así como poder disfrutar de todos los modos extras, deberemos completar cada nivel varias veces y recorriendo todo el mapeado en detalle, lo cual nos llevará fácilmente 30 horas.

La cantidad de mejoras y habilidades que puede incluir nuestro personaje, las galerías de arte desbloqueables y los modos de juego que conseguiremos por completar todo el juego con una colección bastante amplia, son uno de los principales reclamos de Rodea the Sky Soldier. Todo esto, sumado a los escenarios y enemigos puestos en escena explica el porqué de esa cantidad de memoria necesaria para albergar el título, y además justifican con jugabilidad el problema de tener que desinstalar el resto de material en nuestra consola.

rodea

CONCLUSIONES

Rodea the Sky Soldier es una decente opción para todo tipo de jugadores, quienes encontrarán en la historia de salvación de Garuda una epopeya que centra su atención en el apartado artístico y narrativo. Con una jugabilidad basada en una muy buena idea pero que no se ha pulido lo suficiente, en especial en la versión de Nintendo 3DS, el título de aventuras del creador de títulos de Sonic podría ser uno de los juegos indispensables de la consola, pero que no ha llegado a ese objetivo.

Siendo un claro ejemplo de como las posibilidades de una consola pueden ser la gloria o la ruina de un videojuego, Rodea the Sky Soldier presenta unos personajes carismáticos, con una serie de desventuras bien entretejidas y una cantidad de material enorme que llama continuamente a su rejugabilidad, consiguiendo horas y horas de diversión, una vez sobrepasamos las taras de su jugabilidad con nuestra pericia en el burdo sistema de control.

Habiendo tenido acceso tanto la versión de Nintendo 3DS como a la de Wii U, podemos afirmar que la experiencia es prácticamente la misma a pesar de que el apartado gráfico de la consola de sobremesa sea superior en texturas y resolución, pero también demuestra de forma más directa que el juego ha salido en una generación de consolas más tarde de la que debiera. Teniendo oportunidad de decantarnos por una u otra, deberemos sopesar si la mejora del joystick extra que propone Wii U mejorando la jugabilidad de manera notoria es suficiente para combatir las posibilidades que ofrece poder jugar donde sea con la versión portátil.


Positivo

  • Historia muy elaborada y original
  • Estética manga muy atrayente
  • Idea de jugabilidad muy innovadora
  • Personajes carismáticos y bien desarrollados
  • Mantiene la esencia de Sonic en Wii U
  • Larga duración y material extra
  • Buen sistema de desarrollo de habilidades

Negativo

  • Las mecánicas no han sido pulidas
  • Mala sensación en los controles
  • La cámara es un lastre para todo el juego
  • Los gráficos se mantienen de la versión de Wii
  • Todas las ideas se podrían explotar más
6.8

Jugable

Ver. Wii U - 7.4
Ver. Nintendo 3DS - 6.2

Política de puntuación